" cinódromo: Acordes y desacuerdos/ Woody Allen/ Estados Unidos 1999

martes, 15 de marzo de 2011

Acordes y desacuerdos/ Woody Allen/ Estados Unidos 1999


Esta fue la película más cara realizada por Woody Allen hasta la fecha. El director John Watters tiene una pequeña intervención; su bigote le recordó a Woody Allen el utilizado por muchos hombres allá por los años 30, época en la que se desarrolla Acordes y desacuerdos, por eso le ofrece el pequeño papel al director de Hairspray. Al igual que su otra película, Zelig, estamos ante lo que podía ser un falso documental, inspirado en parte en la vida del músico de jazz Sydney Bechet.
Esta película de Woody Allen podría interpretarse como un homenaje al Jazz, música por la que el director neoyorkino siente una especial predilección hasta el punto de que él mismo la toca con su famoso clarinete. Aquí el homenaje lo concreta en un músico clásico de ese estilo, Django Reinhardt, uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos; además, según el propio Allen quiere homenajear la película de Federico Fellini, La Strada El personaje protagonista, interpretado magistralmente, por el actor Sean Penn, como viene siendo habitual en su trayectoria más reciente, es un admirador incondicional del gran Django, del que proclama ser el mejor guitarrista del mundo; ¡Bueno! Eso mismo dice de él mismo (también es guitarrista profesional, aunque se gane la vida, además, de otras muchas maneras, algunas de las cuales caen en lo surrealista tratándose de quien es en el mundo del Jazz), pero siempre citando a ese “gitano francés” como ejemplo inalcanzable e idealizado, como alguien que es admirado hasta el extremo de desmayarse delante de él, no sólo al escucharlo tocar su guitarra sino también con su sola presencia.

Spoiler (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
Pero no sólo le causa admiración este gran guitarrista gitano de Jazz a Sean Penn, le causa temor y rehúye  de encontrárselo siempre que puede hasta el extremo de salir por piernas de un local en el que va a tocar y donde se entera que Django Reinhardt está presente. / Fin Spoiler (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

Esto podría ser interpretado como inseguridad a pesar de que él mismo es un genio de la guitarra, una marca personal que lo hace ser vanidoso hasta lo exaspesperante y muy hermético emocionalmente.

El personaje que interpreta Sean Penn es un puro defecto en cuanto a persona,  pero es un genio tocando la guitarra; lo que tiene de buen guitarrista lo tiene de mezquino, simple, egoísta, vanidoso, insensible, caradura, etc; al menos eso es lo que parece y nos lo demuestra escena tras escena; sin embargo da la sensación de que no es tan malo como puede parecer y que muchas de las cosas que hace son pura pose de artista para vanagloriarse  aún más de su gran talento como músico.

Sean Penn vive para la música y solamente puede ser un verdadero amante de su guitarra…

Spoiler (No leer el sopiler en color azul para no descubrir partes de la película)
aunque en una escena final la destroce dolido porque a una mujer con la que está, y a la que lleva a matar ratas a un vertedero de basura (una de sus diversiones excéntricas favoritas, además de ver pasar trenes por la vía), no parece haberle entusiasmado la actuación que le brinda. / Fin Spoiler (Ya se puede seguir leyendo sin problema)




Película simpática y granuja; muy bien ambientada en la época de los 30. La puesta en escena es magnífica y su estilo es genuinamente clásico, aunque la historia tenga algo de surrealista en cuanto a los comportamientos y excentricidades de los personajes, aquí sobre todo cuando Woody Allen se detiene en Sean Penn o en Uma Thurman, algo que Allen hace a veces en sus películas-: exagerar la personalidad y los comportamientos; me viene a la memoria ahora a Javier Bardem y su especial personalidad en Vicky Cristina Barcelona, su ex, en la misma película, Penélope Cruz o Scarlett Johannson en la aburrida Scoop-



18 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Raül Calvo dijo...

Para mí esta película está dentro ya de la etapa menos interesante de Woody Allen. Creo que la última buena que hizo, desde mi humilde punto de vista, es Desmontando a Harry. A partir de entonces todo es indulgencia y repetición.

