" cinódromo: Arrástrame al infierno/ Sam Raimi/ Estados Unidos 2009

miércoles, 31 de agosto de 2011

Arrástrame al infierno/ Sam Raimi/ Estados Unidos 2009

   

Película muy entretenida de terror que parte de un guión normal, a veces demasiado previsible, para que Sam Raimi se luzca por otros caminos que tienen que ver más con su estilo y la atmósfera que recrea, para que nos mantenga pegados y con los ojos bien abiertos mostrándonos las excelencias de lo  sobrenatural y su efecto sobre  nosotros. Aquí hay una premisa misteriosa que es la que hace poner el hidrato de carbono suficiente para que el plato deje satisfecho; y ese hidrato de carbono tan necesario en este tipo de películas, fantásticas con un componente de terror, es ese misterio que nosotros (los espectadores) conocemos, pero que todos, o gran parte de los personajes que salen en la película desconocen, o tienen ciertos indicios que preocupan, pero que no saben con exactitud cuál es la causa que atormenta a alguno de los protagonistas. El ir indagando en eso es lo que nos entretiene en gran medida. ¿Referentes? Drácula y todo lo que tiene que ver con el origen del problema  de una de  las protagonistas y el por qué  pierde tanta sangre y  se siente morir (me refiero a Lucy más que a Mina Harker, porque cuando Mina ya está poseída el misterio ya está resuelto- por parte de los demás personajes de la película, ya dijimos, porque los espectadores ese problema ya lo tenemos resuelto desde el principio, lo que ocurre es que ese concepto del misterio del problema y su desarrollo  es el que crea esa atmósfera tan característica y necesaria en este  tipo de películas y con la que nos sentimos intrigados unos y desasosegados otros, los más sensibles), o pasar a una vida distinta en la que no se envejece;¿aquí cual sería ese misterio? Saber que le pasa realmente a la víctima de Drácula y, una vez que se sabe, saber quien le ocasionó aquello; es en ese punto donde interviene Van Helsing, un doctor que sabe de estas cosas, haciendo a la vez  de hilo conductor de la trama y de héroe; él es el que explica quién es Drácula y cómo vencerlo, él es parte importante para que la destrucción del monstruo se ejecute de una manera correcta, efectiva y definitiva (hasta que llegara otra entrega de la Hammer aprovechando el filón). ¿Otro referente? El hombre lobo; ¿misterio a desentrañar para que se pueda hacer algo al respecto? Cuál es el origen del mal que tiene el hombre que se transforma en lobo. El mismo hombre convertido no sabe muy bien qué le ocurre cuando empieza a sentir los síntomas  y por qué (esto ocurre en algunas de hombres lobo), hasta que se da cuenta de que un lobo lo mordió y esa podría ser la causa de su mal; es entonces cuando acude  a un especialista en estos casos (una especie de Van Helsing, pero de hombres lobo, o una vieja gitana) y cuando el misterio comienza a despejarse, poco a poco, dándole a la película ese ambiente necesario. Otra: El exorcista… ¿misterio? Qué es lo que le ocurre a la niña. ¿Soluciones? Médicos y sesiones maratonianas de pruebas grimosas, o un cura, que curiosamente es psiquiatra (esto le da un punto de conflicto interesante); hasta que descubren realmente que es lo que tiene la pobre niña que parece estar más muerta que viva por obra del maligno.




¿Y en esta de Arrástrame al infierno cuál sería el misterio? Es clarísimo: aunque la protagonista sabe que es una maldición, tiene que estar segura de que no está equivocada  y de que no es una locura suya; además: una vez sabido esto, tiene que asegurarse de saber cuál es la posible solución; ¿y quién la ayuda? Pues un espiritista que la asesora y se acojona a un tiempo porque no lo ve muy fácil; aquí este espiritista sería otro “Van Helsing”, en este caso con menos protagonismo.


