" cinódromo: Fellini ocho y medio (8 1/2)/ Federico Fellini/ Italia 1963

jueves, 21 de octubre de 2010

Fellini ocho y medio (8 1/2)/ Federico Fellini/ Italia 1963


      Una crisis creativa de su protagonista, interpretado por Marcelo Mastroiani, le servirá a Federico Fellini para hacer una reflexión profunda y acertada de lo que es la vida, un ejercicio de estilo a la altura de un gran creador como lo es este exuberante e imaginativo director italiano. Mastroiani es un director de cine famoso bloqueado en un proceso introspectivo que lo sume en un caos con el que parece no encontrar las salidas que busca. Su pasado vuelve a él una y otra vez: recuerdos que lo confunden y que son asociados  involuntariamente por un presente en el que hay dolor y amargura. En este recorrido vital tratará de elegir con conocimiento, querrá saber si su mujer actual es la mujer de su vida, si la película que pretende realizar merece la pena llevarla adelante:- al menos es un pretexto para descubrirse a sí mismo, aunque tenga serias dudas de que la empresa pueda llegar a buen puerto-, si su moralidad le permite seguir con una farsa que forma parte de su vida, pero con la que ahora tiene serias dudas de continuarla porque su proceder afecta a personas que lo quieren, y eso dificulta sus relaciones.

     Hay constantes en el cine felliniano, como las hay en el cine de cualquier creador. Se habla de la familia, con un peso específico de la figura de la madre, y algunas pinceladas por ahí sueltas del complejo de Edipo; se habla también de religión, de moral católica, tan enraizada en la sociedad italiana, con represiones de distinto tipo, y con profundidad y carga crítica en un permanente conflicto entre las leyes de la iglesia y las propias leyes de la vida, de la naturaleza, que casi nunca van en la misma dirección. También hay apuntes intelectuales que son como una conciencia que nos habla desde un pedestal y que son como dagas en nuestros egos inflados; hay, de hecho, un personaje, amigo del director, que es un crítico y ejerce ese papel iluminador que tanto poso y densidad le da a un todo cautivador; tenemos, además, retazos de teatralidad, farándula y variedades de todo tipo que producen luminiscencia y color a esas escenas de fiesta y embriaguez, una embriaguez producida muchas veces no sólo por el vino sino por la sensualidad y las emociones que se disparan en situaciones tan elocuentes de vida y alegría y que surgen en cualquier excentricidad que nos regala Fellini, escenas muy vistosas que no sólo deslumbran sino que hipnotizan.



    En fin: un collage lleno de vida y reflexión, llamativo y sorprendente; en ocasiones excesivo, pero no cargante sino divertido y provocador. Casi todo está configurado para el deleite y la admiración, y todo está para algo, aunque a veces nos podamos perder o confundir; pero Fellini nos lo termina explicando con convicción y muchas dosis de emociones que van y vienen como en una marea, en ocasiones acompañada de una tormenta en la que hay mucho viento, pero cálido, y la violencia de las olas quisiera decir algo que sale desde muy adentro y que permaneció escondido demasiado tiempo.

         Fellini genio y figura…

8 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Outsider. dijo...

Gracias por comentar en mi blog.
que sepas que acabas de ganar un nuevo seguidor.
Eres muy modesto mi blog no es nada comparado con lo grande que es el tuyo. me pasare por aqui de vez en cuando cuenta con ello.

Un saludo Outsider.

Javi dijo...

Outsider gracias por tus palabras. Me hacen seguir intentando esforzarme para seguir por el mismo camino haciendo comentarios de películas, algo que me apasiona, no sólo hablar de ellas sino verlas. Una alegría comentarios como el tuyo. Nos leeremos, seguro...y yo también te sigooo

Javi dijo...

Por cierto, tu blog está cojonudo. No seas modesto; además me gusta porque es especial al centrarse en la animación; me parece muy buena idea. Ya sé donde tengo que entrar cada vez que tenga que comentar pelis de animación que he visto. Pondré pronto en mi blog algunas que vi y me gustaron. Hasta pronto, Outsider.

Outsider. dijo...

si te gusta Kurosawa No te pierdas KAGEMUSHA la sombra del guerrero.

Javi dijo...

Qué coincidencia. La puse a bajar hace dos o tres días. Debe ser larga porque viene en 3 cd de 700 MB cada uno. Kurosawa es la leche. Me encantó El infierno del odio. Por cierto: el otro día vi una de otro japonés ilustre, Mizoguchi, El intendente Sansho; me quedé flipado de lo buena que es, y actual. Su cine no parece envejecer, sólo por la calidad de la fotografía que se ve que es de hace años, pero de otra manera es increíble.

Antoine Doinel dijo...

Fellini 8 1/2 es que es por épocas hay etapas en las que me parece genial otras no tanto, me pasa lo mismo con algunas pelis de Bergman.

Javi dijo...

A mí esta me gustó mucho, y La dolce vita; Amarcord también es muy buena. Pero es cierto, Fellini tiene alguna que otra coñazo, aunque en general es uno de mis dires favoritos. Bergman igual, aunque entiendo lo que quieres decir, Antoine. Son directores especiales, autores que o entras, cuando entras, o no hay nada que hacer. Un saludiño

Raül Calvo dijo...

Hola, siento hacer un primer comentario así pero es que Ben Stiller no sale en Solteros, creo que la confundes con Reality Bites. Pero bueno, yo antes siempre confundía Robert de Niro con Al Pacino en los setenta, eran como Pajares y Esteso que parecía que lo hacían todo ellos.

Fellini está bien cuando no se toma en serio, creo yo.