" cinódromo: The Sacrament/ Ti West/ Estados Unidos 2013

lunes, 23 de febrero de 2015

The Sacrament/ Ti West/ Estados Unidos 2013



Ti West  habla en The Sacrament de un caso, como podría haber sido cualquier otro  parecido, que acontece en el universo tenebroso y hermético de las sectas (en esta película cuando se rompe el hermetismo empiezan los problemas, un hermetismo que teme lo que viene del exterior y lo mira con recelo).
El inicio es excepcional, maravilloso. Te metes en la historia de un modo muy fácil, aunque no deje de haber una incertidumbre no exenta de temores. La historia se cuenta como si de un documental se tratara en el que se pretende desvelar qué hay detrás del grupo del que ahora forma parte la hermana de uno de los tres reporteros que se dirigen, fuera del país (USA), al lugar donde está asentada la secta.

El inicio es lo más brillante por lo sugerente de la concepción, sin perder esa dosis de temor abrazándonos continuamente, y el despiste al que somos sometidos se hace natural y convincente: no creemos estar siendo engañados sino tan sólo en nuestra propia conciencia por los prejuicios que tenemos al valorar negativamente lo que significan las sectas en la vida de cualquier persona (víctima) que se sienta perdida y desprotegida y pida ayuda donde, generalmente, no debería haberla pedido, o es captada sin apenas poner resistencia.




Se dejan algunos aspectos que no dejan de confundir, alertándonos (guardias armados formando parte de la seguridad con una actitud nada amable, una niña que parece pedir ayuda a pesar de no poder hablar por ser muda…), eso sí, pero sin que podamos desconfiar del todo por lo que observamos poco después…los miembros de la secta parecen vivir en una especie de Arcadia. La felicidad que se refleja y lo que comentan los que habitan allí no hace sospechar con la suficiente firmeza a los nuevos invitados a pesar de su cautela y de algún que otro hecho puntual un tanto extraño, como apuntábamos. Toda esta parte del filme, hasta que aparece el líder de la secta, al que todos llaman Padre, para concederles una entrevista a los reporteros delante de todos sus seguidores, es sugerente y tiene una buena dosis de fascinación por su atmósfera, por lo que se respira que aparenta algo que intuitivamente se sospecha que no puede ser. Esa entrevista en la que se encuentran los nuevos huéspedes con el líder es un diálogo, o un monólogo más bien a preguntas de uno de los reporteros-cineastas, de una fuerza inmensa. Aunque no deja de haber verdades, grandes verdades, mezcladas con valoraciones subjetivas más que criticables, se llega a una conclusión errónea y tremendamente maniquea de lo que hay que hacer para salvarse del mundo exterior, de la maldad que representa la sociedad actual y sus valores, algo muy parecido a lo escuchábamos en el discurso del pastor Abin Cooper en la película de Kevin Smith, Red State. El líder tiene, como era de esperar, una gran capacidad de comunicación y persuade con suma facilidad. Dice las palabras que todos necesitan escuchar; le da a sus seguidores lo que necesitan (o hace como si se lo diera, haciéndoselo creer). Hasta al hombre que le hace las preguntas le surgen las dudas acerca del discurso del líder y, por un momento, llega a empatizar con él; algo que interpreta es originado por la gran capacidad de manipular conciencias y hacer lavados de cerebro que tiene la persona a la que interroga, como si de un prestidigitador se tratase.


Pero a partir de ahí se precipitan los acontecimientos y entramos en una película diferente. Lo que era sugerente y bien descrito, muy bien contado (no es que esto otro esté mal desarrollado, pero...hay un cambio en el que de lo sugerente, lo insinuante, se pasa a una “fiesta” del horror) se convierte de repente, y tras el encuentro de reporteros y líder, en una película explícita de lo que todos tenemos en la cabeza acerca de lo que son las sectas en el sentido negativo del término: lo que sospechábamos al principio, aunque no de una manera del todo firme, y termina confirmándose. Me fastidia lo explícito en lo que se convierte y en que lo macabro y excesivamente dramático tome casi todo el  protagonismo. Podían ser igualmente malignos los propósitos del líder, pero lo sutil y sugerente del inicio se pierde para revolucionarnos sin un cambio gradual que tal vez haría ganar enteros al resultado final, y sin enseñarnos tanto. Aún así la película merece la pena y tiene grandes momentos, sobre todo en la primera parte (metiéndonos en las ¾ partes de película) en la que encontramos grandes momentos de incertidumbre en un ambiente de intranquilidad permanente, aunque no sea muy feo lo que se está viendo sino más bien todo lo contrario…
Mensaje-moraleja: las sectas parecen muy bonitas y parecen decir grandes verdades, pero en el fondo engañan y son malas. Son como cantos de sirena que te llevan a la destrucción. Le pongo un 7 más bien largo, un 7,5.

                                           
Valoración filmaffinity
                        Perfil Usuario filmaffinity  Replicantenexus  Nick  Deckard El Replicante

12 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Agente Cooper dijo...

Pasa mucho en el cine de género esos bandazos de tono que a veces impiden redondear la película pero aún así parece una propuesta muy sugerente, la verdad es que no la conocía.

Un saludo.

