" cinódromo: Malas Tierras/ Terrence Malick/ Estados Unidos 1973

sábado, 18 de mayo de 2013

Malas Tierras/ Terrence Malick/ Estados Unidos 1973




Esta historia entre Holly Sargis (Sissy Spacek) y Kit Carruthers (Martin Sheen) más que racionalizarla hay que sentirla, experimentarla desde una posición de alguien que observa las evoluciones de dos personas especiales, diferentes en casi todo al resto de los mortales. Terrence Malick hace una película magistral, retrata un mundo a parte, un microuniverso de una pareja que vive para ella misma y su locura en una relación al límite.

Los jóvenes protagonistas son dos “extraterrestres” viviendo su personalísima historia de amor, su enganche emocional que los conducirá (nunca mejor dicho ya que nos encontramos ante una road movie) a una espiral de violencia, originada y ejecutada por él, pero con el “beneplácito” de Holly, sin que en momento alguno Spoiler (No leer nada del spoiler en azul para no descubrir partes de la película), ni siquiera cuando Kit se carga al padre de la chica poco después de no aceptar el hombre la relación entre ambos Fin Spoiler (Ya se puede seguir leyendo sin problema) parezca que la mujer intenta cambiar el curso de lo que acontece.



 



Kit y Holly son dos seres únicos, con sus peculiaridades y contrastes: él con una parte chunga que asusta, pero con una simpatía y personalidad no carente de atractivo cuando el panorama está calmado y no reaparece esa locura tóxica; Holly de una sensibilidad patente para algunos aspectos vitales que remueven su interior, si bien no tanto para otros de una evidente trascendencia para la mayor parte de la gente, como su apatía en reaccionar cuando surge en su chico la violencia más atroz; una existencia la de Holly Sargis marcadamente consciente en otros terrenos, llena de preguntas y remordimiento, contemplada desde una perspectiva inocente, en la mayoría de las ocasiones inmadura (su edad también podría ayudar en esto), al vivir en un mundo de hadas que se ha convertido de buenas a primeras en un cuento de pesadilla, pero ojo: sin que a ella se lo parezca porque su chico es especial y ella así lo quiere, aunque, de esto sí, esté convencida, sea consciente, de que su travesía acabará más bien pronto que tarde, y mal.



Malas tierras es una historia durísima. Hay escenas, sobre todo la impactante en la casa del padre de Holly, cuando se juntan en el lugar padre, hija y novio de ésta, trágicas y crudas en su ejecución (a mí me parecen muy realistas), con similitudes al Lars Von Trier más descarnado, que aparecen como si nada, de repente y después de no apreciar nada que lleve a pensar que los acontecimientos se irán a torcer tanto. Una relación la de estos chicos que descoloca, sobre todo cuando se enciende la mecha, y no me estoy refiriendo en este caso a la del amor precisamente (que también, al modo de ambos) sino de la dinamita.


Otras parejas de cine con paralelismos a la de Malas Tierras: Asesinos Natos, Amor a quemarropa, Bonnie & Clyde.





10 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

A mí me gusta, Javier, pero la veo a años luz de "Días del cielo", "La delgada línea roja" y "El árbol de la vida", obras soberbias e incomparables de Malick. "Malas tierra", en mi opinión, no pasa de borrador de lo que vendrá.

Un abrazo.

Laura Uve dijo...

No he visto Malas tierras, esta tarde he visto To the wonder y estoy mediatizada por ella en este momento... otra historia de amor peculiar pero sin recurrir a la violencia.

Me gustó mucho La delgada línea roja y El árbol de la vida.

ricard dijo...

Me parece una película clave de los setenta y de lo mejor de un Malick que era entonces más elegante que amanerado y no precisaba de subrayados para regalarnos una historia de amor extraordinaria, con unos personajes que acaban resultando muy cercanos a pesar de su conducta antisocial. Las escenas son memorables casi sin excepción, pero aquélla en que viajan de noche y bailan en pleno desierto iluminados por los faros del coche es casi mítica; algunos detalles son tan sutiles como contundentes, como cuando Kit viaja con los policías, contento porque comentan su parecido con James Dean hasta que uno de ellos le quita el sombrero y lo tira a la carretera. Un abrazo.

Manderly dijo...

Como todo lo de Terrence Malick, me parece interesante pero no me gusta tanto como a otros. Creo que es el 'ritmo' lo que hace que su cine no me llegue del todo.
Saludos.

