" cinódromo: Danton/ Andrzej Wajda/ Francia 1982

martes, 1 de febrero de 2011

Danton/ Andrzej Wajda/ Francia 1982



Esta película es del año 1982, pero no esperemos encontrarnos una de esas pelis de estilo ochenteno tan fáciles de identificar, muchas de ellas bastante conocidas; para nada. Esta magnífica película de época, coproducida entre Francia, Alemania y Polonia retrata el período político convulso de una Francia en pleno proceso revolucionario denominado históricamente etapa del terror, en la que Robespierre  ejercía el poder de manera tiránica. En el bando contrario al comité de salud pública, cuyo jefe político era Robespierre, que era algo así como un gobierno provisional por razones de urgencia nacional de la recién instaurada república francesa, se encuentra el ídolo del pueblo y muy popular héroe de la revolución Danton, interpretado muy convincentemente por un gran Gerard Depardieau.

      El tema de la película sería el miedo que provocaban en el pueblo los gobernantes en aquel período donde se pretendía  hacer ver enemigos por todos los sitios conspirando para hacer caer la república, entre estos presuntos conspiradores se encontraba Danton, al que Robespierre temía ya que era un presumible candidato para hacerse con el poder, y es entonces cuando éste reacciona(y la película va sobre todo de eso precisamente, de la reacción) y trata por todos los medios a su alcance de cortarle las alas en un proceso político que disfraza de proceso judicial. En esta especie de “juicio póstumo” (porque a pesar de celebrarse, Danton parece estar ya más muerto que vivo; es una pantomima), Robespierre acusa a Danton de conspirar y crear grupos de insurgentes para aniquilar el gobierno de la república; lo acusa de contrarrevolucionario  porque es muy listo y sabe que, aunque no lo es (aunque critique al gobierno), esa palabra crea un miedo irracional que hace a los acusados de ello carne de guillotina.

      Hay en todo el proceso una clara manipulación política y las amenazas mediante la intimidación y el terror son continuas para quitarse de en medio, no a los enemigos de la república como proclaman los acusadores, sino a los enemigos de las injusticias del comité de salud pública presidido por una especie de diablo llamado Robespierre, personaje de similares características a otros históricos como Maquiavelo en cuanto a los prácticos e inmorales usos del poder, o Hitler y Stalin en cuanto al terror que ejercían en el pueblo para paralizarlo y así poder controlarlo mejor.


          
Spoiler (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
        El personaje que interpreta a Robespierre se nos muestra con algunas contradicciones; si bien en un principio no desea la detención de Danton para ejecutarlo porque entraña cierto peligro al ser un ídolo del pueblo, más tarde cambia su postura y ordena que se abra un proceso en su contra que llevará, si todo sale como él tiene previsto, a su ejecución. Otra contradicción en la postura de Robespierre se aprecia cuando al final uno de sus colaboradores más directos, y en los que más confía, le insta a que proclame la dictadura… Robespierre ya es un dictador con todo el poder en sus manos, y en una reflexión que hace en voz alta dice que la revolución se ha destruido porque lo que él siempre había defendido-: una democracia-, ya no era tal. Aquí hay un componente de desencanto en el personaje, de amargura, algo que va totalmente en contra de lo que hace.
           Danton también cambia a lo largo de la película: en un primer momento se muestra amenazante ante su rival porque sabe de su poder. Más tarde, en su detención, su actitud es totalmente pasiva (ni siquiera cuando sabía que estaba en peligro, antes de que lo detuvieran, mueve un solo dedo para intentar hacer algo y mover los hilos que podían hacer cambiar los acontecimientos que sucedieron más tarde. Algunos políticos se lo dicen y lo apoyan para que sea el líder que destituya a Robespierre, pero él no hace nada); aquí también hay ingenuidad en su comportamiento al creer que el pueblo lo salvará. En una tercera etapa se presenta muy elocuente en la farsa de juicio, hablándole al pueblo para que reaccione y no consienta que asesinen a los hijos de la revolución que son los que salvaguardan los ideales de la república y la democracia. Y, finalmente, en una última etapa, Danton, ya encarcelado, piensa que la gente se ha vuelto loca y que él es irremplazable, que sin su concurso la revolución fracasará; aquí nos encontraríamos con un Danton envalentonado por el miedo al ver lo que le espera y con una actitud presuntuosa producida seguramente por la desesperación; por sus palabras pareciera ser una divinidad irremplazable para la revolución. /Fin Spoiler (Ya se puede seguir leyendo sin problema)




      Lucha por el poder, reuniones políticas públicas y privadas para convencer a favor de la causa de cada uno, subversión inventada y su reacción-: represión política-, asambleas, comités y discursos políticos en los que las traiciones y las ambiciones personales son lo principal; todo eso está en Danton.

