" cinódromo: Ángeles sin paraíso/ John Cassavetes/ Estados Unidos 1963

domingo, 9 de marzo de 2014

Ángeles sin paraíso/ John Cassavetes/ Estados Unidos 1963



Gran drama del director John Cassavetes protagonizado por Burt Lancaster en el papel de Doctor Matthew Clark, psiquiatra y director de un centro infantil de discapacitados mentales, y Judy Garland interpretando a la profesora de música Jean Hansen, nueva empleada del centro en una especie de periodo de pruebas en el que conocerá a un niño al que cogerá especial cariño, Reuben (Bruce Ritchey).

La rebeldía del niño y su tristeza motivada por el abandono de sus padres –llevan años sin ir a verlo, pero él seguirá esperándolos incansablemente cada semana – llamarán la atención de la nueva mujer contratada. Su falta de cariño hará que Jean tome al niño como protegido y lo cuide con una ternura sobrecogedora. Reuben llega al centro en unas circunstancias muy traumáticas no sólo para él mismo sino para sus padres. Las ilusiones puestas por el padre, un arquitecto acomodado, en su futuro, unido al enorme amor y sufrimiento que padece la madre por su situación harán que un día cualquiera lo ingresen en el centro para discapacitados psíquicos y decidan no volver a verlo, en palabras de su madre: por su propio bien. La nueva empleada no entiende la decisión tomada por los padres. En un intento de arreglar la situación hablará con Matthew Clark – Gran papel hecho, como de costumbre, por Burt Lancaster –. Éste intentará que Jean no se meta en el asunto. Tratará de hacerle ver que para el chico lo mejor es que su madre no lo vea.






Las diferentes formas de entender cómo llevar el caso de Reuben crearán un conflicto entre la profesora de música y el director del centro. Ella se inclinará por una permanente atención al niño, dándole todo el amor del que es capaz; él, sin embargo, querrá ayudarlo de otro modo: desde la disciplina, pero sin excesos, equilibradamente y enseñándole a arreglárselas por sí mismo dentro de las posibilidades que tendría con su problema.




El filme de Cassavetes es duro, pero sincero, y está contado con sensibilidad y ternura sin que llegue en ningún caso a esa lágrima fácil a la que este tipo de películas se podría prestar. Los tremendismos serán rechazados por un realismo en el que no dejará de aparecer lirismo a toneladas. Creo ver en Ángeles sin paraíso una crítica a la forma que tenían algunos padres (y aún hoy en día pueden ocurrir casos similares) de afrontar, aunque tuviesen una buena situación económica, el gran drama de unos hijos con discapacidades que en ocasiones parecían querer ser escondidos de la sociedad por una especie de vergüenza incomprensible. En este caso el padre lo ingresará en el centro porque lo ve como un fracaso, incluso personal, al que hay que mantener al margen, poco menos que esconder, para intentar olvidarlo… pero no lo pueden hacer: olvidar a su hijo. La madre actúa por amor. Su decisión está marcada por el gran amor que siente por el niño. Cree sinceramente que no verlo le hará bien a la larga, piensa que es la mejor decisión, aunque el niño pueda sufrir al principio – supongo que tendría claro que con el tiempo la situación sería reversible para el bien del hijo –. El psiquiatra parece apoyar la postura de la madre desde la razón, desde lo estrictamente terapéutico.



En la película de Cassavetes también hay una crítica al sistema de apoyo y ayudas del Estado a las instituciones que se encargan de la protección, enseñanza (dentro de lo posible) y cuidado de los pacientes que son retratados en el filme. Hay una escena reveladora en la que unos políticos de pacotilla, apoyados por un médico también de pacotilla, y sin escrúpulos, hablarán con el psiquiatra para intentar hacerle entrar en razón de que hay que recortar ayudas a los enfermos porque son demasiado caros para la sostenibilidad del sistema…¿os suena de algo? El director del centro, por supuesto, los pondrá en su sitio con argumentos contundentes y les dirá que piensa de sus malditos recortes sociales. El mensaje que me queda al contemplar la escena es que hay gente que trabaja para unos pocos, el poder económico, y otros, el psiquiatra y su gente, que lo hacen para hacer, o al menos intentarlo con principios, una sociedad más justa y mejor.





 El final personal del niño protagonista con su padre es esperanzador. Este último parece haber entendido, y asumido, quien es su hijo y cómo hay que quererlo. Hermoso final, en definitiva, para una película con mucha sensibilidad y discurso reivindicativo, hermosa, pero con una historia que no deja de entristecernos.



