" cinódromo: El hombre con rayos x en los ojos/ Roger Corman/ Estados Unidos 1963

lunes, 8 de octubre de 2012

El hombre con rayos x en los ojos/ Roger Corman/ Estados Unidos 1963



Es serie B, sí, se ve que no hay mucho dinero para su realización y que los FX, por muy llamativos que sean, en una  época en la que probablemente nuestros padres se habrán quedado un tanto flipados si eran de ir a ver este tipo de pelis menos serias de lo acostumbrado, no dejan de tener ese punto cutre que resulta surrealista y espectacular al mismo tiempo (más si los vemos hoy).



Pero la película en otro sentido tiene un gran encanto y resulta de lo más interesante. Su narración es vigorosa, su atmósfera  pesimista, decadente (partes en la feria que es tratada como si de una variación de Freaks se tratara), oscura, trágica, un film que nos habla de lo que tantas otras películas de género fantástico, que se acerca al terror, han contado: la curiosidad por saber más, por el avance científico sin restricciones, y en ocasiones a ciegas, aunque el conocimiento proporcionado pueda traer consecuencias trágicas (La mosca). En ese terreno nos meteríamos de lleno en lo que se denominarían películas con científico loco. Y es que en El hombre con rayos x en los ojos, el Dr. James Xavier (se llama como yo, el tío  :-D) descubre algo que hace poder ver más allá, literalmente (aunque eso pueda ser una metáfora del conocimiento científico, del descubrimiento), de lo que el ojo humano puede percibir. La revolución del descubrimiento hará que Xavier, protagonizado por el gran actor galés, de presencia imponente, Ray Milland, continúe por un camino peligroso que lo cambiará como persona, encerrándose en sus conjeturas y huyendo de todo lo que tiene que ver con lo establecido y lo socialmente aceptable, ciencia académica incluida, con violencia incluso cuando se lleva por delante a un compañero médico como él que lo ayudaba en sus ensayos y que en ese momento trata de pararlo (su propia transformación tiene que ver en ello. Su descubrimiento actuará como una droga perjudicial a la larga, aunque sus efectos inmediatos sean asombrosos y se vean en ellos la posibilidad de cambiar para mejor la vida, la humanidad. Deseo demasiado megalómano para que resulte bien…).


Hay una chica en la historia que siente atracción por él, una doctora que supervisa su trabajo y la encargada de darle los informes a una junta que aprueba la financiación del estudio. La mujer se llama Diane Fairfax.
Cuando el Dr. Xavier realiza el experimento sobre sí mismo, para demostrar que ha descubierto algo importante y poder así seguir contando con el apoyo de la junta, su personalidad comienza a cambiar. Parece que su especial droga, poderosa, enigmática, llena de posibilidades, pero también de incertidumbre, lo está trastornando de algún modo. Es cuando acontece lo trágico cuando Xavier tiene que huir. Diane no lo retendrá y le urgirá a que escape… A partir de ahí la trama comenzará a cambiar, y de ser el Dr. James Xavier pasará a ser Mentallo, alguien abatido por el sufrimiento que le ha ocasionado su descubrimiento, pero que usará los todavía evidentes poderes para su provecho, y el de un rufián-pequeño empresario que querrá aprovecharse de él. Me encanta esta parte. Me parece tremendamente Lynchiana en su ambiente nebuloso, onírico, con aspectos, como dije antes, similares a los de la fascinante Freaks, de Tod Browning, en lo referente a lo que representa el personaje como monstruoso, extraño, alguien que produce temor por lo inhabitual y lo poco que se conoce por ese aislamiento autoimpuesto.
En esta parte la película se irá volviendo más mística, trascendente de algún modo por la significación que otros le darán a Mentallo, una importancia que no dejará de tener por sus poderes reales que usará para calmar el sufrimiento de la gente que recibe como si de un brujo se tratara. La gente cree en él y eso le dará esperanza. Esa podría ser la frontera entre el aspecto científico de la película y el religioso ya que esas personas, esos pacientes que lo visitan clandestinamente, ven en él alguien con poderes sobrenaturales, alguien que tiene que ver con lo religioso, cuando él en el fondo es un científico atrevido e inteligente, pero que ha elegido mal su camino. Esta especie de ironía me parece bastante interesante como la desarrolla Roger Corman… el final aleccionador nos dirá, como la moralina de un cuento, que no se deben sobrepasar ciertos límites que entrarían en un terreno vedado en el que sólo Dios tiene cabida. Alguien como Xavier sería un pecador que merece el castigo más cruel. El final es impactante y se puede estar más o menos de acuerdo con él en la idea que comunica (Ciencia  vs.Religión); pero viendo como se ha desarrollado la peli no deja de ser grandioso y lleno de sentido.


 


Por cierto, y para terminar, la chica, Diane, como lo quiere lo buscará para ayudarlo a pesar de que el hombre lo tenga bastante crudo. Un amor sin condiciones, un amor que, aunque no se desarrolla, porque no es lo principal a contar, denota compromiso y solidaridad con alguien que ha cometido un error y ya no tiene remedio. Diane es una gran mujer y un pequeño (o grande…eso tampoco lo tengo claro) consuelo para el martirio del Dr. Xavier.
La película tiene partes que han quedado anticuadas en muchos aspectos, pero siendo del año 63 hay que reconocerle su fuerza, su vigencia narrativa, su fascinante atmósfera. Un muy buen film del famoso director de películas de serie b Roger Corman.



