" cinódromo: Los renegados del diablo/ Rob Zombie/ Estados Unidos 2005

lunes, 1 de agosto de 2011

Los renegados del diablo/ Rob Zombie/ Estados Unidos 2005


Una familia de locos sanguinarios se dedican a asesinar a gente indiscriminadamente; el motivo de su comportamiento desestructurado, salvaje y depravadamente dañino podría estar motivado (el título lo  deja caer significativamente) por el hecho de moverse no sólo por la más mezquina y cruel diversión sino por un sentido de la vida tristemente  deformado. Esa familia puede tener un acuerdo con el diablo, y sus fechorías estar dirigidas por su mano. Es en ese aspecto donde no me convence ni su tono ni su ambientación, bastante al estilo forajido del Oeste salvaje siguiendo un camino en el que la violencia es como una religión, pero una violencia, en este caso, y con el componente cultural satánico marcado a fuego abrasador, extremada y mórbidamente dañina. El recorrido criminal de esta familia Monster a modo de road movie (excepto uno de sus miembros, detenido anteriormente de esa escapada familiar al más puro estilo Terminator) es exagerado, hilarante, pero no porque destile alegría sino porque causa risa, cruel, a veces divertido, con un ritmo bastante conseguido que no desfallece, animándote a ratos de una forma rara que no llegas a entender muy bien, y una estética visual plena de imaginería pueblerina del sur de los Estados Unidos donde el country, el rock, las botas camperas y el ganado comparten el protagonismo, un estilo visual publicitario, no de tanta afectación como el de Tony Scott sino más fresco y dinámico, pero un estilo que busca la precisión del encuadre, la atractiva puesta en escena e imágenes que luzcan con brillo cegador por encima de cualquier otro aspecto; y si a esto unimos otras técnicas, algunas que manipulan el ritmo, como cámaras lentas, tomas de amplio panorama o imágenes que se dividen en la pantalla, o que se suceden sin ningún tipo de pausa, el abanico de despliegue técnico que tiene que ver con el estilo de la película es laudable. Todo esto hace que sea una película aborrecible en su fondo y muy atractiva en sus formas, ¡pero ojo! Unas formas que no encajan en lo que nos cuenta Rob Zombie por inadecuadas: otro fallo a destacar en la concepción de esta delirante película. 


 

Si hiciéramos una comparación con otra película de familias asesinas y “especiales”, la que forma parte de la película de culto de terror La matanza de Texas, veríamos que lo que en una aterroriza en la otra no lo hace en ningún momento; es más: la de Tobe Hooper es de género de terror sin ningún tipo de confusión posible, la de Rob Zombie, aunque haya gente que la cataloga como terror, esa emoción no llega a aflorar ni con la misma intensidad ni con el mismo efecto que en La matanza de Texas. La película de Zombie más que terror produce grima, sorpresa, estupefacción, incomodidad por las atrocidades que comenten los miembros de esa familia desquiciada por el mal. Es por su indefinición en cuanto a género y por hechos como que los asesinos en serie de la familia se conozcan, y sean los verdaderos protagonistas del film, (en La matanza de Texas a penas sabíamos nada de ellos, sólo algo del que se mete en la furgoneta del grupo de chicos que viajan y que monta un show alucinante, por lo que los espectadores conocemos que a ese pobre hombre no le apretaron del todo los tornillos en el taller) por lo que esa emoción de terror no llega a estallar, es más: en un momento dado nos solidarizamos con algunos de ellos, por increíble que parezca, porque aunque merecen su castigo, eso no es justo para hacer lo que intenta, y consigue en cierto grado, el policía que los persigue no sólo por obligación profesional sino por motivos personales que tienen que ver con su hermano y el mal encuentro que tiene con los miembros de esa familia de marras. En esas escenas quieres que escapen de la brutalidad, tanta como la que ejercen injusta y delirantemente ellos mismos, del policía por motivos de humanidad; es en esos momentos cuando preferirías que los detuviese o que se los cargara en otras condiciones y no tan premeditada y salvajemente por una venganza obsesiva.

“Las cámaras de los horrores” son más explícitas (con algo de gore) en Los renegados del diablo que en La  matanza de Texas; en ésta, sin embargo, lo que se ve es mucho más impactante por lo macabramente insinuado o por una atmósfera enfermiza, que a penas trasciende en la película de Zombie, pero que en la de Hooper es tremendamente angustiosa y crispante.
En definitiva: que las formas o la estética, y el ritmo, aunque tienen su importancia, no lo son todo en una película, ni mucho menos. En Los renegados del diablo esos elementos están bien configurados y se ofrecen con cierta pericia, pero lo demás falla lamentablemente.