¿Temas que toca? La diferencia y el rechazo, la disciplina y la educación para poder vivir con dignidad, la asistencia social en enfermedades que incapacitan y las diferentes visiones ideológicas al respecto, el amor frustrado y la sobreprotección de hijos indefensos tomados como fracasos personales, y la renuncia a ellos por esa especie de maldición que les ha caído encima por culpa de una sociedad exigente e inhospitalaria.



20 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

U-topia dijo...

Hace mucho que vi la película. Ha sido un verdadero placer ir recordándola mientras leía tu estupenda reseña.

Me parece que hoy las discapacidades están más aceptadas socialmente pero el tema de los recortes puede afectarles muy negativamente.

Un abrazo!!

Javier Simpson dijo...

Hola, Laura. Gracias. Es cierto, creo que en la sociedad actual, por lo menos occidental, el tema está más o menos superado y no es visto como hace décadas. Pero, como dices, las políticas económicas actuales no van a ayudar al problema desde el punto de vista de su sostenibilidad. No interesa, sólo interesa el capital. Es bastante deprimente, deshumanizado, pero bueno, así están las cosas.
Abrazos

21st Century Schizoid Man dijo...

Grandísima cinta, caballero. Me encanta Burt Lancaster aquí y la fotografía, los planos y sobre todo, el pulso y el tempo de la película, absolutamente brillante.

Un placer estar en esta casa después de tanto tiempo. Un abrazo!

http://ourgodsaredead.blogspot.com.es/

Sese dijo...

Tomo nota. No he visto nada de Cassavetes, me da miedo, le tengo por un autor difícil y me da pereza tener un desengaño, aunque esta peli parece un buen comienzo, no?

Me queda la duda de cómo está Judy Garland en su papel, pues creo recordar que sus últimos años fueron algo caóticos, no?

Saludos

Manderly dijo...

No la he visto así que la apunto. Buenos actores y director... tengo que verla!
Saludos.

CreatiBea dijo...

No recuerdo haber visto esta película, aunque tampoco me es extraña.
Tendré que ponerme a verla para remediarlo.

Gracias por tan buena reseña y por recordármela!

ethan dijo...

Pues me sorprende tu reseña. Había leído bastante de esta película, y todo malo, por eso no me he decidido a verla (de Cassavetes he visto casi todo). Que si Cassavetes no la hizo a gusto, que si la peli es una mala experiencia, etc. Parece ser que fue la causa de que su cine cambiara radicalmente hacía "Faces" y todo lo que vino después (magnífico casi todo).
Gracias por tu punto de vista.
Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

21st
Muchas gracias, caballero. Estoy muy en tu línea. Es brillante; aunque no perfecta. Un saludo.

Hola. Es cierto, la mujer tuvo problemas de todo tipo en su última etapa profesional; problemas de todo tipo, familiares etc. Leí que dio una serie de conciertos por Australia en los que no salió muy bien parada. Ya era algo mayor y había cosas que le afectaban más de lo normal. Debía ser una mujer muy sensible. El papel que hace aquí creo que va muy con su personalidad. La peli no está nada mal, pero creo (es la primera que veo de Cassavetes) que tiene por ahí Una mujer bajo la influencia, Faces o Too Late Blues que son muy muy buenas. Creo que debí empezar mismo por Una mujer bajo la influencia. Todo lo que oí sobre Cassavetes director es bueno. Un abrazo, Sese. Gracias por comentar.
Manderly
No creo que te arrepientas, Manderly. Eso sí, te deja medio noqueado. Abrazos.
Bea
Gracias, Bea. Si eres algo sensible es posible que te remueva lo suyo. Aunque tampoco se recree en lo dramático. Es dura, pero no abusa creo yo. Un abrazo, Bea.
ethan
Puedo llegar a entender lo que dices. Es la primera que veo de Cassavetes como director y, aunque me gustó mucho, no sé qué es lo que echo de menos (pero algo hay, seguro). No es redonda, pero tiene grandes momentos; es como si estuviera incompleta o no fuera más allá por algún tipo de temor o freno que le pudieran haber puesto al director, como si no se atreviera a más hablando de algo tan duro y delicado. De todos modos como drama funciona bastante bien. Si no quedó a gusto con la peli entiendo que en otras hiciera algo más ¿auténtico? y personal. Creo que en Ángeles sin paraíso hay cine independiente con una mezcla de cine comercial y eso puede que haga bajar su nivel; me da que en otras como Faces eso no pasa y lo independiente destaca sobre todo lo demás. No sé, es una idea que tengo por lo que sé de este director, pero claro, tal vez haya algún tipo de prejuicio en mi opinión. Un abrazo, ethan, y gracias.