Sam Raimi vuelve al puro entretenimiento y a las vísceras, pero mostradas con cierta elegancia, que eso siempre es difícil tratándose de vísceras y sangre, o sea: tratándose de gore, pero al estilo Raimi, un gore simpático (hay quien dice que hay humor negro, auque yo no lo veo; no aprecio comedia por ningún lado, auque te puedas reír con alguna escena) y decidido, en ocasiones espeluznante, pero no demasiado desagradable hasta el punto de perder el buen gusto. Raimi es un tío racional y equilibrado para  estas cosas, por eso hace casi todo bien: ¿que hay que hacer una de superhéroes? Pues va y se marca esa saga maravillosa de Spiderman, a pesar de su protagonista, ¿que hay que hacer un thriller de los buenos, efectivo y contundente, con un gran guión? Pues el tío va y se nos marca una genialidad como es Un plan sencillo, ¿que hay que hacer fantástico con un toque a cómic? Va y nos deleita con Darkman. Sólo una pequeña pega a su corta filmografía: Rápida y mortal, es una tontería a pesar de ese ejercicio de estilo tan bueno. El western no sólo es eso cuando se encierra en un espacio reducido, lo sería de haber intimidad o un estudio de los personajes desde la psicología, el western es también, y  sobre todo, aventura y disparos, grandes cabalgadas, persecuciones de indios a rostros pálidos o de hombres con chapa a forajidos, sean o no de leyenda.




Decir finalmente que Arrástrame al infierno recuerda en ciertos aspectos a dos de sus pelis: Darkman (de esta coge el toque más fantástico, su estética y todo lo que tiene que ver con los efectos, además del estilo, como en todas las suyas) y Posesión infernal. Haz un cocktail con estas dos pelis y te saldrá algo parecido a Arrástrame al infierno, pero con menos fuerza y originalidad que las otras dos que forman los componentes antes citados para hacer la agradable y refrescante bebida.

28 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Raül Calvo dijo...

Drag me to Hell me encantó. Me gustó ver de nuevo a Raimi dentro del cine de terror, que no tocaba desde la trilogía de Posesión Infernal (Premonición no es que fuese una peli de terror, más bien cine fantástico y misterio).

Eso sí, no coincido para nada en ninguno de los referentes y autorreferencias que pones. Raimi obviamente bebe del cine de terror setentero y del subgénero de las maldiciones. Nada que ver con Drácula, el hombre lobo o El exorcista. De hecho, si hay una referencia clásica en el film es al clásico de Jacques Tourneur La noche del demonio (1957), ya que Arrástrame al infierno nació originalmente como un remake de la película de Tourneur pero al no conseguir los derechos, reescribió el guion. Luego lo volvió a reescribir para que fuera protagonizado por una mujer, ya que en un principio se escribió en los 80 pensando en Bruce Campbell como protagonista.

Por otro lado, la estética de Drag me to Hell, que recuerda a la de los 70 no tiene que ver con el cómic animado que es Darkman, más anclado en los 90 (cuando fue rodada) y la psuedociencia ficción. Profecía maldita es un film de John Frankenheimer de 1979, supongo que te referías o bien a Posesión Infernal o a Premonición. En todo caso, la manera de mover la cámara es bastante consistente en todas sus películas (con la excepción de Premonición y Un plan sencillo) así que más que autorreferencia se trata sólo de su estilo.

Javi dijo...

Los referentes que pongo haciendo similitudes con Drácula, Frankenstein, el hombre lobo y tal son sólo para referirme a un aspecto de la película, si te has parado a leerlo bien, a esa "Vanhelsinización" que veo y en la que me he centrado, un comentario muy personal en el que no me he documentado nada porque no era mi propósito, simplemente hacer un comentario divertido, cosa que no sé si he conseguido.
De Darkman simplemente he dicho que sus efectos son parecidos, su estética, sin pararme demasiado en referentes, y con respecto a Posesión infernal la comparé en cuanto al género, de terror y en el que unos espíritus malignos te las hacen pasar putas. Evidentemente las pelis no son las mismas, sólo he destacado similitudes concretas sin resultar, en este caso, demasiado sesudo.
Un saludo y gracias por tu aportación, interesante como siempre.

Javi dijo...

