" cinódromo: Cujo/ Lewis Teague/ Estados Unidos 1983

jueves, 24 de marzo de 2011

Cujo/ Lewis Teague/ Estados Unidos 1983

     

     Basada en una novela de Stephen King, esta película del director Lewis Teague está estructuralmente dividida en dos partes que convergen, mediada la película, en una cuando madre, hijo pequeño y perro San Bernardo tienen un mal encuentro.

      En la primera parte observamos a la madre, protagonizada por la conocida actriz del momento Dee Wallace, y la relación que mantiene con su marido, el hijo y el hombre con el que engaña al marido; y en la segunda parte, descrita en paralelo con la primera, vemos la historia del perro y su conversión, su metamorfosis.
      Una interpretación en la que se podría creer que lo que le ocurre a la mujer es un castigo cosmogónico merecido llevado a cabo por su adulterio sería una visión de la ideología más conservadora. Esta visión fanática no encajaría del todo si tenemos en cuenta que el castigo no sólo es hacia  Dee Wallace sino también hacia su hijo inocente. Pero en el ala más extremista de tal teoría hay quien podría decir que el castigo que se lleva a cabo hacia madre e hijo se hace para que resulte más completo: en este caso el hijo también sería culpable de los errores de la madre. Al morir el hijo, su madre pecadora sería doblemente castigada por su imperdonable desliz. Esta interpretación es extremista y quien la apoya lo hace como rechazo total al comportamiento inmoral de Dee Wallace. En los Estados Unidos (cuyos fanatismos religiosos en algunas capas de la sociedad son evidentes), seguramente, mucha gente que podía apoyar esta postura influiría en mucha otra gente para la que existe el pecado, la culpa y el castigo divino, aunque fuese inconscientemente bajo la amenaza del miedo religioso. Pero incluso para la gente que pensara de esa forma, entiende que ese castigo no debe llegar a su culminación ya que la mujer culpable se arrepiente posteriormente al dejar la relación adúltera, y es por ello perdonada, aunque con el ejemplo bien aprendido, y el ejemplo es el infierno pasado con su hijo, encerrados en un coche y con el mismísimo mal acechándolos. Salvada y arrepentida, la mujer vuelve al redil conyugal del matrimonio.



     Hago esta interpretación fanática porque creo en la intencionalidad con la que está hecha en algunas de sus propuestas, aunque el propósito sea como de dejarlo caer para que surjan las interpretaciones; yo no comparto tal visión “mística”; pero algo parecido ocurría en la película de Adrian Lyne Atracción fatal, un alegato en contra de la infidelidad en forma de adulterio. Si en Atracción fatal era Glenn Close el vehículo ejecutor del castigo, en Cujo lo es un perro San Bernardo rabioso, o maldito (según la interpretación más fanática).

    A pesar de estas consideraciones, y curiosamente, el resultado es impactante y no deja indiferente. Si se dejara de lado la intencionalidad a la que me he referido y se viera la película sin ningún tipo de mensaje interesado, la película se podía catalogar de efectiva y con un componente terrorífico importante, un film que trata sobre la supervivencia en las condiciones más angustiosas y al límite posibles.

15 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Dickson dijo...

Casi no recordaba esta película, aunque tu entrada me trae a la memoria que fue una de las primeras que ví en el primer artefacto VHS que llegó a mi casa. Yo era bastante niño, aunque recuerdo como la cara ensangrentada de Cujo me persiguió en sueños durante una temporada.
Enhorabuena por el blog.

Javi dijo...

Es que es del 83 y por aquellas el vhs estaba en pleno apogeo...para los que tenían un poder adquisitivo medio y no demasiados hijos ;-) Gracias por tu comentario, Dickson. A ver si me paso por tu blog y veo cómo es. Chaito.

David Amorós dijo...

Pobre perro Cujo, de mensajero de los extremistas para salvar al mundo del adulterio...

Javi dijo...

Perro vengador ;)

Mario dijo...

Yo creo que toda película que parte de una idea oculta tiene muchas posibilidades de atraparnos como un método eficiente pero no necesariamente puede ser de una sola lectura sino de múltiples y puede estar lo suficiente difuminada como para no captarla por completo, ahora a King no lo creo tan perspicaz, suele ser más plano y directo, forma que le ha traído mucho éxito a pesar de todo. Un abrazo.

Mario.

Einer dijo...

No la he visto, Javi, pero he leído el libro hace poco y la explicación que pones no aparece por ningún lado. El perro sólo tiene la rabia; King no sugiere en ningún momento nada más, como tampoco sugiere que sea un castigo divino.
De verdad que estos fanáticos religiosos son insoportables.
Otra cosa con la que no estoy de acuerdo es cuando Mario dice que King no suele ser tan perspicaz y es plano y directo. He leído muchísimos libros de Stephen King y nunca he entendido por qué se le critica tanto. King ha escrito mucha mierda y hay que saber elegir, pero tiene varios libros que sin duda alguna están entre lo mejor de la literatura universal.
Y otra cosa, Cujo, para lo que es: dos personas encerradas en un coche con un perro rabioso fuera, me pareció un libro cujonudo. ;D

David dijo...

Poco recuerdo de esta película, sólo el impactante final (creo que es el final) con la madre y el hijo acosados por el perro dentro del coche.
La verdad es que daba bastante miedo, en gran parte, porque el perro arquetípicamente es considerad un animal amigo, fiel y protector. Más en este caso, que el chucho de marras es un san bernardo (raza amiga del hombre por antonomasia). King y Teague utilizan el mismo mecanismo para generar terror que las películas de terror protagonizadas por niños, el mal llega de donde menos lo esperamos, siendo así doblemente terrorífico. En el caso de los niños de la inocencia y la pureza y en el caso del perro de la fidelidad y la nobleza.