Daniel Bermeo dijo...

Pues de Cassavetes tampoco he visto nada de momento, tan solo reseñas y alusiones vagas a su cine. Lo que cuentas en tu magnífica reseña es muy interesante, un tema durillo que siempre resulta difícil retratar sin caer en lo lacrimógeno, pero parece que se consigue realizar un buen trabajo. Por supuesto que me la apunto estando dos grandes intérpretes como Lancaster y Garland.
Respecto a la pregunta que me hiciste sobre el festival te comento que si consideras no haber visto suficiente buen cine estás en libertad de enviar de 3 a 5 nominados en cada categoria sin problemas.
Un abrazo Javi!

Javier Simpson dijo...

Desde luego merece la pena. Creo que te podría gustar, Dani. Con pocas pelis este director creo que se consagró.
Gracias por la aclaración respecto al festival. A ver si pongo alguna que querría participar. Ciao, y gracias por pasarte.

Antonio de Castro dijo...

El cine de Cassavetes es una de mis muchas asignaturas pendientes. Lo asociaba con un tipo de peliculas mas de acuerdo con lo que se entendia entonces por cine independiente, pero despues de leer los comentarios y de una rapida visita a imdb veo que, al igual que otros directores, ha intentado hacer una obra personal y al mismo tiempo llevar a su propio terreno proyectos en principio mas comerciales. Lo curioso es que su estreno como director sea "Shadows", una pelicula independiente, libre y personal, y luego retomara ese estilo con "Faces" pero despues de haber rodado antes dos peliculas en teoria mas comerciales como la que comentas y "Too late blues". Pero en fin, estoy especulando porque antes de nada tendria que ver todas esas peliculas.
De "Angeles sin paraiso", ademas de las cualidades cinematograficas que comentas, sorprende la actualidad tanto del tema que trata como del enfoque tan valiente y honesto que le da el director.
Un saludo.
PS hablo de "Shadows" porque intente verla hace tiempo y me llamo mucho la atencion el estilo con que esta rodada, pero como era una copia en ingles sin subtitulos me costaba mucho seguirla y termine dejandola.

Alí Reyes dijo...

Por lo que se ve, es una película como para un foro de la escuela de Educación, sicología, Sociología de cualquier Universidad.
----
Me alegra que hayas visto LA VIDA DE LOS OTROS y que te haya gustado
----
Me faltó decirte los argumentos de por qué, en Venezuela, a pesar de que hay un régimen con legitimidad democrática de origen (elecciones) en la párctica se parece más a la gerontodictadura Cubana castrista. borbónica gerontodictadura castrista en Cuba, cuando el gobierno represor de Venezuela, del que te puedo hablar con toda propiedad pues lo estoy viviendo. Signado por expropiaciones, combate a la empresa privada, controles de las comunicaciones, castracioón de los poderes que deberían ser autónomos, centralización desesperada, uso de los órganos de justicia como la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo para pase de facturas políticas, el uso de los órganos de impuestos públicos como castigo a enpresas que financian a los partidos de oposición, control de cambio agresivo que quita la libertad de comercio, agresiones físicas contra los diputados de oposición sin que eso haga mover un dedo a la justicia, el uso de grupos de civiles adoctrinados, fanatizados y armados por el gobierno con el dinero de los contribuyentes con el fin expreso de atacar a las concentraciones opositoras de forma tal que el gobierno pueda "lavarse las manos" a la hora de dar cuenta ante los órganos internacionales, la elavoración de "listas negras" para castigar a los opositores en la tramitación de sus documentos u otra transación que tenga que ver con el Estado, el uso de las cadenas de radio y televisión de forma abusiva y contínua, la no aprobación de dólares para la compra de papel a los periódicos de forma tal que se vean obligados a cerrar, la grosera impunidad de los funcionarios públicos corruptos a sabiendas de que cualquiera que denuncie puede ser amenazado incluso de muerte, y un largo etcétera.borbónica gerontodictadura castrista en Cuba, y el gobierno represor de Venezuela, del que te puedo hablar con toda propiedad pues lo estoy viviendo. Por favor, no se les cocrra seguir este ejemplo de expropiaciones, combate a la empresa privada, controles de las comunicaciones, castracioón de los poderes que deberían ser autónomos, centralización desesperada, uso de los órganos de justicia como la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo para pase de facturas políticas, el uso de los órganos de impuestos públicos como castigo a enpresas que financian a los partidos de oposición, control de cambio agresivo que quita la libertad de comercio, agresiones físicas contra los diputados de oposición sin que eso haga mover un dedo a la justicia, el uso de grupos de civiles adoctrinados, fanatizados y armados por el gobierno con el dinero de los contribuyentes con el fin expreso de atacar a las concentraciones opositoras de forma tal que el gobierno pueda "lavarse las manos" a la hora de dar cuenta ante los órganos internacionales, la elavoración de "listas negras" para castigar a los opositores en la tramitación de sus documentos u otra transación que tenga que ver con el Estado, el uso de las cadenas de radio y televisión de forma abusiva y contínua, la no aprobación de dólares para la compra de papel a los periódicos de forma tal que se vean obligados a cerrar, la grosera impunidad de los funcionarios públicos corruptos a sabiendas de que cualquiera que denuncie puede ser amenazado incluso de muerte, y un largo etcétera.