25 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Jesús Fariña dijo...

La verdad que siempre he sentido admiración por su música tanto en solitario como con su anterior grupo "White Zombie" pero sinceramente su faceta de director de cine, deja bastante de desear. Ya desde su debut con "House of 1000 corpses" salí echando pestes del cine con su imitación sobre el clásico de Toobe Hooper. Saludos, Javi.

daniel dijo...

Me parece un film horrible, tanto en su estetica como en su fondo... No me convencio nada nada. Y bien que haces comparaciones de "familias asesinas" donde indudablemente entra La masacre de Texas, que es muy superior a este escualido film.
Saludos!!!

Mario dijo...

No pongo en duda que Hooper tenga las de ganar con un clásico que en su tiempo hizo tantos puntos a favor y su creatividad se impuso pero le doy el beneficio de la duda a Zombie y algo de crédito, trata de hacer su cine tomando lo que le gusta de otros, qué difícil salir airoso al final con semejante precedente, por ejemplo en "Halloween 2", la versión de Zombie, quiere darle un panorama psicológico a Myers pero no llega a impactar porque la historia ya es muy conocida, está formada y ya no hace falta, como que le cuesta ser original, quizás le suceda eso, si bien siento gran curiosidad por ésta película que espero ver en algún momento. Un abrazo.

Mario.

Raül Calvo dijo...

A pesar de todo, creo que ésta es la mejor película que ha dirigido hasta ahora Rob Zombie, lo cual tampoco es decir mucho. El contraste entre Renegados y La casa de los mil cadáveres (de la que Renegados es la secuela) resulta interesante. La casa... es pura exageración y esteticismo, como un videoclip de hora y media, con lo cual se podía ignorar hasta cierto punto que no era más que una especie de remake u homenaje a La matanza de Texas. En cambio, Los Renegados... es un intento de hacer una película más "realista", es decir: realista como era la exploitation en los 70. De ahí que se eliminen los personajes más exagerados de la primera parte. La película deja clara su intención de ser una "película de los 70" a través de varios homenajes, como la secuencia de los títulos de crédito.

Eso no quiere decir que Los renegados me parezca una gran película, pero como me gusta el cine de los 70, pude disfrutar del estilo de Zombie.

Por cierto, Zombie hace referencia a la fiebre satánica que invadió EUA durante los 70 a raíz del caso Tate/LaBianca. De la que los protagonistas se burlan diciendo que son tan malos que ni el diablo los quiere ("Rechazados por el diablo" sería más aproximado al título original), no que hayan hecho ningún tipo de pacto satánico ni mucho menos.

Lillu dijo...

Creo que no debería verla, no? XD

saluditos

Dr. Gonzo dijo...

Es curioso, yo veo esta pelicula más como La matanza de Texas versión Sam Peckimpah que como versión Rob Zombie.

Prefiero a Rob Zombie como director que como cantante, todo sea dicho, y esta película es, a mi parecer, su trabajo mejor realizado en todos los sentidos.

Javi dijo...