Otra cosa: Darkman y esta peli tienen cosas muy parecidas en cuanto a lo que tiene que ver con la dirección y el estilo. Cualquier aficionado al cine que viera Arrástrame al infierno y no supiera quién es el director, apostaría un huevo y parte del otro a que sospecharía que es de Sam Raimi. Su estilo es inconfundible.

Raül Calvo dijo...

Efectivamente, su estilo es inconfundible y lo aplica a todas sus películas. Desde la primera (Posesión Infernal) hasta la última, ésta. Con las dos excepciones mencionadas (bueno, tres si se incluye en su filmografía aquel producto alimenticio que representó la comedia sobre baseball con Kevin Costner). Diría que, si hay que relacionar ésta con cualquier otra de su filmografía, encaja mejor con Evil Dead II, ya que repite bastante del sadismo hacia el personaje protagonista (cosa que ya aparecía en Posesión Infernal) y tanto en Evil Dead II como en Arrástrame al infierno tenemos escenas en las cuales el ojo de una criatura malvada acaba en la boca de uno de los personajes. Cosa que diría que no sucede en Darkman.

daniel dijo...

Javi, esta peli la vi en el cine, y me gustó mucho. Yo sí noto la cuota de humor negro en la cinta, mezclada obviamente con ese gore "simpático" al que haces alusión. Me gustó que analizaras eso de los referentes, aunque mas que un referente parece ser una premisa indispensable en ciertos rubros del genero de horror. Pero como dice Raul, aqui el sello Raimi está muy bien identificado. La cinta, como dices peca de previsible en ciertos momentos que debieron cuidarse mejor como en el final (spoiler: todos sabiamos que la chica tomaba el sobre equivocado y que por ende la maldicion no se iba a romper).

El film entretiene pese a todo, y es muy bueno a pesar de sus fallos evidentes. Allyson Lohan se destaca ampliamente y el papel de Justin Long tambien me agradó. La pelicula esta llena de interesantes escenas como la del estacionamiento y la del cementerio.

Un saludo Javi!

Outsider. dijo...

se ve poderosa y ruidosa por los trailers pero nunca me ha llamado la atención muy buen post javi como siempre.

Dr. Gonzo dijo...

A mi no me pareció gran cosa. Superior a la media de películas de terror actuales, pero tampoco es para tirar cohetes.

ricard dijo...

Si mal no recuerdo, a la protagonista, que trabaja en un banco, le pasa lo que le pasa porque le niega un préstamo a la anciana bruja. Conclusión: recomienda la película a tu banquero y a lo mejor suelta la pasta.

Isabel dijo...

Hola Javi!
No la he visto, bueno la empecé a ver me quedé dormida :S pero no era por la peli. La veo seguro después de leerte, la tenía pendiente.
Oye, hoy un espontáneo me han escrito un email para hablarme de una entrada de tu blog que le ha encantado, Los sobornados.
Besiños

David Amorós dijo...

Como estoy de acuerdo a grandes rasgos con la valoración que haces de la peli, voy a reivindicar "Rápida y mortal", un western pulp, muy cercano al cómic y claro, al spaghetti western, que me divierte horrores. Mucho más que esa sublime tontería tan bien considerada titulada "Posesión infernal". Un abrazo.

Javi dijo...

Raül: No pude contestarte hasta ahora porque acabo de llegar del curro y allí no tengo Internet.
No, en Darkman no sucede lo del ojo, pero en la historia es sometido a una tortura que es un verdadero calvario, y en ese aspecto también se ceba con el protagonista, un Lian Neeson desfigurado y con un dolor insoportable por el suceso que casi le cuesta la vida, con que ahí también se somete al prota a un sadismo del sufrimiento importante. Es cierto que hay muchas más semejanzas, sobre todo en lo que tiene que ver con el género, o los subgéneros, o subgéneros de subgéneros ;-P , entre Arrástrame al infierno y Posesión infernal (supongo que, por lo que dices tú, más con la 2ª parte) que entre la que comento en este post y Darkman, aunque las dos tengan un componente fantástico más o menos claro (tú lo llamas, y seguro que es de ese modo, pseudociencia de ficción, y tiene su lógica, pero que a mi modo de ver es fantástico, y ponerle la etiqueta de pseudociencia es un poco rebuscado porque eso suena a fantástico: algo que es pseudociencia no es ciencia, y si no es ciencia es una invención que no es real, y ahí entraríamos en el campo de la fantasía) una de terror y otra, Darkman, de género que tiene que ver con el cine negro en el que la venganza adquiere un papel predominante y sustenta gran parte de la historia que se nos cuenta.