Alex Palahniuk dijo...

Sugerentre, sin duda. Y respecto a lo de los finales, bueno, ya se sabe; los hay malos, como para mí el de Pulp Fiction y luego éste. Un abrazo, caballero. Le dejo la última entrada de mi bitácora, por si le interesa:

http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/02/jar-of-flies-la-belleza-de-la.html

Javier Simpson dijo...

Gracias Cooper y Alex por comentar. Alex, es cierto, hay remates de películas que no terminan de convencer por muy bien que esté lo que hemos visto hasta el momento. Pero, como dices tú, eso también depende mucho del gusto; de hecho yo ya he dicho que aunque no está mal, a mí me hubiera gustado otra cosa para ese remate. Chao.

Antonio de Castro dijo...

Estoy de acuerdo con los primeros comentaristas, a veces es muy difícil mantener el tono inicial de una película, y mucho más dar con el final adecuado. A mí el de "Pulp Fiction" me gustó, el que no me gustó nada fue el de "Jackie Brown".
El tema de las sectas es siniestro pero al mismo tiempo muy interesante, supongo que porque permite poner en escena, o reflexionar, sobre distintos aspectos, diferentes y contradictorios, de eso que se ha dado en llamar la condición humana. Tomo nota de la película, no conocía de nada a su director.
Saludos.

Javier Simpson dijo...

Lo complicado es que la peli sea buena de principio a fin y no se desinfle, o tenga un final adecuado para lo anteriormente visto (si es bueno), pero bueno, estamos acostumbrados a decepciones de todo tipo y es una pena...
El tema de las sectas es interesante y da juego, la verdad. Esta peli es estupenda y de mantener lo del inicio hubiera sido excelente. A mí el tramo final me convence lo justo; no es que esté mal,pero para el nivel del inicio hacía falta otra cosa...
gracias por comentar, Antonio, y disculpa por mi tardanza. Abrazo.

Antonio de Castro dijo...

PS buenísima la música de portada, recuerdo lo que me impresionó la primera vez que la escuché al comienzo de "Querido detective", sobre los planos aéreos de Nueva Orleans.

Javier Simpson dijo...

Gracias, >Antonio. Qué recuerdos las de aquellas pelis ochenteras comerciales que tanto disfrutamos en los cines!!
Abrazo y disculpa la tardanza. Llevo tiempo sin entrar demasiado. Ando muy enfrascado en diferentes asuntos que no me dejan tiempo. Volveré. Chao.

epbrenlla dijo...

Hola de nuevo Javier, mis oblifaciones me han impedido poder dedicar tiempo para leer post y mucho menos publicar. La verdad, es que poder hacerlo es un lujo. En cualquier caso, espero pasarme más a menudo.

Mara Miniver dijo...

Me la apunto, Javier, que eso de las sectas me resulta muy atractivo –para verlas en la pantalla grande, claro está–.

Un abrazo

Javier Simpson dijo...

epbrenlla y Mara gracias. Siento la tardanza. Una peli interesante con su suspense. Final apocalíptico, muy trágico.
Con muchas ganas de volver a leeros a todos, en serio, pero por ahora me es imposible. A mí no me va mal, pero no pasa lo mismo con gente querida y muy allegada...una putada, pero así es la vida. De cualquier manera espero retomar algún día mi blog y pasarme a leer y comentar en los vuestros. Abrazos a todos.

Ariadna dijo...

Hola, Javier, cuánto tiempo, yo también escribo muy poco desde hace tiempo ya. No es por ningún motivo en concreto, es que me enfrasco con el día a día a día y de pronto me doy cuenta de que estoy muy cansada y de que ya no me da tiempo, y lo vas dejando, dejando, en fin, la vida misma. Estoy intentando retomar esto un poco. No conocía la película, el tema de las sectas me encanta, es muy siniestro, y a la vez muy real, por desgracia. Voy a intentar ver la peli, a ver si la encuentro. Supongo que el final será muy explícito y comercial, y por eso te habrá decepcionado. Si la veo, ya te contaré qué tal. Un abrazo y espero que se solucione la situación de tus seres queridos que comentas. ¡Hasta pronto!

Javier Simpson dijo...

Te entiendo, Ariadna. Es la vida, como bien dices. Esas cosas se entienden. Lo bueno es no perder de todo el contacto y cuando se pueda ir poniendo algo por la blogosfera y leyendo cosas interesantes. Extraño mucho a la gente de aquí. Me encantaba leer a todos, cada uno con todo lo que tenía que aportar, con su sinceridad y su personalidad. Unos cracks, una gente auténtica y apasionada. Está claro que tarde o temprano retomaré esto; no sé si con la misma frecuencia, pero sí con la suficiente como para no desengancharme del todo de esta maravillosa “droga”, una droga de las buenas si no te obsesionas (como todo en esta vida) con ella.
En cuanto a la peli decirte que está bien y tiene momentos bastante buenos, auque podría haber sido algo especial por el tratamiento que le da y lo atrevida que es, pero no sé, al final se echa algo de menos y parece que algo falla un poco en su tramo final… pero igual esto es muy personal y otr@, tú misma, lo ve diferente. De todos modos es recomendable, está bastante bien.
Beso grande, Ari…