" cinódromo: Aquellas juergas universitarias/ Todd Phillips/ Estados Unidos 2003

domingo, 13 de noviembre de 2011

Aquellas juergas universitarias/ Todd Phillips/ Estados Unidos 2003




                     A pesar de su tono gamberro que tiene como referentes algunas de las cintas que se realizaron en los años 80, como  Porky´s, Despedida de soltero o aquella otra canadiense muy poco conocida titulada La banda de los tocapelotas, aunque con más nivel según creo (y eso no significa que esta tenga demasiado nivel, pero divierte hasta un punto), esta película es la cara opuesta a una reflexión sobre la responsabilidad que se adquiere en la vida según se crece, cosa que  con la edad suele ser lo normal, pero que en este caso la transgresión que se hace es una evasión de dichas responsabilidades para volver a lo que fueron aquellos años de juventud (aquellas juergas universitarias) tan locos y alegres en donde la fiesta, la diversión, los amigos, las borracheras, el sexo, - en fin: todo lo que tiene que ver con la vida en el sentido más hedonista-  eran parte de todos y cada uno de los que tuvieron la oportunidad de vivir en otra ciudad y experimentar aquello mientras estudiaban alguna carrera universitaria.


                      Esta simpática película es una regresión, un no querer crecer; hay un síndrome de Peter Pan en los personajes que la protagonizan porque tienen  miedo a envejecer; su “retorno” a la universidad es una añoranza de tiempos mejores (cualquier tiempo pasado fue mejor) que, aunque se empecinen, no van a ser iguales (porque ni la época es la misma ni ellos tienen la misma edad), aunque se haga un curioso ejercicio de recreación que además de ilusionarlos, y con el que se divierten mucho, los vuelve a hacer sentirse jóvenes y con todo el futuro por delante (como lo puede hacer un hombre de cierta edad cuando se echa de novia, o tiene una aventura con una mujer mucho más joven que él – entonces él también se siente mucho más joven, y mucho mejor), aunque para los tres protagonistas esto ya no es posible (hablo de lo que he comentado referente al futuro y las expectativas creadas alrededor  de él) porque su camino ya fue elegido casi una década antes de su regreso aparentemente triunfal y añorado.




                   Y ese tono nostálgico queda en cada uno de los que ya pasamos de los 30 (yo por muy poco  ;-P), pero con un mensaje positivo y esperanzador que libera de muchas y pesadas cargas: nunca es tarde si la dicha es buena; pero con otro mensaje más cerebral y serio “estropeándolo todo”: si te comprometes, hazlo hasta el fondo y acepta las responsabilidades que has contraído.



16 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Outsider. dijo...

Muy buen post me a gustado mucho sobre todo la parte en la que comparas con volver a la universidad con volver a sentirse joven como quien tiene una novia joven jejeje muy buenos reflexiones como y citando a "Yoda" de Star Wars hazlo o no lo hagas pero no lo intentes yo me quedo con el lema de el club de los poetas Muertos Carpe Dien (Aprovecha el momento) directa a mi lista de películas por ver.

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Un buen apunte el de carpe dien, Outsider; lo que ocurre es que en esta película ese momento se aprovecha de una forma curiosa, forzada, y el tono de comedia loca le va bien. Estos (los protas) no aprovechan su momento en el ciclo natural de sus vidas sino que hacen un apaño para engañarla (la vida)... pero eso puede resultar triste y dejar una nostalgia amarga si no sabes donde estás y a qué tiempo perteneces.
Un saludo, Outsider. Gracias por comentar.

ricard dijo...

Todos queremos volver a sentirnos jóvenes. Pero creo de corazón que podemos conseguirlo sin necesidad de hacer trampas (me ha salido un comentario un poco raro pero son cosas de la edad...). Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Es cierto, ricard. Uno también es joven si se siente joven y actúa de una forma determinada.
En el caso de la película los protas intentan volver a hacer algo que ya no tiene sentido porque ya lo vivieron. Querer volver a los 20 años cuando se pasa de los 30, haciendo las cosas que hace un chico a esa edad en la universidad es una locura, graciosa y divertida, sí, pero un tanto surrealista también; es engañarse a uno mismo. Los protas pueden sentirse jóvenes actuando conforme a su edad. A mí no me pega un tío de casi 40 años en un pub de chicos que no pasa ninguno de los 20, y haberlos hailos. Yo lo respeto y no lo critico, pero a mí me encaja poco y yo no lo hago porque en un lugar así me encontraría raro.
Un saludo, ricard, y gracias por comentar.

Sidhe dijo...

Como decía la canción: ♫♪ Somos jóvenes, amorrrrrrrrrr ♫♪

Todavía me queda un tiempecillo para cruzar la barrera de los 30, ya veremos si se me cruzan los cables jajaja, pero estoy de acuerdo con la aceptación de madurez y compromisos (que guste o no es parte del proceso de la vida...)

No me había planteado verla, igual le doy una oportunidad. Un abrazo Javi!

daniel dijo...

Pues si señor, una simpática pelicula, me entretuvo. Y siendo sincero la vi el año pasado y me recordó aquellos años colegiales (ahora curso la U); uno que piensa ahora que los mejores momentos los pasó en el colegio compartiendo con sus amigos "aventuras" y otras locuras. Llegará un tiempo en el que diga eso de la universidad. Agradable cinta, que me gustaria volver a ver.
Abrazo my friend.

David Amorós dijo...

Pues para mi desgracia yo ya me aerco a los cuarenta, ja,ja. La verdad es que no suelen gustame este tipo de comedias, aunque Porky's la veo con cariño por la nostalgia que me trae. Tomo nota, aunque veo poco probable su visionado. Un abrazo.