Mario dijo...

Sean Penn es un gran actor de esos que hay que seguirle los pasos en la interpretación de los personajes más diversos porque suele tomar riesgos, verlo trabajar con Woody Allen debe ser una experiencia grata de observar, verlo bajo el estilo del irónico e inteligente director, no sabía de la película, como que no es tan conocida pero parece buena, me la apunto, me has descubierto algo nuevo, gracias por eso Javi. Un abrazo.

Mario.

Javi dijo...

A mí si que me pareció una buena peli. Me parece divertida y descarada. El personaje que interpreta Sean Penn podría considerarse una especie de Torrente a la americana en cuanto a moralidad y extravagancias, pero en versión mucho menos sucia, loca y bohemia; si bien es cierto que las pelis de Torrente son bastante malas en cuanto a calidad (sólo me hace gracia el personaje y algunas de las situaciones exageradas en las que se ve metido), uniéndose a esto el que en la peli de Woody Allen hay una elegancia, una clase, que no hay, ni por asomo, en las de Santiago Segura; tal vez ese ambiente artístico de la música de jazz ayude algo a ello, y que Woody Allen es heredero, en cierto modo, de algunos de los clásicos. Gracias por comentar, Raül.

Javi dijo...

Mario, a mí me parece muy divertida, con su punto de excentricidad: aquí en el personaje que interpretan Sean Penn y Uma Thurman (que tienen una relación especial). Sólo con decirte que una de las diversiones de Penn era ir a los vertederos de basura a matar ratas con su pistola queda todo dicho ;-) Gracias por tu visita, Mario, un saludo.

Lillu dijo...

Pues no la he visto porque huyo como del Diablo del cine de Woody Allen... Vale, es mi peor defecto, lo sé :P Pero es un director que me satura (sobre todo cuando actúa en sus pelis) y al que me cuesta pillarle el sentido del humor. Eso sí, que salga Sean Penn me hace replantearme mi negativa a ver esta peli en concreto, pero creo que lo superaré XDD

saluditos

Javi dijo...

Es muy divertida, Lillu, en serio. Yo te la recomiendo muy mucho, y si te gusta el buen Jazz es una delicia oír tocar la guitarra... Gracias por pasarte ;-)

Einer dijo...

No la he visto, Javi, pero me gustan mucho las películas que tratan sobre música y Django Reinhardt es un gran guitarrista, así que cuando tenga oportunidad le echaré un vistazo.
Al hilo de lo que dice Raül, para mí desde Desmontando a Harry sí que tiene alguna buena como La maldición del escorpión de Jade o Match Point o incluso Melinda y Melinda que, siendo una obra menor, me resultó muy entretenida.
Un saludo.

GCPG dijo...

Muy buena película, no vamos a descubrirla ahora. Homenaje al jazz, a una época. No creo, en absoluto, que Desmontando a Harry sea su última buena película. Sigue haciendo buenas, buenísimas películas, aunque ya no alcance las cimas de su filmografía de los ochenta. Bien, los que crecimos con el señor Allen nos acostumbramos a aquel tipo de películas. El señor Allen, como todos, ha envejecido. Y aunque a veces creamos que demasiado, de vez en cuando nos sorprende con genialidades como esta. No creo que haya firmado su última gran película. Le quedan algunos, espero y deseo, y las seguiré de cerca, como siempre.

Saludos

Javi dijo...

Einer: Django es increíble, como Óscar Alemán, en ese estilo son geniales. Te parecerá graciosa, creo yo, Einer. Un saludo.
Gourmet: Yo creo que después de Desmontando a Harry también tiene muy buenas pelis, como Match Point; ésta me parece buenísima, de lo mejor de Allen. Tal vez en algunas pelis se vuelva demasiado repetitivo; después de todo Allen y su cine tiene unas constantes muy claras, y el hecho de alargar su filmografía pueda cansar a alguna gente... otra que me pareció muy simpática fue Si la cosa funciona. Estoy contigo en que los 80 es su mejor época... pero los 70... mamma mía: ahí tiene El dormilón, Sueños de un seductor (qué graciosa es esta peli!Aunque no la dirige él, pero su presencia es fundamental)y, para mí, sus dos mejores pelis: Annie Hall y Manhattan.

