" cinódromo: El hundimiento/ Oliver Hirschbiegel/ Alemania 2004

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El hundimiento/ Oliver Hirschbiegel/ Alemania 2004



Me ha gustado más de lo que esperaba esta película que retrata con mano firme los últimos días del 3er Reich en la segunda guerra mundial.


SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
Berlín está rodeado por las tropas soviéticas y la defensa de la ciudad se hace cada vez más complicada. Hitler parece no darse cuenta de la situación y en sus delirios, que parecen ser cada vez más acusados, todavía cree que Alemania puede ganar la guerra. Está fuera de sí porque muchos de los generales en los que creía lo han traicionado, y también han traicionado a Alemania; entre estos generales y líderes nazis estaban Goering o Himmler el jefe de las oscuras SS.
Estos últimos días los pasa en un bunker en pleno Berlín, y a pesar de ser aconsejado por todo el mundo para que abandone la ciudad él no está dispuesto a hacerlo. En el bunker está acompañado por su fiel amigo y líder de la propaganda Goebbels, quien no lo abandonará hasta el final. En los últimos días también conviven allí la esposa de Goebbels y sus hijos, la novia de Hitler, Eva Brown (que justo al final se casa con el fhurer). Muy dramáticas las muertes de los hijos de Goebbels en el bunker que hacen ver significativamente la sinrazón de los ideales nazis en plena guerra; para algunos era o el nacionalsocialismo o la muerte que se traduciría en suicidios colectivos de fieles al nazismo, principalmente de militares, cuando los rusos toman la ciudad. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)



El ambiente dentro del bunker era irrespirable por lo que se avecinaba; a pesar de esto hay escenas en las que la irrealidad es patente y este hecho da un aire de tristeza y desesperanza, como cuando en plenos bombardeos, y oyendo caer las bombas fuera del edificio protegido, se celebra una fiesta como si no pasase nada, con Eva Brown de maestra de ceremonias, muy alegre y bailando con todo el mundo. Brown, al igual que el fhurer, vivía en una ilusión. La locura tiene estas cosas, que no queriendo ver la realidad tal como es, se refugia en la ilusión ; Hitler todavía cree que el general Stainer irá en su ayuda con sus divisiones haciendo una maniobra en forma de tenaza que destruirá por completo a los lobos rojos (los comunistas, que eran los mayores enemigos de Hitler. De hecho hasta el último momento se pretendió llegar a un acuerdo con EEUU e Inglaterra, pero finalmente Hitler lo descartó, y cuando se enteró de que alguno de sus generales se rindió a los aliados del frente occidental montó en cólera, como ya hacía habitualmente por las noticias que le llegaban sin parar).

La conducta de Hitler de no rendirse bajo ninguna circunstancia se debía a que ya en la primera guerra Alemania lo tuvo que hacer ante ingleses, franceses y norteamericanos en lo que creía que había sido una rendición injusta, y en la que se había pagado un alto precio en un tratado que muchos alemanes consideraron humillante ( Versalles); y eso era lo último que Hitler quería hacer. La culpa de todo esto, según las ideas delirantes de Hitler, había sido de los judíos que permanecían en la sociedad alemana como parásitos, ocupando cargos significativos como la justicia, la banca y el comercio, y que se movían por el simple beneficio personal, aunque ello fuera en contra de la patria germana. Ellos, los judíos, habían engañado a Alemania y conspirado para apoderarse del poder. De hecho, en Baviera, los principales dirigentes del partido de los trabajadores (marxista) eran judíos; para los nazis estaba más que claro la prueba de su culpabilidad. Acerca de esto hay unas palabras en la película que son significativas, y son cuando Bruno Ganz, (que interpreta magníficamente a Adolf Hitler, con una caracterización soberbia, y una actuación a base de gestos y miradas que son para recordar) dice, en los últimos momentos, que por lo menos le quedaba la satisfacción de haber barrido del mapa a los judíos de Alemania y gran parte de Europa (esa ponzoña en la sangre de la patria); Aquí se ve la verdadera naturaleza de Hitler( que tampoco es que estuviera tan escondida) como se aprecia cuando un general le informa de que hay que rendirse porque está cayendo mucha población civil( en aquel momento había en Berlín algo más de 3 millones de personas, según se dice en la película)y no hay nada que hacer, y Hitler le contesta que a él la población civil no le importa, sólo importa ganar la guerra, eso son consecuencias normales de la guerra, dice como no importándole.


SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
La cámara en algunos momentos se centra también en una de las secretarias de Hitler. Ella está convencida de que con él Alemania puede ganar. Está engañada como mucha gente, pero con el paso de los días se va dando cuenta de que el Fhurer es un hombre acabado y que habla de unas cosas terribles, habla de monstruosidades. En una escena que comparte con Eva Brown, con la que llega a conseguir tener cierta complicidad, le dice que cuando están solos es un hombre muy amable y dulce, que no dice nada que moleste, más bien todo lo contrario, pero cuando tiene que ser el líder es aterrador lo que expresa, y produce terror. “Sí, así es cuando es Fhurer”, le contesta Eva Brown con una sonrisa triste en el rostro.
La cámara también nos muestra la pequeña historia de un niño soldado que lucha por su patria y por su Fhurer. Su padre, sin un brazo, también por culpa de la guerra, trata de llevárselo a casa cuando las tropas rusas están a pocos kilómetros. En principio él no quiere porque confía aún en poder cambiar las cosas (también está engañado, y siendo niño aún más), pero después de comenzar a darse cuenta de lo que está pasando realmente, viendo verdaderas atrocidades, decide irse para encontrarse con su padre; éste lo abraza llorando cuando lo encuentra en las escaleras del edificio derruido donde todavía mal viven (para los nazis esto también sería una deserción. Delirante)
/FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

Gran película que da ciertas pinceladas de lo que era la personalidad de Adolf Hitler y de cómo pudieron haber sido sus últimos días recluido en un bunker, acompañado de sus más fieles seguidores, como su ministro de propaganda Goebbels, algunos mandos militares, secretarias, enfermeras y demás servicio de mantenimiento de aquella estancia maldita y sin esperanzas. Además de esto se comprueba la crueldad de la guerra con escenas impactantes que parecen trastornarte, como las que nos enseñan en un hospital con mutilaciones y dolor invadiéndolo todo, o las que se ven por las calles de un Berlín en ruinas, con ejecuciones sumarias por deserciones y suicidios colectivos por el miedo a las represalias del enemigo. Impactante y muy bien contado. Todo en su sitio y cumpliendo una labor esencial para conformar un conjunto perfectamente resuelto, no cabía esperar nada distinto hablando de un pueblo como el alemán.

Habla ahora o calla para siempre