" cinódromo: Rey David/ Bruce Beresford/ Estados Unidos 1985

lunes, 21 de noviembre de 2011

Rey David/ Bruce Beresford/ Estados Unidos 1985



Pocos años antes de realizar su película más conocida, Paseando a Miss Daisy,  no tan mala ni aburrida como pudiera sospechar mucha gente (preferí verla para opinar con criterio y no prejuzgar algo que creí sería un peñazo, pero que al final no lo fue, ni mucho menos), el director Bruce Beresford hizo una película histórica que ni tan siquiera sale en algunas de las filmografías del director que hay en la red a pesar de ser protagonizada por una estrella del calibre de Richard Gere; y es que ésta es una de sus películas  menos conocidas, pero, para mi, una de las más destacables del actor, y digo una de ellas porque tiene una cuantas muy buenas, por lo menos para el que escribe esto.
Gere ya se había convertido en una estrella y muchos directores importantes comenzaban a rifárselo; el actor decidió hacer algo diferente a todo lo que había hecho antes, embarcándose en una película histórica de connotaciones bíblicas, la historia universalmente conocida del Rey David, de su victoria sobre el gigante Goliat, de su conflicto entre él, el elegido por Yahveh para heredar el trono de los israelitas, y Saúl, un rey ya casi anciano, violento y atormentado por no contar ya con el favor de Dios representado en la tierra por el profeta Samuel.


Los celos de Saúl hacia el que debía ser su hijo adoptivo provocarán una ira y odios intempestivos que llevarán al actual rey a intentar matar a David para sacarse el peso de encima de su creciente carisma y para demostrarle a todos, Dios incluido, que él no era el elegido como habían querido demostrar los profetas. David lo quiere, y cuando sabe de los planes del despótico Saúl, huye desconsolado por el cambio que se produce en el viejo rey. David tiene la ocasión de matarlo cuando lo persigue, pero el amor hacia él es más fuerte que el resentimiento por lo que le quiere hacer tan injustamente; su corazón es puro y es un hombre valiente que hará todo lo que sea por su pueblo; Dios se ha fijado en él y lo ha elegido a pesar de que otros, en principio, serían candidatos más idóneos. David siempre fue un pastor y nunca estuvo acostumbrado al manejo de las armas ni al arte de la guerra; era extraño que Yahvé se hubiera fijado en un chico que parecía tener pocas de las características que se necesitaban para convertirse en el nuevo rey de Israel.

Estamos en un mundo de guerras entre pueblos y conquistas épicas. Muchos hombres temen que David no pueda llevar a los suyos a la gloria de la victoria; creen (no como Saúl que lo hacía por envidia y el consiguiente odio) que la elección del profeta Samuel no ha sido la acertada y no saben a quien echarle la culpa; en esto influye el hecho de que Saúl lo haya repudiado y condenado. El pueblo prefiere pensar que el fallo pudiera ser más cosa de profetas que de Dios, así se sienten más protegidos. Pero ellos no caen en la cuenta de que lo primero que mira Yahvé es el interior, el corazón del hombre, y si el de David es el más puro, éste podrá llevar al pueblo hebreo al mejor destino.

Es por todo esto por lo que la película es histórica y de corte bíblico (antiguo testamento). La recreación de este mundo es vigorosa, terrenal tocando casi lo agreste  (los paisajes de tierra santa son desérticos y el clima es muy duro por el calor), indómita, hay momentos en los que parecieras estar en alguna de las escenas de Edipo Rey, de Pierre Paolo Pasolini, sobre todo en lo que toca a esa sobriedad y fuerza de las imágenes y en los paisajes acordes con ese realismo. La sencillez de sus propuestas de estilo es homogénea y por momentos creemos estar viendo un documental de un pueblo cualquiera de un país árabe y de algunas de sus costumbres.


En Rey David contemplamos también la renuncia de un padre hacia su hijo (muy amado también) por Dios; el corazón del hombre entra a veces en conflicto con la ley de Yahvé y a pesar de elegir la ley, David se atormenta al no entender que no se pueda hacer caso al corazón y sí a una ley cruel e injusta por muy divina que sea. Él fue elegido por su corazón puro y no sabe por qué no puede hacerle caso en ocasiones que tienen que ver con  lo que más le importa, en este caso su muy amado y primogénito hijo Absalom, condenado por incumplir la ley de Dios, pero injustamente castigado según su padre y rey de Israel.




Película histórica con ingredientes religiosos y batallas bastante elocuentes muy bien rodadas, al viejo estilo, muy clásicas, inconfundibles, con una puesta en escena muy efectiva y resuelta. No son demasiadas las batallas que aparecen, aunque sea cierto que dejan un regusto de que se ha disfrutado de lo que se ha visto y de que el ritmo y la intensidad están muy bien conseguidos.