Javier Simpson dijo...

Antonio
Sí, yo también lo asociaba a cine independiente por lo que me iba llegando, y de hecho creo que es así. Ángeles sin paraíso guarda aspectos del cine hollywodiense con el indie, así lo veo. Me gustó bastante, pero creo que no es lo mejor de él, por lo que es sin duda un director al que hay que ver las pocas pelis que hizo. Me hablaron también muy muy bien de Una mujer bajo la influencia.
Un saludo, Toño. Gracias por pasarte.
Alí
A pesar de que yo me considero una persona de izquierdas y creo que un Estado fuerte es bueno, aunque ese Estado no se debería meter en todo, naturalmente, creo que todo lo que explicas es una barbaridad de un gobierno que ejerce un control y una represión que no se deberían consentir. Lo increíble del caso es que los que hacen eso ganen elecciones…a no ser que ahí haya trampa. Hay temas y aspectos complicados en los que no puedo entrar por desconocimiento, la verdad, Alí, pero sí es cierto que algo no huele muy bien por todo lo que comentas. Un abrazo, y espero que el problema que tenéis ahí se pueda ir solucionando, pero sin violencias a poder ser. Ciao.

miquel zueras dijo...

Me apunto esta película que como mínimo debe ser interesante. El Casavettes al margen de Hollywood rodando un film con Lancaster y Garland, en las antípodas de las películas que rodaba con Rowlands, Gazzara y su equipo habitual. Qué gran director era Casavettes...
Saludos. Borgo.

Javier Simpson dijo...

Hola, miquel. Bueno, en realidad no sé si ésta es muy diferente a esas otras que había hecho con todos esos actores (aunque en Ángeles Gena Rowlands repita). Por el momento es la única que he visto de él, pero tenía la idea de que las otras son también un cine bastante distinto al de las majors, un cine más independiente. De hecho tenía la idea de que las otras de este director eran más personales y alternativas.
Un abrazo, miquel. Gracias por comentar.

abril en paris dijo...

No he visto nada de Cassavettes como director(asignatura pendiente) asi que no puedo juzgar, sí como actor( otro más del método). Sé que trabajó con su mujer Gena Rowlands y que fueron nominados ambos varias veces.
El está muy bien en La semilla del diablo por mencionar uno de sus trabajos más populares.Un tipo ambicioso.
El film del que nos hablas extensamente aborda un tema más que duro, difícil de tragar, y si consigue llegar seguro que merece la pena.
Un placer pasar de nuevo por aquí Javi.
Un biquiño:-)

Javier Simpson dijo...

Gracias, abril. Cassavetes como actor me gusta también, me cae bien, además. Me gusta su pinta de cascarrabias; tiene carácter. En Doce del patíbulo hace un buen trabajo. Es el más rebelde :-) En La semilla está genial. Toda esa peli es genial.
Como director es superinteresante. Tengo ganas de meterme con sus otros (pocos por otro lado; más fácil conocerlo como director) trabajos. Te lo recomiendo, abril. Un bico.

Javier Ramírez dijo...

No conocia esta película, me a picado el gusanillo por verla. tras leer la entrada. un abrazo si la veo te cuento.

Javier Simpson dijo...

Te deja un poco jodidillo por el tema; no deja de ser triste, y más la situación del niño protagonista, con sus padres. Buena peli. Te la recomiendo, Javi. Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

fantastico blog y como ves las peliculas desde el punto de tu vida