Hay alguna que otra semejanza, pero yo me quedaría con la de que en las dos el personaje protagonista es castigado hasta el punto de que se quiere acabar con su vida, en Darkman en el atentado en el que hay una explosión (otra semejanza que tiene que ver con los efectos y el estilo formal: el uso del fuego en explosiones y demás; es muy de la marca Raimi. En la foto que pongo arriba hay un fotograma que visualmente - y eso que hay una buena diferencia de años entre una peli y otra y ahora la cosa está digitalizada, cosa que antes no ocurría, o si pasaba era algo usado mínimamente - es muy semejante en la utilización de esa pirotecnia) y en ésta con una maldición gitana cuyo último fin es el mismo que en la de Darkman: su muerte, pero con el añadido de hacer sufrir por el camino de ese proceso al personaje, atormentándolo cruelmente. Esto hace convertir a esos personajes en malditos y pobres diablos que sufren. ¿Y cómo desprenderse de ese sufrimiento? Porque de eso se trata: de la reacción ante el hecho que ha motivado la tragedia. Pues el alivio o la curación se producirán por distintos caminos: en Darkman mediante la venganza, en Arrástrame mediante todo tipo de intentos por quitarse la maldición y en donde la chica es ayudada por ese especialista que mencioné en el post.
Otra anotación a destacar es la ayuda de los respetivos novios a esos personajes marcados por la tragedia de una manera u otra, pero con similares resultados. Esos novios son una ayuda importante de los protagonistas, un apoyo que los ayudará a salir adelante. Con ellos no se sentirán tan solos en su tragedia y serán quienes los escuchen cuando tengan la necesidad de hablar. ¿A quién contarles su tragedia y sus planes para aliviar su mal? A sus novios. Cualquier otra persona sería totalmente inadecuada a sus requerimientos de compresión y apoyo. El amor tienes esas cosas: es incondicional y protege lo que se quiere…

Javi dijo...

dani: No sé, yo no le termino de pillar ese tono de humor negro que dicen algunos; está claro que hay algún toque que otro con algo de ese humor, pero no hasta el punto de catalogar su tono, en todo o gran parte de la peli, como de humor negro… no sé, tal vez se me escapó o tal vez no pille bien ese tipo de humor en una peli como ésta.
Estoy contigo en eso de que es una premisa indispensable en géneros como éste el misterio y ciertos personajes, como Val Helsing y sus almas Mater. Traté de poner un común denominador a ese aspecto con puntos de encuentro en todas esas pelis.
Outsider: jaja sí, sí que se ve poderosa, tiene un algo, o un bastante de eso, Outsider. Si te gusta el género atrévete con ella. La puedes poner después en tu blog de pelis extraordinarias. Creo que encajaría. Ya verás como te gusta si la ves…
Gonzo: Hola. Yo también creo que está por encima de la mayoría de pelis que se estrenan actualmente, yo diría bastante por encima. Para mí Raimi es, en este tipo de pelis, puro entretenimiento.
ricard: jajaja sí, es una buena idea. El gobierno debería hacer de obligado visionado esta peli a los banqueros
Isa: Joer jaja pues no es precisamente una peli que de sopor ;-) Debías estar con bastante sueño.
Ah, ese es mi primo que le dije que mandara correos a algunos blogueros y pusiera que esa crítica está cojonuda y tal y tal… así gano más puntos con alguna gente por aquí :-P
David: Sí, estoy de acuerdo en que Rápida y mortal tiene sus cosas de interés, de bastante interés, aunque para mí es la peli que menos me gustó de Raimi; de cualquier forma tampoco puedo decir que no me convenciera, sí lo hizo, sobre todo en lo que tiene que ver con ese ejercicio de estilo impecable que está entre el spaghetti y el pulp con tendencia al cómic, ahí estoy contigo y la valoro mucho en ese aspecto. Creo que es una peli que ahora me gustaría mucho más. Supongo que al gustarme mucho el western clásico la peli de Raimi no me gustó por no tener casi nada de lo que aparece en un western de los de antes, y lo que aparece, como los duelos, estar totalmente transformados para el más puro espectáculo estético. Creo que la peli que más me gustó de Raimi es Un plan sencillo, un gran drama con toques de género negro-policíaco y muy thriller.