GCPG dijo...

Como David (Amorós), mi edad se acerca peligrosamente a los cuarenta. Algunas de las pelis que citas están en la recámara de la memoria, mal que me pese en algunos casos, aunque de vez en cuando sé encajar una comedia gamberra sin muchas pretensiones.

No la buscaré, pero si me la encuentro, haré por verla.

Excepcional entrada, teniendo en cuenta que me has medio convencido para ver una peli con la que nunca me hubiera atrevido.

Un abrazo, Javi.

Raül Calvo dijo...

Me gustó mucho esta mezcla entre El club de la lucha (el director cuenta que se inspiró en esta película en varios momentos) y la clásica Animal House de John Landis (casi un inconfeso remake, un sentido homenaje). Especialmente disfruté de la versión sin censura. Estupenda para ver en sesión doble junto a Road Trip, otra estupenda comedia de Todd Phillips

CINEXIM dijo...

...es que sé que no me va a gustar...

Javier Simpson dijo...

Sidhe: Cada etapa de la vida sus cosas. Eso tampoco es incompatible con que de vez en cuando nos comportemos como unos jóvenes irresponsables jaja
dani: Recuerda experiencias pasadas en algunas cosas; lo que ocurre es que aquí hay bastante desfase. Estoy contigo en que es una comedia con su gancho, entretenida.
David: Normalmente estas comedias son malas con ganas; ésta, aunque tampoco es para tirar cohetes, tiene un toque. Pasas un rato divertido y hay momentos en los que te ríes bastante, yo al menos así lo hice. Eso tampoco significa que sea una buena peli; es más bien normalita, pero con sus cosas.
Gourmet: Creo que haces bien, Gourmet. Entiendo que haya gente que la busque, si no la vio, con afán… gente a la que este género le gusta bastante, pero a mí me pasó como a ti: cayó en mis manos, me atreví a verla y… sorpresa: me reí algo, pasándomelo medianamente bien.
Raül: Road Trip creo que es la de Viaje de pirados; si es de este director y me la encuentro tal vez la vea porque esta no me defraudó.
Raül: no entiendo muy bien que la compares con El club de la lucha. ¿Es en lo de no aceptar lo que te suele decir la sociedad e ir a lo tuyo viviendo como quieras?
CINEXIM: Seguramente. Ya sabes más o menos lo que te podrás encontrar y, aunque no es tan mala como otras comedias similares, no creo que te atrevas a pasar por ese suplicio ;-D

Gracias por pasaros por mi blog y comentar Sidhe, dani, David, Gourmet, Raül y CINEXIM. Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Javi, en el audiocomentario que acompaña la edición especial sin censura en DVD, Todd Phillipa menciona dos películas que le fueron especialmente influyentes a la hora de escribir Old School: 1 Animal House de John Landis, es una referencia bastante obvia en todo lo que tiene que ver con la fraternidad gamberra a la que se quiere expulsar y el tipo de humor 2 El club de la lucha también la menciona y si te fijas es lógico porque son bastante parecidas: ambas tratan sobre hombres inmaduros que deciden formar una especie de hermandad, Phillips la menciona específicamente en la escena de las fotocopias, que es la referencia más directa, pero, como digo, comparten parte de la temática.

Javier Simpson dijo...

Pues visto así tiene cierto sentido. De todas formas veo más inmadurez en los del grupo de Aquellas juergas universitarias que en los de El club de la lucha. Los del club de la lucha son una especie de fanáticos que siguen la filosofía de un líder que es un inconformista con el camino que te marca una sociedad capitalista en la que prevalece el consumo y lo material. Puede que también haya inmadurez en ello, pero es algo que obliga a una reflexión. En aquellas juergas universitarias no ocurre eso, es la fiesta porque sí, aunque ya no se esté en el momento… aquí hay mucha más inmadurez. A lo mejor en El club de la lucha hay más locura, fanatismo o incluso interés por el poder, sin más, desde una perspectiva revolucionaria llevada a cabo por medio de acciones terroristas.

Mario dijo...

No he visto la película pero me gusta el director Todd Phillips con Hangover y Due date. Ferrell es exagerado pero aceptable. Y por Vaughn siento que es audaz con la comedia porque se me hace difícil siempre imaginarlo en ella a pesar de que es lo que más hace. Siento que el mensaje es importante, no dejar pasar el tiempo que pasa mucho cuando no lo tenemos en cuenta y aunque hay que cumplir con responsabiblidades no hay que dejar de disfrutar de la vida. Un abrazo.

Mario.

Antonio de Castro dijo...

Yo me acerco a los cuarenta, pero maldita la gana que tengo de volver a la universidad, con los exámenes, los agobios, los programas nuevos con dos mil asignaturas por año donde se trataba de quitárselas de encima y no se aprendía absoluta mente nada y los jefes de departamento chupando de la teta y enchufando a sus amigos. La película parece simpática, a mi me hace pensar en “American graffiti”, en la que había también un tono nostálgico aunque referido más bien al final de la adolescencia. Supongo que los personajes de “Old school” podrían ser un poco como el de Richard Dreyfus en la de George Lucas, unos cuantos años después.
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Mario: En estas comedias lo exagerado suele ser la norma; muchos de los actores parecen más bufones que otra cosa. Va muy en el tono y, o se cogen con cierta filosofía, sin demasiadas exigencias, o poco hay que hacer.
Antonio: Es cierto. Se volvería atrás para algunas cosas, pero no para otras ;-)

Un saludo y gracias por comentar a los dos.
Ciao.