" cinódromo: Iron Man 2/ Jon Favreau/ Estados Unidos 2010

miércoles, 13 de octubre de 2010

Iron Man 2/ Jon Favreau/ Estados Unidos 2010


Aquí los actos públicos ante periodistas y sociedad en los que hay que presentar nuevas proezas tecnológicas, bien de Iron Man,  bien de su competidor y rival de la empresa Hammer, ayudado por un ruso (interpretado por un cada vez mejor actor Mickey Rourke) resentido y con ganas de venganza, son un show en sí mismas. ¡Viva el espectáculo! Y si se le añade una potente música de AC DC, la cosa se vuelve más energética, como debe ser, como lo es el propio Iron man.

Los dos protas: -Robert Downey jr y Mickey Rourke- están simpáticos, cada uno a su estilo, y el sentido del humor es una constante a lo largo de las dos horas de duración. Por su parte, las dos chicas: -Gwyneth Paltrow y Scarlett Johansson- salen preciosas y muy deseables: Iron Man tendría que estar contento no sólo de su indestructible armadura sino de los dos monumentos que lo acompañan frecuentemente; no me extraña que anduviese tan emocionado cada vez que aparecía. Su personaje, Tony Stark, se muestra como un hombre endiosado, salvador de la patria, presumido y bastante sobrado: sabe cuales son sus “armas” y eso le da fuerza. Cree en su valor moral y actúa convencido de hacer lo mejor: es como un Mesías, un salvador, un icono en el que fijarse y al que adorar, y a Stark le gusta esa admiración que causa, casi veneración, ya que es un vanidoso. En resumidas cuentas: Iron Man no deja de ser imperfecto, pero a todo el mundo le parece gustar su imperfección porque no es tóxica ni destructiva, por lo menos de lo que se considera bueno o dentro de un orden establecido y aceptado, aunque sí sea destructivo con el que no encaja dentro y quiere cambiarlo todo en una especie de revolución de la iniquidad.



Scarlett Johansson no sólo sale atractiva sino guerrera. En alguna que otra escena con body ceñido y dando patadas y tortas a discreción semejaría a Lara Croft en Tomb Raider, interpretada por Angelina Jolie, o a Milla Jovovich en la saga de Resident Evil.


En las escenas de los superhéroes en el aire se nota la digitalización y casi ni se perciben… tal vez sea por lo rápido que van Iron Man y cía; aunque las últimas en tierra están muy bien definidas y son entretenidas…

  … y mucha tecnología en forma de ordenadores futuristas, ingenios militares y hardwares de todo tipo que parecen sacados de una nave espacial…

Habla ahora o calla para siempre