25 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

De lo mejorcito de Corman, aparte de las adaptaciones de Poe y "El intruso".

Saludos.

Raül Calvo dijo...

me gustó mucho, también por los aspectos pseudolovecraftianos, por como cambia su tono, como indicas, de más divertido a cada vez más oscuro.

Javier Ramírez. dijo...

Jo hace años que no veo esta película recuerdo que me traumatice viendola y es que antes vi unos cortos un poco extraños uno era de un hombre gordo que entra a un restaurante y pide una aceituna cuando se la come explota y todas las tripas del señor van a parar a las otras mesas despues un hombre que camina por una calle ve unos billetes saliendo de una tuberia cauando va a cogerlos la tuberia se lo come literalmente se lo traga como cuando Papa Noel entra por una chimenea. Es que es una tuberia pequeña y una vez que se lo ha zampado vuelve a sacar los billetes para zamparse al siguiente y despues esta película y ya sabemos lo que hace al final con sus ojos jejejeje.

Un saludo buena entrada.

Emilio José Pazos Brenlla dijo...

Es cierto que hoy nos podemos reír de las películas de Roger Corman, pero... En su descargo diré que son iniciativas de cine que surgieron en esa época para responder a las inquietudes típicas de aquellos días, sobre lo exotérico, el más allá, la ciencia, el terror, etc...

Corman es uno de los grandes, además poca gente sabe que fue el primero en dar una oportunidad en una película a Jack Nicholson. Quiero decri, que sabía lo que hacía aunque no tuviese presupuesto más elevado que le permitiera hacer películas más vistosas. La realidad es que casi toda su carrera se ha desarrollado en contacto con el cine de serie B.

Enhorabuena por el comentario. Un saludo Javi.

Emilio.

Sese dijo...

No sé si la he visto o no, en cualquier caso eso sería hace muchos años en televisión, cuando Ibáñez Serrador presentaba sus "Terrores favoritos"

Saludos

León dijo...

Tipica película que tienes en pendientes, y que por un motivo u otro no ves nunca. La pones bastante bien, así que voy a ver si lo soluciono en breve
Saludos

PEPE CAHIERS dijo...

La tengo pendiente, pero una de mis favoritas del duo Roger Corman y Ray Miland es "La obsesión", con esa atmósfera enrarecida y malsana.

ricard dijo...

No sé qué opinaría hoy pero cuando la vi hace un montón de años me impactó mucho, sobre todo el final. La historia, como bien señalas, tiene muchos matices. Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

¡¡¡Clasicazo imprescindible!!!, coincido con muchos de vosotros en calificar el final de impactante.
Ray Milland está estupendo, como siempre.

GCPG dijo...

Ha envejecido más que otras del propio Corman, pero el planteamiento es más que interesante.

El momento de la fiesta tiene un carácter demasiado naïf, y los pasajes alucinógenos responden a una técnica en desuso. Pero tiene sus puntos fuertes: la actuación de Milland, el propio pulso de la película de la que Corman es un auténtico maestro, y obviamente el impactante final.

Hay que verla, comprenderla, disfrutarla y perdonarla a partes iguales.

Saludos

deWitt dijo...

Vi esta peli cuando era un renacuajo y quedé medio traumatizado. Con todo, aunque muchas pelis de Corman hayan envejecido fatal, tienen su punto, no crees?

saludos

Javier Simpson dijo...

Gonzalo
No vi demasiado de Corman, pero esto también me parece de lo mejor. Tomo nota de El intruso.
Raül
Lo de esos aspectos ya me lo habías comentado en tu blog. En esta coincidimos de pleno…
Javi
Le ocurrió a mucha gente. En los comentarios, sin ir más lejos a algunos. A mi novia le ocurrió igual. Tiene un toque impactante, no hay que negarlo.
Emilio
En ese sentido no son sólo pelis literales en lo que tratan, y eso, y según están hechas (con esos medios tan exiguos) es inteligente. Desde luego no es cualquiera. No creo que llegue a la altura de los más grandes y clásicos (tipo Ford, Wilder, etc), pero tiene su lugar destacado; yo también opino igual.
Sese
En ese programa es probable que la emitieran. Creo que al Chicho le gustaba Corman… bueno, ahora tampoco estoy seguro…
León
Creo que te podría gustar, León. Eso de pendientes me suena muuucho. Una lástima no pder ver todo lo que uno quisiera.
PEPE
En este caso lo mismo que le digo a León, justo en el comentario anterior. Me apunto La obsesión. No sé si viste la que me recomendó Gonzalo más arriba, El intruso. Tampoco `pinta mal.
ricard
Es impactante, por eso a mucha gente le medio traumatizó cuando la vio en su momento. Produce una angustia claustrofóbica el torbellino en el que se mente Xavier. Es un imprudente en cierto sentido, pero tampoco deja de ser demasiado ambicioso.
Lombreeze
Y duro, Lombreeze. Milland está muy bien; lo único que le reprocharía es cierta inexpresividad, pero eso lo suple con su portentosa presencia. Parece más triste que alguien con ese aspecto tan seguro de sí mismo y fuerte caiga de una forma tan cruel y sin posibilidad de ser redimido.
Gourmet
Par mí lo justo, Gourmet. En los efectos sí, pero para mí su narración es magnífica, a pesar, como bien dices, de algunas partes de un naif que da un poco el cante por el tono general.
deWitt
Desde luego, deWitt. Creo que ésta no es de las que peor envejecieron. Lo del trauma que produce… es generalizado.