Javi dijo...

Ah, Gourmet, gracias por tu buen coment, como siempre

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...como
un niño
con pipas
empapado
a palomitas
vengo a
unir mis
horas rotas
con ilusión
y amistad...y la pasión siempre siempre por el cine...CINODROMO.


espero te qgrqde mi sesión de chaplin

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION


CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Hola , soy nuevo en esta bitácora. Sólo comentar que coincido con el post en que por lo particular es una película con características que acompañan a woody allen en toda su trayectoria, que gustan más o menos. A mí Allen me gusta, a pesar de que sea histriónico y se repita algunas veces.
Buen post, buen blog. Se te sigue.
Un saludo.

daniel dijo...

Me falta visionar esta de Allen, aunque ya he leido varias criticas positivas en torno a la trama muy divertida en la que se desenvuelve el film... Cuando la vea te hago llegar mi opinion.

Un abrazo Javi!

Javi dijo...

José Ramón: Bonita y especial tu poesía. Gracias por pasarte por este rincón. Un saludo.
Emilio: Woody se repite, pero de cada repetición siempre sacas algo nuevo que te maravilla; a veces es más, y a veces es menos. Gracias por pasarte, Emilio.
daniel: ...y si te gusta el jazz clásico te gustará mucho más. Un saludo, dani ;)

Lala dijo...

Hola Javi, cuando ví esta pelí me lo pase muy bien, la verdad, que salga sean penn, es una garantía para mi, porque me encanta y la película esta divertida y con el jazz incluido se hace una delicia. He de decir que woddy allen me encantaba, pero antes, cuando hacia Annie Hall o coge el dinero y corre, el dormilón (divertidíma película) o match point (buenísima película) entre otras. De un tiempo a esta parte, me deja un poco fría porque tengo la impresión de que ahora solo esta para recaudar dinero y nada más. Creo que ha perdido un poco el encanto y entusiasmo del pasado.

Besotes y gracias por tu post.
Que pase un buen día.

Ariadna dijo...

Me gustó bastante esta película, me acuerdo que el personaje de Sean Penn estaba como una cabra... Por lo general me encanta el humor y el estilo de Woody Allen, aunque no todos sus films me gustan. Es verdad que se repite mucho en sus temas, pero me da igual, a mí me parece único y genial. Lo mejor es cuando actúa él en sus propias películas; cuando pone a cualquier otro actor haciendo de él, como en Balas sobre Broadway, Celebrity o Melinda y Melinda, tiene muchísima menos gracia, en mi opinión. Me reí mucho con La última noche de Boris Grushenko, Misterioso asesinato en Manhattan y Un final made in Hollywood. También me parecieron muy interesantes algunos de sus films más serios y trascendentales, como Match point y El sueño de Cassandra (no he visto nada de su cine serio y trascendente más antiguo, lo reconozco). Ah, y me parece malísima Vicky Cristina Barcelona, lo siento en el alma, pero creo que es su peor obra.

Isabel dijo...

Javi esta pelí me gustó muchísimo, pero me pareció muy triste, la mudita sobre todo. Un abrazo

Javi dijo...

Lala: Está claro que es uno de los grandes; pero por su extensa filmografía tiene que tener de todo, como todo clásico que se tercie. Besos para ti también ;)

Ariadna: A mí también me gusta más cuando sale él en sus pelis: le da una personalidad única e intransferible… los otros pueden coger parte de eses estilo, pero Allen es mucho Allen. Permíteme mandarte también a ti otro beso… hoy estoy besucón :-)

Isabel: Es algo triste como trata a la chica muda, es cierto. El personaje que interpretaba Penn era un canalla, un caradura y sólo le importaba él mismo y su música… y su mus@: Django Reinhardt. Muacks