Creo que King es un escritor de betsellers imaginativo y ameno que , en general,ha tenido poca suerte con las adaptaciones cinematográficas de su obra.
"El resplandor" de Kubrik, película denostada por el escritor, es la mejor interpretación que se ha hecho de uno de sus libros, una autentica obra maestra, todo gracias al gran Stanley Kubrik (un genio) que redimensiona lo escrito por King.
Otra obras destacables, para mi, son "Carrie", "Misery" y "La zona muerta". Del resto de las adaptaciones (que es mucho) poco hay que se salve, seguramente "Cujo" por lo que apuntas en la entrada.

Un saludo y gracias por la reseña amigo, me apunto al perrito para revisarlo.

Raül Calvo dijo...

Hey, de vuelta de entre de los muertos antes de lo que pensaba.

Stephen King es uno de mis escritores favoritos y he leído toda su ficción, incluso la que no se ha publicado todavía en España, por mis conocimientos de inglés. La virtud que tiene King es que puede hacer llegar conceptos y construir historias complicadas de manera que parece (sólo parece) sencilla y fácil, lo cuál creo que es un mérito. El problema a la hora de adaptar una novela de King a la pantalla, la razón por las que haya tan pocas que funcionen, es que lo que realmente te absorbe en King son sus personajes y su voz, que son los que te meten en la trama.

En el caso de Cujo, la simplificación a la hora de adaptar la historia hace por ejemplo que se pierda el primer encuentro entre Cujo y la madre e hijo. Donde metidos dentro de la cabeza de Donna sabemos que el perro ya le da miedo cuando es un inocente San Bernardo. Y analizando la novela y la película te das cuenta que toda la subtrama de la infidelidad es simplemente una manera de alargar la situación de forma verosímil, para que se pierda el tiempo investigando lo del amante en lugar de ir directamente al taller donde está el coche que sería lo más lógico.

Por ello me parece absurdo que la gente interprete como una especie de castigo divino lo que le sucede a Donna a causa de su desliz conyugal. Más aún conociendo la obra de King y del director Lewis Teague. Donde queda claro que las ideas de ambos van más bien en la dirección opuesta.

La película en sí, aunque reconozco que está bien hecha, me dejó algo indiferente.

Susan Lenox dijo...

Es una pelí impactante, tipíca de King, sé deja
ver, en este tipo de films, siempre hay algo atrayente, son lo qué son... bueno por aquí, nos encontramos todos.
Aprovecho la ocasión para invitarte a mi casí estrenado blog, espero qué te agrade.
Un saludo.

Javi dijo...

Os agradezco a todos vuestros comentarios esclarecedores, y en algunos casos también didácticos. Sólo puntualizar una cosa: Una cosa es el libro de King, que no he leído, y otra la película basada en ese libro. Puede ser que en la novela haya aspectos importantes que se pierden en la película. La interpretación que hago, no es que la haga yo, la hacen, seguramente, algunos sectores fachas de la sociedad americana. No me extrañaría que en la producción se intentara dejar caer ese mensaje, y si no fuera así, es fácil que ciertos sectores de la sociedad pudieran coger la trama e interpretarla a su gusto...

Si en la peli una parte importante, yo diría relevante, es la relación adúltera y el sentimiento de culpa de la mujer, y más tarde le añades lo que le añades, la interpretación que hago yo no creo que sea tan descabellada. En la entrada puse el ejemplo de la peli Atracción fatal; y digo algo parecido: se describe una relación adúltera y después le cae a Michael Douglas una especie de maldición. Tal vez, como en el caso de Cujo, los responsables de la peli no quisieran dejar ningún tipo de mensaje en pro de la familia tradicional (o tal vez sí), matrimonio incluido, pero las interpretaciones que se pueden hacer no son tan difíciles de imaginar...

Gracias por pasaros a todos. Un saludo Mario, Einer,David, Raül y Susan.

Javi dijo...

PD: Por cierto, un día de estos pongo una encuesta acerca de la peli que más os ha gustado basada en cualquiera de las novelas de Stephen King. Saludos ;)

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Me gusta King, pero aun no he visto esta adaptación, saludos.

ricard dijo...

Muy buena entrada, Javi. Tampoco sé decir si los autores (del libro, de la película) pretendían advertir a los adúlteros; pero sí es cierto que muchas películas norteamericanas pueden leerse como panfletos ultraconservadores en una primera o segunda lectura.

Te remito a mi post doble sobre adaptaciones cinematográficas de Stephen King; allí hablo también de "Carrie", lo cual me da pie a comentarte que estoy a punto de iniciar mi serie sobre Brian de Palma.

Dickson dijo...

Por supuesto que estás invitado a pasarte por mi blog cuando quieras. Por cierto, los Dickson en 1983 éramos familia numerosa, pero el que luego se convirtió en mi cuñado quiso impresionar a su futura familia política obsequiando a mi hermana, y de rebote a mí, con nuestro primer video VHS, al que ya entonces saqué buen provecho.

angel dijo...

Muy buena Javi ,la vi de pequeño y me dio mucho miedo .A partir de entonces ya no miro a los perros con los mismos ojos... Gracias por el coment ,es que la verdad voy hasta arriba de estudios y no me da tiempo a nada ,y mira que postear me gusta .Ya vendrán tiempos mejores en verano ,saludos! y muy buen y original post!