Un abrazo a todos y hasta pronto.

Agente Cooper dijo...

Jo, es una de mis cuentas pendientes y mira que me gusta Corman.

Un saludo.

miquel zueras dijo...

¡"Si tus ojos te escandalizan... arráncatelos!" Qué canguelo me dio esa escena la primera vez que vi esa película de niño. De lo mejor de Corman. Posteriormente produjo otra película con Ray Milland, la desmadrada "El hombre con dos cabezas". Es verdad que se ve algo anticuada pero mantiene un gran encanto. Saludos. Borgo.

Johnny dijo...

Pedazo de clásico de culto. A más de una me encantaría ver a mí con el colirio del doctor. El final es acojonantemente sobrecogedor. Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Agente
Hola, Agente. Esta no te la pierdas entonces.
Un saludo
miquel
Y a mí, miquel, y eso que yo la vi hace poco. Es fuerte; impresiona, la verdad. Me apunto también El hombre con dos cabezas (ya tengo tres del Corman recomendadas en los comentarios…estupendo :-D)
Un saludo
Jhonny
Sí que lo es. Yo tardé en verla, pero no me llevé ninguna desilusión. Cojonuda peli. A mí también me gustaría el colirio ese… pero que no te dejara tan hecho polvo; mejor sin efectos secundarios :-P
Un abrazo

abril en paris dijo...

No conozco más que su titulo y supongo que tiene el "encanto" de esas peliculas de serie B, nada que ver con los X-men supongo..

un bico Javi

P.D. Da un poco de miedito ver a Milland con esos ojos vacios..

Javier Simpson dijo...

;-))) nooo, no tiene que ver, abril. Esto es algo más oscuro. Si te gustase medianamente el género seguro que la disfrutabas.
Otro bico para ti, abril :-D

Antonio de Castro dijo...

Gran resena. Vi la pelicula hace siglos un sabado por la manana, en un programa que creo que se llamaba "Pista libre". Me habia gustado, sobre todo el impactante final, aunque no la recuerdo bien. Es una de esas peliculas que tengo pendientes de volver a ver, sobre todo ahora que estoy descubriendo de nuevo el cine de Corman, bastante mas interesante de lo que habia creido, pues consideraba que habia traicionado a Poe con sus adaptaciones cuando las vi en un ciclo que pusieron en la tele hace tiempo, pero vistas ahora las considero peliculas muy simpaticas y bastante logradas.
Un saludo.

C. Noodles dijo...

Que buena, todo lo comentado lo suscribo.

Me gusta mucho Corman, como un tipo con cuatro duros, realizo muchas películas francamente buenas, con mucha imaginación.

Un clasico de antes, que ahora es dificil que la pongan en alguna cadena de tv.

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Antonio
Hola. Creo que sí, que es una de esas pelis que tienen bastantes posibilidades de que puedan volver a caer. No me dejó ni mucho menos indiferente. Tiene cosas muy buenas que me gustaron.
Un abrazo, Antonio. Gracias por pasarte.
Noodles
El ingenio que le mete es de alabar. No me parece el típico freaky chapuzas :-P. Es interesante y tiene buen gusto. Me parece una gran peli a la que muchos consideran un clásico no por cualquier motivo.
Un abrazo, Noodles. Gracias por el comentario.

Roy Bean dijo...

Hace bastante tiempo que no la veo, Javier, ahora mismo estaba confundiendola con El hombre invisible , el clásico de la Universal. Será cuestión de echarle un vistazo porque me acuerdo de alguna escena de un Ray Millan sobrecogedora.

Saludos
Roy

Manderly dijo...

No suelo ver serie B, pero recuerdo haber visto esta película hace muchos años.
Interesante.
Saludos.

Javier Simpson dijo...

Bean
Sí, sí tiene una escena final bastante fuerte. Gran final. El hombre invisible es fantástico, pero es otro rollo; mucho más clásica.
Manderly
Para mí también lo es. Me gustó, a pesar de que yo tampoco sea un gran aficionado a la serie b, sólo lo justo. También es cierto que aquí te puedes encontrar pelis que son auténticas joyas, muchas de ellas escondidas.
Un saludo Bean y Manderly. Gracias por vuestros comentarios.

Möbius el Crononauta dijo...

No sé si habrá partes anticuadas, hace mucho que no la veo, pero la última vez que la vi me pareció tan deliciosa como siempre, y ese final igual de grandioso e impactante.

¡Gran clásico de serie B!