Un saludo a todos los que habéis participado y gracias por vuestros estupendos comentarios. Hasta la próxima sesión ;-)

Mario dijo...

Llego tarde pero a ver con mi apreciación más sincera, decir que en mi caso a diferencia de ti me causó mucha gracia el filme y no es lo que buscaba en el inicio pero igual me pareció una obra curiosa que terminó gustándome, pero veo a la comedia de forma sutil aún en su reiteración, provista de un notorio humor negro que no creo que hayan sido errores de un cineasta tan experimentado, había más que miedo una sensación de burla incubierta que escarmentaba a la mujer frente al designio de la bruja, la exposición era grotesca y desenfadada a ratos pero ausente de gran intimidación aunque habían algunos sobresaltos sin duda sino que pasaban tras alargarse el metraje en cada escena ya que se exageraba mucho, me parece que es una película divertida pero carente de la esencia del género sino un híbrido que hasta tenía una alta dosis de aventura, un entretenimiento de cierta calidad pero con todo síntoma de pasajero, Raimi tiene talento para los filmes comerciales, lo cual tiene mérito si quieres tener un momento sencillo pero grato. Un abrazo.

Mario.

Raül Calvo dijo...

Darkman también considero que es cine fantástico, con lo de pseudociencia ficción me refería al hecho que aparece una invención (la de la piel prostética) que entra dentro de la ciencia ficción. De ahí lo de "seudo", porque no se trata de una película de ciencia ficción (aunque muchos críticos, no sé por qué, enmarcan todo el género de superhéroes dentro de la ciencia ficción, cosa con la que no estoy del todo de acuerdo).

Por último, lo que quería hacer ver es que Arrástrame al infierno guarda similitudes con TODO el cine de Raimi, ya que es un director al que le gusta repetir motivos, elementos y conceptos, como el sadismo hacia el personaje protagonista o la inclusión de un modelo de coche particular que aparece en todos sus films (en Rápida y mortal disfrazado de carromato). Por eso, no veo que se haya de relacionar con una sola película, pero en caso de hacerlo tiene más cosas en común temática y visualmente con Evil Dead II.

Pero lo importante es que creo que guarda relación con todas sus películas, porque como ya he dicho, Raimi es de esos directores que repite de forma constante ciertos elementos y motivos. Como en una escena del primer Spiderman que hace gritar a Peter Parker lo mismo que grita Ash en El ejército de las tinieblas. Eso no quiere decir que Spiderman y EL ejército de las tinieblas sean dos películas relacionadas entre sí, simplemente evidencia que están hechas por un autor: un director que pone su marca personal en lo que hace.

La excepción de todo esto es, por supuesto, el producto alimenticio Entre el amor y el juego, película que rodó para que se le permitiera hacer Un plan sencillo.

Einer dijo...

No la he visto pero yo también voy a romper un lanza a favor de Rápida y mortal que me pareció muy entretenida. Y también rompo otra lanza por Tobey Maguire. Quizás una vez que veamos a Andrew Garfield metido en el papel resulte mejor que Tobey, pero creo que no estuvo nada mal en ninguna de las tres.

Javi dijo...