Jesús: No vi la casa de los 1000 cadáveres y como cantante tampoco lo conozco (estoy perdiendo fuelle con la edad :-/ ). Para mí cualquier comparación que se haga con La matanza de Texas es para perderla en la disputa. Un saludo, Jesús.
daniel: A mí sin embargo hay cosas, como su ritmo, o aspectos de su estética que me parecen meritorias; ocurre que su estética no se corresponde adecuadamente con el tono. La sensación que me da a mí es de inautenticidad. Un saludo, dani.
Mario: En eso que dices de que coge lo que le gusta de otros (parecido a Tarantino, pero sin el mismo estilo), un eclecticismo que en este caso resulta aparatoso y artificial en conjunto, no sale beneficiado. Tal vez sea esa diversificación la que estropee la peli y la haga fallar por ser contraproducente. Hay mezclas que no casan bien ;-( Un saludo, Mario.
Raül: Antes de nada quiero aclarar una cosa que digo en la entrada y que precisa una puntualización: cuando digo que en Los renegados del diablo no hay una atmósfera enfermiza lo hago comparándola con La matanza de Texas. Sí que tiene un ambiente enfermizo, de locura total, pero la historia está en que no es creíble y resulta irrisoria, no así en la de Hooper que es terrorífica se mire por donde se mire.
Es un homenaje a las pelis de los 70 exploitation. Los personajes a mí sí que me parecen exageradísimos, salidos totalmente de tiesto…¿cómo serían entonces los de la primera parte, buá :-P ? Como le comento a Mario, tal vez el homenaje, con esa mezcla que comenta él, no está bien compensado o visto o coherente, no sé, falla y eso lo tengo claro porque es una sensación que no engaña, por lo menos en mí caso. De todas formas, y como dije en el post, tiene cosas muy buenas, pero son las menos y no arreglan casi nada la peli. La verdad es que por eso no me espero nada bueno de Zombie en el futuro, tal vez sí hacer videoclips de música interesantes, pero pelis, ni de coñas. Un saludo, Raül.
Lillu: Depende. Tal vez le saques algún partido, Lillu. Yo no la aconsejo demasiado. Un saludo.
Gonzo: Bienvenido, Gonzo, :-) que creo que es la primera vez que te veo por aquí. Espero que estés a gusto… Lo que comentas de Peckimpah y su relación con esta peli tiene su sentido por el desarrollo de la acción, a mi modo de ver, aunque en la de Zombie no haya tanto clasicismo y la puesta en escena no le llegue ni a la suela de los zapatos. Además las pelis de Peckimpah tenían buenas historias que contar, a veces incluso originales, como en Perros de paja, y la visión de la violencia no sólo me convencía mucho más sino que me gustaba también más su forma de tratarla. Un saludo, Gonzo.

Gracias a todos por participar. Nos vemos.

abril en paris dijo...

No es lo mio, para nada. Asi que creo que con tu crónica me basta :-)

Un besito Javi

David Amorós dijo...

Pues voy a romper una lanza por "Los renegados del diablo". La única película de Rob Zombie que me gusta. No creo que una película que trata de la violencia extrema y degenerada lo deba hacer solo con el estilo sucio de Tob Hooper (a parte de que no encuentro las similitudes entre ambas películas más allá de la familia asesina). El desconcierto al que aludes, para mí es un mérito. Zombie trata un tema que nos produce desprecio con fascinación visual y el resultado nos excita tanto como nos asusta. Un poco como un instinto primario de la misma violencia. Creo que la película es una pieza única y original en el panorama cinematrográfico actual, y solo por ello merece la pena. Aunque creo, que en el fondo, tampoco están nuestras opiniones tan alejadas. Gracias, Javi. Un abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

Esta no la he visto, si he tenido ocasión de ver "La casa de los 1000 cadáveres", que empieza bien pero que al final es un despropósito.

Lala dijo...

Gracias por tu post javi. No la veré ni loca, ni endemoniada. No me llamaba nada antes y ahora con tu buena crítica me ha quedado claro! no, no, y más no.

Gracias por evitar que algunos vayan, la vean y se endemonien al salir.

Muy bueno lo de las botas camperas, ganado y demás...típico hasta decir basta. Sin duda alguna, me quedo con la matanza de texas.

Besotes

Javi dijo...

abril: Lo suponía, abril. Otro para ti.
David: Ahí está precisamente una de las causas por las que no me convence: para este tipo de pelis el estilo que mejor le va es el sucio, depravado, insano; cualquier otro estilo corre el riesgo de desconcertar. A mi la peli me descolocó porque tuve la sensación de que no guardaba la más mínima seriedad y su tono no era el que mejor encajaba; eso en una peli de este tipo crispa, no se sabe bien cómo tomar. Tal vez, como dice Raül, sea que ese género que imita Zombie, la exploitation de los años 70, no me entre, sin más, y no llegue a valorarla todo lo que debería por ese hecho. De su estética nada más que decir, es brillante y eso crea cierta fascinación, como dices, pero no llega, eso es el envoltorio. Hay envoltorios que lo son todo y llega; pero en este caso no es así.
Un saludo, David.
PEPE: No me extraña que haya despropósitos en las pelis de Zombie visto ésta. Parece que le va la excentricidad más retorcida. Un saludo, PEPE.
Gracias a los tres por pasaros a comentar. Nos vemos.

Javi dijo...