22 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

daniel dijo...

Esta pelicula la vi hace mucho, y es verdad que Gere hace uno de sus mejores papeles (junto con el de Chicago). La pelicula es interesante en muchos aspectos, lo bíblico esta muy bien argumentado (mira que soy cristiano eh, por eso puede juzgar jeje), y cinematograficamente esta muy bien. De hecho pienso que es de las mejores peliculas de historicidad biblica elaboradas. Una gran puesta en escena; tal vez peque de lenta, pero este tipo de films son así, y definitivamente no es para cualquier publico. Se agradece que la hayas reivindicado Javi. Un abrazo.

abril en paris dijo...

Hace tiempo que la ví. En ese momento yo leia con más frecuencia la Biblia y la historia es muy conocida.
Es diferente a otros films llamados religiosos del cine clásico quizás por eso se cuestiona más la obediencia ciega o la autoridad Divina.
Se presenta a David como más humano y menos santo. Eso que dices más "terrenal" y vigorosa.
Aqui se cuestiona el porqué han de pagar los hijos por los errores de los padres y viceversa, creo.
Se deja ver, me resultó entretenida. A mi la historia sagrada siempre me interesó. Y peliculas como Ben-Hur o los Diez Mandamientos son míticas.
Aunque cuanto más humanas las presenten me resultan más creibles.

Un saludo Javi

ricard dijo...

Una interesante reivindicación. En su momento tampoco la encontré tan mala como decía la crítica, pero la tengo muy olvidada y eso no es muy buena señal. Un saludo.

Guzz dijo...

Uff, esto es nivel avanzado de estrujarse la memoria... La ví hace mucho (¿es posible que alguna tele privada en sus inicios hiciera una mini-serie por la patilla o tropelia similar?), pero en cualquier caso, su post me sirve de garantía y "arrebuscar" tocan... Saludos guzzeros Mr. Simpson !.

PEPE CAHIERS dijo...

No la he visto, pero también soy de la opinión de que Gere no es tan mal actor como algunos lo pintan. Tiene cierto carisma y mucha presencia.

Worc dijo...

Me gustó en su momento pero ya por entonces hay que admitir que con el tiempo ha ido perdiendo algo de encanto, pero la historia siempre va aser interesante para los que la sientan más cercana por motivos más religiosos que otra cosa.

Un abrazo.

ethan dijo...

Hace miles de años que la vi y no me dejó muy buena impresión, de eso si me acuerdo, creo que fue por Richard Gere (la tendría que volver a ver para un comentario más riguroso).
Saludos!

Javier Simpson dijo...

dani: Está bastante bien contada la historia de David; para mí también tiene bastante encanto, y más con el paso de los años y sabiendo que es de los 80 (fascinantes, atrevidos y horteras años 80 ;-)
Un saludo, dani, y gracias por comentar.

abril: Es cierto, abril. El lado humano de David y esa lucha interior por motivos religiosos están bien reflejados en la peli de Beresford. A mí me entretuvo también bastante a pesar de no estar hecha para el espectáculo más vistoso. Es más bien una peli sencilla y contada con sobriedad, pero con una fuerza atractiva en esas imágenes desnudas de presunción. Gere me convenció mucho, increíble, pero cierto. Nunca lo tuve por un gran actor, pero en unas cuantas demuestra no ser tan poca cosa como muchos dicen.
Un bico, abril ;-)

ricard: Estoy en tu misma opinión; no está nada mal la peli. El que se te olvidara tampoco tiene porque ser tan malo. Yo tengo olvidadas pelis que después, una vez vueltas a ver, por casualidad o lo que sea, me gustan mucho… eso, de todas formas, podría tener también que ver con que los gustos pueden ir cambiando con el tiempo y lo que antes no te convenció ahora sí, y puede que mucho.
Un abrazo, ricard.

Guzz: Lo de la mini serie puede ser. A veces aprovechan una peli para lanzar algo así por televisión, pero no sé muy bien… Si vuelves sobre ella, a ver si te gusta, Guzz.
Un saludo, compañero ;-)

PEPE: De acuerdo con tu opinión, PEPE. Yo te la recomiendo. Es una peli muy poco conocida que no entiendes muy bien como no tuvo más éxito en su momento por la presencia de una estrella como Richard Gere, de aquellas muy en la cresta de la ola. Tampoco entiendo las críticas que se hicieron de ella bastante negativas en general. Supongo que muchas de ellas sería por estar protagonizada por un tío al que mucha gente le tenía manía, para mí injustificada… podría ser porque Gere era guapo y con un estilo bastante de chulito y eso a alguna gente le sacaba de quicio… no sé, digo yo.
Un saludo, PEPE. Hasta otra.