Mario: Sí, hay humor negro e incluso autoparodia, no lo niego y ya lo he comentado, pero a mí sigue sin parecerme una peli de género de comedia negra como aparece en algunas webs de cine como Filmaffinity. Yo la veo como terror de baja intensidad, un tanto ligera, en donde hay trazos de humor negro. Es una especie de guiñol en el que la violencia está suavizada. Si a este hecho se le une el que es cine puramente comercial hecho para el entretenimiento, nos encontramos con una dulcificación de terror que no llega a impactar como en otras pelis serias del género. Evidentemente no es La matanza de Texas, ni siquiera es Posesión infernal del mismo Raimi; en ésta el terror es más exacerbado y atenaza considerablemente, cosa que no llega a hacer Arrástrame al infierno.
PD: De todas formas, aunque en páginas como filmaffinity aparece clasificada como de humor negro o comedia de terrror, antes le ponen la etiqueta de género de terror, e incluso la de thriller. En ocasiones es complicado clasificar una Peli en cuanto al género porque la línea que divide un género de otro es muy delgada. Un saludo, Mario, y gracias por tu comentario.
Raül: Muy de acuerdo con tu comentario. Nada que añadir. Gracias por tu gran aporte, Raül. Un saludo.
Einer: Es cierto, Rápida y mortal es un western original que aunque no me gustara demasiado tiene aspectos muy destacables, como ya señalé antes. Tobey me cae simpático, incluso no me parece, para nada, un mal actor; lo que ocurre es que yo siempre tuve en mente un Spiderman con unas características de las que carece este actor. De todas formas Tobey le aporta al personaje una simpatía y una sencillez de hombre común metido a superhéroe que tiene su encanto. Un saludo, Einer. Hasta la próxima.

abril en paris dijo...

Silverado si, ésta no. Lo siento no es el género que me entusiasma. Puede que sea injusta pero no me interesa, seré miedosa o simplemente no le encuentro el punto.
¿ Visceras con cierta elegancia ?¿?

Otro saludito Javi :-)

Jesús Fariña dijo...

La verdad que me entretuvo bastante esta obra de Sam Raimi, sin llegar a sus inicios más salvajes como fueron "Posesión infernal" y sus secuelas, el film desprende mucho del Saimi Raimi de los ochenta y de paso descansaba de su comercial personaje arácnido, saludos.

Javi dijo...

Eso entra en los gustos de cada uno y no pasa nada por decirlo claramente y sin ningún tipo de prejuicio.
Vísceras con cierta elegancia, sí, por qué no. Eso no sólo depende de lo explícito de esa víscera que sale por un abdomen al descubierto y lleno de sangre, depende más bien del contexto de la acción en la que se ejecuta ese golpe terrible en el que se abre un cráneo o en ese corte de catana por el que unos intestinos como criollos salen por la tripa. Por otro lado hay veces en las que una escena de este tipo pueden tener su elegancia, una elegancia morbosa si se le quiere llamar, pero elegancia al fin y al cabo porque la elegancia es una forma de representar la belleza, y hay violencia con vísceras incluidas en las que hay belleza y está magníficamente representada. Eso depende mucho de los gustos, de la intensidad de lo que vemos o el grado, o de si resulta estético, dentro de lo posible, esa representación. En el género gore no suele haber demasiada elegancia, por lo poco que tengo visto, pero Raimi la trata de un modo bastante divertido y eso para mí resulta un tanto elegante, de una elegancia fresca, como de cómic, que no resulta del todo seria haciéndole perder verosimilitud. No sé si me explico bien y tiene demasiado sentido lo que digo… cuando Buñuel filma como un hombre le corta un ojo a una chica, la escena es gore (aunque simple, y surrealista) , una escena del tipo de las que hablamos en este comentario. Personalmente diría que esa escena también tiene su elegancia. Bueé vaya rollo te he metido. Un saludo, abril, y gracias por comentar.

Javi dijo...

Posesión infernal es mucho más visceral, más bestia, es cierto, Jesús. Para mí es una gran peli de terror fantástico. Hoy pasó algo de moda por los efectos que no resultan tan convincentes, pero el resto es genial y aterrador. Un saludo, Jesús. Gracias por comentar.

abril en paris dijo...

