" cinódromo: Magnolia/ Paul Thomas Anderson/ Estados Unidos 1999

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Magnolia/ Paul Thomas Anderson/ Estados Unidos 1999

 
     Enorme película coral en la que las coincidencias del destino son punto de unión de unas vidas marcadas por el sufrimiento; esto hace que el componente existencial esté muy presente en cada escena y el conflicto sea  permanente en el devenir de unos personajes perdidos por sus emociones.



    El comienzo se nos presenta con múltiples frentes abiertos (de ahí que sea una película coral) y con una vivacidad y dinamismo en la dirección que nos recuerda en su estilo visual a muchas obras de la filmografía de Martin Scorsese como Casino o El cabo del terror.
    Esta película es una eterna introducción, una presentación continua de unos personajes atormentados que buscan el perdón. Hay desencuentros tristes, e intentos de reconciliación suplicantes para estar en paz y continuar el camino en las mejores condiciones, unos para pasar apaciblemente a mejor vida y otros para intentar vivir sin la pesada carga de la culpa.

     Referente a Tom Cruise decir que para mí no es un gran actor, yo nunca lo tuve por tal, pero aquí está muy bien y en algún momento consigue estar  bastante simpático. Su personaje tiene un punto de excentricidad que no se llega a saber con certeza si es estudiado y fingido (atractivo para la gente que lo sigue por su programa de televisión, y que lo conduce hacia el éxito) o realmente cree en lo que predica (no en una especie de labor pastoral  religiosa sino todo lo contrario, pero con un estilo parecido al de  los telepredicadores) con respecto a las relaciones de los  hombres con las mujeres, a las que trata algo así como a objetos sexuales de usar y tirar, y con desprecio una vez finalizado su objetivo de cazador indeseable. Yo creo que en su personaje hay mucho de falsa misoginia. A Tom Cruise no le interesa el pasado porque en el pasado hay demasiado sufrimiento y esto no le vale para crecer y ser feliz. No puede mirar hacia atrás porque eso no le traería nada bueno; tan sólo le interesa el futuro y la falta de compromiso para no sufrir más. Su falsa misoginia es una máscara, un pretexto muy rentable e interesado,  para no profundizar más en las relaciones que tienen que ver con los sentimientos, de ahí que diga que lo único que le vale es que las mujeres lo deseen para así poderlas satisfacer sin más: superficialidad y relaciones en las que los sentimientos no entorpezcan los dogmas de este “Doctor de las sexualidad más deshumanizada”.
PD: Atención a la escena de las ranas que caen del cielo…

7 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Raül Calvo dijo...

Magnolia me gustó mucho pero mi favorita de Paul Thomas Anderson es sin duda Boogie Nights, que salí del cine enamorado de Julianne Moore y Heather Graham.

Dialoguista dijo...

Increible, es verdad!!! De mis pelis favoritas!!!
Cruise hace un buen papel, pero todos los demás están sencillamente soberbios. Moore se pasa de excelente. Y la historia, la forma de contarla, todooo, me fascina ;D

Javi dijo...

Raül, me pasó una cosa extraña con Boogie nights, y es que cuando la vi no me gustó nada, y ahora sé que fue porque no la entendí, o no la pillé como debería, no entré en ella...después de Boogie nights vi otras 3 de él que me encantaron (Magnolia, que es la que más me gusta, Pozos de ambición, que es durísima y la comparo en cosas con la clásica El tesoro de sierra madre por la locura que puede producir la ambición desmedida, y también Punch drunk-love: curiosísima y fascinante historia de amor). Creo que la próxima vez que la vea me gustará mucho más... hablo por Boogie.

Dialoguista me alegro que te haya gustado, creo que tenemos gustos parecidos, aunque a veces haya pelis en las que discrepamos claramente, como en Deliverance. Un saludo y gracias por participar.

Raül Calvo dijo...

Creo que disfrutarás más de Boogie Nights si conoces un poco la historia real que se esconde detrás y lo que representa cada parte de la película en relación a la historia del cine. Y también es importante verla como Dios manda: acaba de salir una edición muy buena en DVD y Blu.

Pabela dijo...

Increíble tal cual la describís. Es una de esas pelis que alquilé por curiosidad en su momento, sin saber nada incluso del director y zacate, me encontré con una obra magnífica que emociona tanto como asombra. Además, claro, me fascinan este tipo de historias corales.

Ariadna dijo...

Hola, Javi, siento ser la pesada que siempre lleva la contraria, como en mi blog, jaja, pero no me gustó nada Magnolia, ésta ni siquiera me parece buena como Réquiem por un sueño, que me disgustó sólo por su crudeza. Lo siento, pero Magnolia me parece una película tan aburrida y absurda... Lo único que me gustó fue el siempre maravilloso Phillip Seymour Hoffman, que ilumina la pantalla cada vez que aparece, lástima que aparezca tan poco...

Javi dijo...

Yo creo que sí es muy buena y que lo que ocurre es que a ti no te gusta, sin más. Eso pasa muchas veces y yo lo acepto así. A mí también hay pelis con calidad cinematográfica (innovadoras incluso, o muy bien hechas, de las que objetivamente no puedes criticar casi nada) que no me gustan...pero por eso yo no me voy a sentir mal; cada uno tiene sus gustos que en ocasiones son muy personales. Un saludo, Ariadna.