Hola, Lala. Va en gustos. Para mí no es demasiado recomendable, aunque tenga cosas. Me parece que carece de la más mínima sensibilidad, y la que nos sale es para apiadarnos de unos personajes que no se lo merecen en absoluto. Parece que Zombie juega con nuestras emociones de una forma maquiavélica, y eso es peligroso. Un abrazo, Lala, y gracias por comentar.

Outsider. dijo...

No conocia la película buen post Javi
aunque despues de lo que he leido no creo que vaya a ver la película. Estas películas resultan un poco toxicas y ultimamente estoy pasando de ellas eso no quiere decir que no sean buenas. y tu post como siempre estupendo.

ATTICUS dijo...

No hace mucho que la visione ,pero por encima y era horrorosa y claro no la acabe de ver.

Javi dijo...

Outsider: Es cierto, lo tóxico, hablando de cine ;-) , no es sinónimo de mala calidad. No es una condición necesaria.
ATTICUS: Hay a quien se lo puede parecer. Para mí ni tanto ni tan calvo :-)

Un saludo a los dos

ricard dijo...

Esta no la he visto, pero debe ser del estilo de "Las colinas tienen ojos". La versión de Alexandre Aja me gustó bastante. Un saludo.

Javi dijo...

No vi Las colinas no tienen ojos, pero he oído hablar mucho de ella. La verdad, ricard, es que no sé quien es Alexandre Aja; a ver si me pongo al día ;-/ Un saludo, ricard, y gracias por pasarte. Ando de vacas y no me conecto demasiado últimamente. Pásalo bien. Hasta pronto.

J. feat. J. dijo...

Qué tal el verano, Javi? Espero que bien. Para mí Rob Zombie es el espíritu de 'Dragula'. Ni genio ni todo lo contrario. Una máquina asesina.


Un abrazo.

Worc dijo...

Hola Javi!!! a veces intentar expresar que el diablo mueve a las personas lleva a mostrar que las personas somos peores que la idea que se tiene del mal en su sentido más religioso. No he visto la película y sí La Matanza de Texas, lo que dices del terror creo que se puede aplicar a muchas pelis que se quedan a medio camino entre el gore y el terror, quizás si un día la cojo en la tele la veré pero con tu crítica la descartaría para alquilarla.

Un abrazo.

Susan lenox dijo...

estas pelis, me ponen nerviosa, como la matanza de Texas, cuando era adolescente me gustaban, tipo sangre y terror, pero ahora, es que no las aguanto, no puedo estarme quieta en el sofa y termino por apagar el DVD, no sé será que mi mega-feminismo, me impide visionar estas cosas, sólo me apete ver cosas bonitas, con mensaje y actores y actrices maravillosas.


petons.

Javi dijo...

feat: Por ahora bien; empieza a hacer buen tiempo y se puede ir a la playa. A ver si dura... ya sabes que en Galicia ;-/
Se nota un toque maléfico en su música también. Le debe ir la movida del diablo. Un día descubren 3 cadáveres descuartizados en su congelador ;-)
Worc: Es que a mí no me convenció demasiado esa mezcla que le da Zombie a su peli. No me produce terror y se supone que es una peli de ese género; además, el humor negrísimo, o sucio, que le meten no casa bien... un saludo, Worc y pasa buen verano... nos veremos ;-)
Susan: Hay gente que por su sensibilidad le hieren más estas historias. Lo cierto es que son pelis con su grado considerable de radicalidad. Petons, bicos, Susan.

T-800 dijo...

He visto la anterior, la casa de los mil cadáveres, pero esta no. Sería un buen director para la que sería una de mis adaptaciones más esperadas (vaya, la que más) de un comic: Spawn. Le pega bastante, por la oscuridad, el maquillaje y lo tétrico. Aun espero a alguien que adapte como se merece a mi personaje de comic favorito.
Saludos (y perdona el cambio de tema, jeje)

Javi dijo...

Estoy contigo, Meggido. Podría ser un buen director para un superhéroe como Spawn si no se anduviese con los contrastes tan crispantes de esta peli que comento.
Ya se hizo una versión en el año 97 de Spawn. Me acuerdo que estuve a punto de verla (en dvd), pero al final no me decidí. Si la viste y me la recomiendas tal vez lo haga.
Tu comentario está bien, como siempre ;-) Después de todo hablas de algo relacionado con la entrada. Un saludo, Meggido, y me alegra verte de nuevo por los blogs... ya sabes! ;-D

T-800 dijo...

Definitivamente, salvando alguna proeza en maquillaje, no te recomiendo la versión de Spawn.