Lo comprendo Javi y más si es un género que te gusta. Sé que tiene muchos seguidores pero mi capacidad para asimilar la sangre y las tripas por muy elegantemente que se presenten es minima.
He visto mucha peliculas violentas y además grandes peliculas donde la sangre salta a la cara El Padrino por poner un ejemplo en lo más alto del listón o las de Peckinpah pero suelo girar la cara cada vez que la escena y la sangre "traspasa" la pantalla.
El terror fantástico supongo que es otra cosa más de comic como bien dices y puede resultar hasta divertido..no sé.
¡gracias por aclarar conceptos !

Otro saludo, Javi

Javi dijo...

Para nada, abril, no se trata de que yo pueda aclarar nada porque no soy quien para hacerlo; las ideas que pueda tener con respecto a cualquier cosa que se preste a debate no son norma, sólo faltaría; muchas veces son simples opiniones...después de todo los conceptos que pueda sacar, muchas veces del ala ;-P no son un principio de autoridad jaja Un saludo, abril.

Isabel dijo...

Anda ya, Javiño, tu primo?? jaja, me escribió diciendo que era argentino. Sí, es que o me desvelo toda la noche o me caigo dormida con el exorcista, da igual lo que me echen, jajaja. Saludiños.

Worc dijo...

Hola Javi!!! muy buena descripción con eso de gore simpático para el estilo de Raimi. Creo que Raimi puede tener altos y bajos en sus películas pero ciertamente uno se da cuenta de que lo que esta viendo es Raimi porque le imprime un sello particular. Como a Raimi lo descubrí de jovencito con The Evil Dead, la cual considero como una de sus mejores direcciones, a veces me cuesta desligarlo de algunas cosillas pero siempre le reconozco por la comedia, incluso en las producciones en las que participa como Hercules, Xena...un tipo curioso donde los haya y con Arrástrame al infierno vuelve a demostrar que es posible hacer entretenimiento mezclando terror con trazas de comedia.

Un abrazo.

Javi dijo...

Isa: No es que sea argentino, es que se fue a pasar una temporada allí ;-D Si te caes dormida con El exorcista eso es que tienes algo de sueño. Yo iría para la cama… Un abrazo, amiga.
Worc: Es cierto, Worc, ese toque de comicidad es muy de su sello personal; incluso en pelis como The evil dead hay momentos para la sonrisa, pero una sonrisa preocupada en este caso ;-O Un saludo, Worc.

Ariadna dijo...

Pues yo sí que veo bastante humor negro a lo largo de la peli. No me gustó mucho; mira que me gusta Sam Raimi: me entretiene mucho la saga de Evil Dead, me encantan las de Spiderman (Tobey McGuire incluido), también me gustaron Premonición y Darkman (Rápida y mortal no mucho). Raimi tiene un estilo personal que me fascina. Y Arrástrame al Infierno tiene escenas muy inquietantes, con los espíritus y todo eso, pero... eran necesarios tantos vómitos???? De verdad, casi vomito yo... No me pareció para nada elegante, sorry. En vez de tantas escenas de humor (que a mí sí me pareció humor) grueso, podían haber hecho más hicapié en la maldición y los seres de ultratumba. Sam Raimi la cagó aquí, en mi opinión. Qué manera de estropear un argumento interesante... Saluditos!

VASF dijo...

Hola Javi, ¿qué tal?, gusto por pasarme por aquí. Me parece que aquí no vamos a coincidir porque me pareció muy mediocre esta película, para olvidar. Hasta pronto, cuídate. vasf

Javi dijo...

Ariadna: Eso del estilo personal está bien, me gusta.
No, desde luego, los vómitos no eran elegantes; tampoco dije que lo fueran ;-) .
Yo no le veo tanto humor como dicen algunos. Sí que tiene momentos, pero no se lo veo en el tono general; Para mí no se ajusta al género de la comedia, aunque sí haya humor…
Un saludo, Ariadna.

VASF: No, aquí no coincidimos :-D
Un saludo, VASF. Hasta otra.