Worc: Hola, Worc. Ya hacía tiempo que no coincidía contigo. Espero que te vaya muy bien…Yo en este caso opino al revés. Para mí, que la vi hace poco más de un mes, me pareció que había ganado, curiosamente y tratándose de una peli de los 80. Supongo que su clasicismo y el ser histórica la ayudarán, y esa sobriedad diferente a la que solía verse en esa década.
Un saludo y gracias por comentar, Worc.

ethan: Si no tienes buen recuerdo de ella es mal síntoma, ethan. Eres de los que no te gusta Gere, ya veo. Es respetable, como es normal, eso va en gustos. Yo tampoco creo que sea uno de los grandes, pero para mí tampoco es de los malos.
Un saludo y gracias por comentar, ethan. Hasta otro momento.

Antonio de Castro dijo...

A saber cuántas películas de aquella década han sido injustamente valoradas a causa de sus actores o de lo que habían hecho con anterioridad sus directores. Recuerdo cuando salió en vídeo Beta, allá por 1986, en una de aquellas cajas grandes que parecían libros, perteneciente a una serie que englobaba películas de la Paramount y la Universal. Entonces no le presté atención, supongo que por estar protagonizada por Richard Gere, un actor que no parece gustarle a nadie pero que probablemente sea todavía hoy uno de los más taquilleros. Después de leer tu reseña me parece que debe de ser una película muy interesante, y me hace pensar en otros títulos bíblicos como el “Sansón y Dalila” de Cecil B. de Mille o el “David y Betsabé” de Henry King, donde se combina lo aventurero (en la forma de captar las batallas y la dureza del paisaje) con lo espiritual (por la importancia que se le da a los conflictos interiores de los personajes).
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Sí, Antonio, algo como el que un actor no te entre puede echar a perder en muchas ocasiones el disfrute de una película que merezca la pena, como creo que es el caso.
Este título tiene bastante de la tradición de ese cine al que haces referencia; en este caso basado en el antiguo testamento, no así la otra que vi hace poco que guarda parecidos, pero que está basada en el nuevo testamento y que por su título me echaba para atrás (su título en español) titulada Demetrius y los gladiadores, protagonizada por el duro Victor Mature y la sensualmente dañina Susan Hayward…la sorpresa que me llevé de lo buena que me pareció fue monumental. Te la recomiendo.

Un saludo y hasta la próxima, Antonio.

Mario dijo...

Muy buena reinvindicación cinematográfica, me parece que el encanto de éstas películas bíblicas es para siempre aunque muchos consideran que ya ha pasado de moda la época de su recreación y hasta de su hegemonia imperecedera cultivada, por eso la pasión de Cristo me encantó, yo siempre he sentido atracción por muchos de los relatos de la biblia, éste es uno de ellos. Gere no me parece mal actor, me encanta la cinta reto al destino, es la que más me ha conmovido de su filmografía. Un abrazo.

Mario.

David Amorós dijo...

Otra que no he visto. Últimamente hablas de muchas películas, no solo que no he visto, sino que no tengo entre mis posibles visionados y que tu de alguna manera me pones en órbita. La película tal como la expones llama mucho la atención (me encanta el adjetivo "indómita") aunque reconozco que Richard Gere no es santo de mi devoción (lo que no quiere decir que no haya pelis brillantes, como "MAlas tierras"). En fin, gracias por la recomendación. Un abrazo.

deWitt dijo...

Pues yo confieso: no la he visto.A quien sí he visto ha sido a Gere y bastante porque por unas cosas u otras sus pelis siempre acaban en la televisión y sólo puedo decir que me parece un actor bastante irregular, que se deja ver, pero poco más. Quizás en "Chicago" puedo darle un aprobado aunque sólo sea por el mérito de cantar y bailar.

Un abrazo javi!

David dijo...

Javi, siempre me sorprendes con tu eclecticismo (algo que es muy bueno por cierto) tan pronto tratas el Freud de Huston, como pasas a esta "Rey David" (desconocida para mi) como comentas una de Bergman o nos recomiendas una de Fu Manchu.
Sigue así, recordándonos lo grande que es el cine.

Javier Simpson dijo...

Mario: De La Biblia podrían hacerse muchas y grandes películas se sea o no creyente. Es un libro importante.
Un saludo, Mario.