     Su realismo, cuidada puesta en escena, con algunas partes en las que las multitudes se mueven con naturalidad y resueltamente, la música siniestra que resalta esa época de terror, eso también forma parte de un estilo, por otro lado bastante clásico.

12 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Outsider. dijo...

la verdad es que me pones los dientes largos, el cine frances me gusta un poco desde que vi la serie, El Conde de monte cristo, con Gérard Depardieu. Y desde luego que el cine Frances
no me ha defraudado. Que curioso, ayer mismo lei un reportaje en una revista sobre la etapa del Terror de Francia. ademas el tema este de meter a la gente el miedo para controlarlo mejor se sigue practicando hoy en día, en fin. Buen Post javi

Antoine Doinel dijo...

Joya esta de Wajda, que hará ya un lustro que vi y tendré que revisitarla en cuanto pueda, buen artículo Javi.

Einer dijo...

No la he visto, Javi, pero suena muy bien.
De Wajda llevo tiempo queriendo ver algo y puede que esta sea la primera.
Un saludo.

ANRO dijo...

Muy buena entrada, y muy buenas las precauciones, para quienes no hemos visto esta peli. Me la voy a apuntar, porque entre otras cosas soy un estudioso de la REvolución Francesa y por otra el cine de Wajda es muy interesante.
Un abrazote.

David dijo...

Al igual que ANRO me apunto la peli, no la conocía, pero con tu estimulante entrada y sabiendo que el gran Depardieau está a la cabeza del cartel, pocos argumentos más me hacen falta.
Un saludo

Javi dijo...

Increíble, estoy mirando en IMDb y Wajda tiene una filmografía de 51 películas. La primera la hizo en el año 50, un corto; también tiene algún que otro documental. Entre los títulos hay clásicos del cine europeo como la bastante conocida El hombre de mármol o Paisaje después de la batalla. De las más actuales hablan muy bien de Katyn, muy de moda por el accidente que le costó la vida al ex presidente polaco hace poco porque iba, precisamente, a un acto conmemorativo por las víctimas del asesinato masivo, durante el stalinismo, de oficiales polacos en la segunda guerra mundial.
Gracias por comentar Oustsider, Antonine, Einer, ANRO y David.

Menuda está cayendo en Egipto...

CINEXIM dijo...

La tengo pendiente desde que un blogger me la recomendase. Ahora con más razón. Estas pelis de los 80 con diresctores de la Europa del Este sueln ser una delicia: tienen una gran sensiblidad y suelen huir de efctismos gratuitos.

Un abrazo!!!

ATTICUS dijo...

Me gusto bastante la pelicula,buen post Javi.

abril en paris dijo...

Una pelicula interesante y tú nos la sirves en bandeja de plata :-))Me gusta Depardieu ,pero tampoco la he visto asi que la apuntaré a la lista. Me recuerda en cierto modo a los Miserables..¿ puede ser ?..no sé.
Me gusta la música que nos recibe al abrir tu blog, invita a quedarse..

Un saludo :-))

Javi dijo...

Atti, es que es muy buena. Wajda es un clásico europeo, y nada aburrido, cosa de la que tachan a muchos directores europeos que hacen algo así como cine de autor.
Abril un alegrón que te pases por aquí, qué way! Aunque no leí los Miserables, sé más o menos de que va y sí tiene alguna semejanza en cuanto a que se desarrolla en Francia, habla de política, de guerra (en este caso napoleónico), de moral... Los miserables es una novela romántica, y en Danton no veo tanto el romanticismo, la veo algo más realista con toque neoclásicos en su estilo que otra cosa; en eso no son de estilos tan parecidos, pero sí que tienen alguna que otra semejanza en la época y el contexto, sí, creo yo.
Nos vemos y gracias por comentar, Atti y abril.

Ariadna dijo...

Hola Javi, pues tengo muchas ganas de ver esta peli, ya quería verla antes, pero con tu post me han entrado más ganas todavía, además está el magnífico Gerard Depardieu, y eso es una garantía. El tema del terror en las dictaduras es tremendo; ahora estoy viendo una serie muy buena de los 70, de la BBC, Las seis esposas de Enrique VIII, y te hace reflexionar. Es que era un señor que, por el simple hecho de no poder tener hijos varones con su esposa, ya se le antojaba cortarle la cabeza, es muy heavy... Esas cosas pasan en todos los gobiernos totalitarios, la gente vive todo el tiempo con miedo, y por desgracia sigue pasando hoy en día. De Wajda he visto Katyn, me pareció interesante, pero un poco flojita, aunque la escena que recrea la matanza de los oficiales polacos es muy buena... Saludos y me ha encantado tu post!

Javi dijo...

Es cierto, una de las prioridades de las dictaduras es tener maniatada a la población con el miedo para que no se rebelen. Te recomiendo esta peli, Ariadna, aquí se ve bien como maniobran este tipo de políticos autoritarios. Un saludo y gracias por pasarte.