Guzz dijo...

A mi siempre me ha parecido muy buena Mr. Simpson. De hecho es mi predilecta de este cineasta con la única duda de la inmediata "Días del cielo" (aunque todavía no ví "El árbol..."). Me gusta esa apuesta por una especie de "Bonnie & Clyde" rural cambiando glamour por trigos y campos... De hecho esa apuesta visual me la hace muy superior al film con Beatty y la Funaway... Abrazo guzzero.

Sese dijo...

Gran película, fantástica fotografía, esos planos delas llanuras que lejos de liberar al espectador acentúan la sensación de opresión, de que tarde a temprano esa libertad, esa felicidad se acaba.

http://embolica.blogspot.com.es/2009/02/malas-tierras.html

No he visto el árbol de la vida y la verdad, tengo miedo de encontrarme algo que no me guste.

Saludos

Johnny dijo...

Pues no la tenía en tan alta estima pero creo que ande equivocado. Me apetece revisarla tras leer tu post. Un abrazo.

deWitt dijo...

En este película colaboró bastante (a la sombra) Arthur Penn. En cierta medida, Malick continúa un camino abierto por Penn y otros en el tratamiento de la violencia. Que cuenten con el director de Bonnie & Clyde como "asesor", es una muestra de ello.

A mí, como todo Malick (me falta por ver To the Wonder) es una película que me gusta. Además siento una especial debilidad por Sissy Spaceck.

Buen post!

Un abrazo

C. Noodles dijo...

Una de las más preciosas y diferentes historias de amor de la historia. Obra maestra sin discusión, con un estilo propio que Malick realiza como ningún otro.
Maravillosa de principio a fin. Ah, y la música inolvidable.

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Gonzalo
No vi Días del cielo. Tengo muchísimas ganas de hacerlo, pero esta peli para mi es una genialidad diferente a lo que acostumbra a verse. Sencillamente fascinante. La delgada línea roja me defraudó en su momento, pero creo que no la “vi bien” porque no era el momento ideal. Estoy seguro que si la vuelvo a ver me convence del todo, como así hizo El árbol de la vida, una obra maestra.
Un abrazo, Zalo. Gracias por comentar.
Laura
Cuando hace una historia de amor no la hace convencional, es cierto ;-) Malick es un director especial y nada de lo que hace te puede dejar indiferente por esa visión que tiene del mundo tan mística, y llevada a la pantalla siempre con tantas dosis de lirismo.
Un abrazo, Laura. Gracias por pasarte.
ricard
Me gusta lo que dices con eso de “más elegante que amanerado” en el caso que nos ocupa, y no dejas de tener cierta razón, ricard (casi toda :-D). El Malick posterior no deja de remarcar su estilo haciéndolo más excesivo, casi obsesivamente, y se hace más denso. Aquí hay más naturalidad dentro de lo extraño de la historia en cuanto a su desarrollo, no hay tanta recreación existencial :-D Si bien es cierto que pasea a veces por esos caminos, ya da ciertos apuntes que marcan su estilo y posterior personalidad.
Manderly
En este caso no coincido contigo, Manderly, ni tan siquiera a lo que te refieres acerca del ritmo. Bueno, simplemente lo apreciamos de un modo diferente, eso es todo.
Un abrazo y gracias por el comentario.
Guzz
Yo también la prefiero a la de Beaty, me parece más película, a pesar de ese incontestable glamour de Bonnie…
Un saludo, Guzz. Gracias por comentar.
Sese
Es cierto, la inmensidad en este caso podríamos decir que agobia más que libera, y más sabiendo que le queda poco para seguir moviéndose por esos espectaculares parajes.
Un saludo, Sese, y gracias…
Johnny
Yo se la recomendaría a cualquier aficionado al cine. Para mí es una joya de peli, y tremendamente original, fascinante…
Un saludo, Johnny. Gracias por tu visita.
deWitt
Sí, tiene semejanzas con Bonnie…aunque desconocía que Penn hubiese colaborado. No deja de tener sentido. Gracias, deWitt. Un abrazo.
Noodles
Desde luego que sí, Noodles, estoy contigo en todo lo que dices… de principio a fin :-D
Un saludo y gracias, Noodles. Ya os queda poco para comenzar con el festival. Suerte; seguro que sale todo a pedir de boca. Ciao.