David Amorós: Es poco conocida, es cierto, David. Yo me llevé una grata sorpresa porque me parece una peli bastante aceptable. Tiene un toque europeo, diría, en cuanto a eso del estilo sobrio. Nada que ver con otras pelis históricas que hizo con algo de épica tipo El primer caballero. Ésta es mucho más comercial.
Ciao, David.

deWitt: Gere mezcla trabajos aceptables con cosas sin demasiado interés. A mí me gusta también el Gere de Cotton Club, además de la peli. Tengo que ver Chicago. Gracias por recordármela, deWitt.
Un saludo.

David: jaja sí, hablo de todo tipo de pelis sin cortarme un pelo ;-P Gracias por tus ánimos, David. La peli es recomendable. De ritmo lento, pero que le va, y de un espectáculo sin florituras. No es la típica peli comercial, a no ser por la presencia de este actor protagonista de las popularísimas Oficial y caballero y Pretty woman.
Un saludo, David.

Gracias a todos por entrar en el blog.
Ciao y hasta pronto.

Susan lenox dijo...

Ya tiene un tiempo, pero es una Correcta producción británica sobre este personaje bíblico, si bien demasiado lenta en determinados momentos. Paradójicamente otras superproducciones largas de este género resultan más entretenidas. En ocasiones parece más un telefilme que un estreno de cine y, aunque el guión es a veces algo plano, el reparto cumple en sus respectivos roles. Un joven Richard Gere interpreta bien al Rey David, aunque quizá el que mejor profundiza en el perfil psicológico de su papel en cuanto a las miradas envidiosas sea el actor que da vida a Saúl.
Bicos !!!!!!!

Javier Simpson dijo...

Creo entenderte cuando dices que otras producciones parecidas son más entretenidas; supongo que lo dices en cuanto a lo que tiene que ver con el espectáculo, con la acción. Aquí se tratan más las relaciones y el componente más íntimo y humano (y religioso) de los personajes.
Sin embargo discrepo contigo, Susan, cuando dices que tiene aspecto de telefilm. Para mí no. Tal vez en alguna escena de interiores pueda parecer que estamos en algo así como Yo, Claudio, o algo por el estilo, pero la peli de Beresford es bastante cinematográfica en conjunto, por lo menos esa es mi sensación. Lo que sí veo, y a lo mejor tú te referías a eso (y no quiero ir de listillo ni mucho menos, Susan, sólo es una opinión que se puede compartir o no), es que en esas escenas de interiores, sobre todo, hay un aspecto más que de telefilm de teatro rodado, algo que de siempre estuvo muy relacionado con las producciones cinematográficas. ¿Acaso Cleopatra en escenas parecidas no le ocurría igual?

Un bico, Susan. Y gracias por comentar…

Susan lenox dijo...

Exacto a Cleopatra le pasaba lo mismo, en las escenas de interiores, daba la sensación de telefilm.

Bicos.

CINEXIM dijo...

La vi en los 80 vía VHS y si no hubiera sido por este post no hubiera vuelto a pensar nunca más en este film. Nunca he simpatizado con Mr. Gere y el tiempo no ha mermado la antipatía que le tengo.

A Miss Daisy nunca le di la oportunidad de conocerla, así que pensarás que hoy estoy muy negativo, jaja

Un abrazo!!!

Javier Simpson dijo...

Susan: Bueno, está claro que en cuanto a eso lo vemos de un modo algo diferente, Susan, me refiero a que a lo que tú denominas telefilm yo lo llamo teatral en el ejemplo que puse.
El término telefilm lo uso para esas producciones que parecen series de televisión o películas con un lenguaje cinematográfico más limitado en cuanto a recursos técnicos, visuales, etc El lenguaje difiere un tanto, aunque también me parece que últimamente hay series de tv que parecen más películas que series por su calidad, tanto por sus guiones (que eso también cuenta. Los telefilms por lo general tienen guiones muy encorsetados y con bastantes clichés) como por su calidad técnica y buen uso de ella. Ahora es muy habitual oír que el mejor cine se hace en la televisión, refiriéndose a esas series que nos inundan

Petons, susi.

CINEXIM: Sí, los que le tenéis manía a Gere sois un buen puñao ;-P
La peli de Miss Daisy está muy simpática y tiene su mensaje. En su momento me había gustado mucho más de lo que esperaba.

Un abrazo, CINEXIM.

Gracias por vuestros comentarios

Anónimo dijo...

Donde puedo conseguir la pelicula en Bogotá? O puede ser descargada de manera gratuita?

avia zacharzewsky dijo...

Quisiera saber dónde puedo conseguir la película gratis en internet. Gracias