" cinódromo: El show de Truman/ Peter Weir/ Estados Unidos 1998

sábado, 17 de marzo de 2012

El show de Truman/ Peter Weir/ Estados Unidos 1998


             El Gran Hermano más espectacular y auténtico que uno pueda hacer porque es  la vida de una persona en riguroso directo  desde que nace, y sin que sepa que todos lo están viendo.
             Un  mundo manipulado y sin complicaciones  hecho  por un creador tan mortal como el protagonista de la historia. Pero Truman comienza a dudar de su existencia, de la realidad monótona que le rodea, de la manipulación que lo inquieta, de su vida aburrida y sin grandes aspiraciones vitales.
            Una mujer lo alertará de que todo es mentira y de que es un juguete que sirve para el entretenimiento de mucha gente que lo observa.




            Esta peli plantea problemas de tipo filosófico tan interesantes como la realidad y la libertad. ¿Hay una realidad superior que nos manipula como marionetas? Los límites del gran manipulador  son puestos a conciencia para que Truman no se atreva a arriesgarse en una aventura que lo conduciría al otro lado, a lo desconocido; el puente tiene un significado especial como paso hacia algo nuevo, podría ser el conocimiento, y el agua (a la que Truman teme) puede llevarte a experimentar otras realidades que están más allá de lo que los sentidos pueden transmitirte. El miedo a lo desconocido debe ser vencido para afrontar lo nuevo. Carrey se lanzará a la aventura que lo podría hacer libre.




            El control sobre todo hace que Ed Harris se sienta superior, de ahí que acepte con amargura la rebelión de Jim Carrey y su búsqueda anhelante de la verdad cuando las cosas no dan más de sí en su pequeño universo lleno de engaños, unos engaños que bien podrían ser la ignorancia del hombre por los prejuicios de una existencia marcada por dogmas, teorías, supersticiones y todo tipo de suposiciones alejadas de una verdad tan complicada
de conocer.


36 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

ricard dijo...

Esta película me gustó muchísimo. La encontré original y muy inquietante. Todavía me hubiese gustado más si la publicidad no hubiese revelado el argumento. Un abrazo, Javi.

Javier Simpson dijo...

A mí igual, ricard, enorme peli del gran Peter Weir.
Lo de descubrir cosas que no se debería es algo con lo que tenemos que convivir; es una putada, pero uno no se puede aislar a discreciones de ese tipo. No parece que funcionen los spoilers en ese terreno :-P

Un abrazo y gracias por pasarte, ricard.

Ramírez. dijo...

Me gusto mucho esta película, iba muy bien con su tiempo. Ya sabes, lo que pasaba en su etreno con programas como Gran Hermano. Programas que hacian furor en la television. Tenia una aire casi de profeta de película de ciencia ficcion. De "Esto podia pasar" Pero nada de eso. Me encanto que todo fuera llevado a lo grande en vez de una casa. Un plato gigantesco el personaje no sabe que esta siendo grabado etc... Y la actuación de Jim me parecio muy correcta podria ser un nueva forma de hace cine coger algo actual y elevarlo al cuadrado. muy buen post

Antonio de Castro dijo...

Magnífica reseña.
Me gustó mucho la película de Weir, me parece una de las mejores que tiene (aunque me carga un poco Jim Carrey, la verdad). Aparte de los conflictos y las contradicciones que plantea, está la manera en la que Weir rueda un material tan interesante, con ese toque sensual tan característico suyo y esa tensión que se instala en el relato y va en aumento hasta llegara al magnífico final.
Realmente es una pena que Weir no ruede más películas, quizá es porque escoge muy bien los guiones y no encuentra siempre algo que le resulte realmente valioso.
Un saludo.

PEPE CAHIERS dijo...

Peter Weir siempre ha sido un director interesante desde aquel "Unico testigo" e incluso la ahora denostada por algunos "El club de los poetas muertos". Y "El show de Truman" es una interesante reflexión de la influencia de la televisión de los reality show.

Raül Calvo dijo...

En un principio me pareció una película original, pero desde entonces a ahora he cambiado de opinión y vista en la actualidad me parece más una fábula algo pretenciosa, teniendo en cuenta la de veces que se ha tratado el tema que plantea la película desde diferentes ópticas (desde el cortometraje que se dice plagió -cosa que no creo- pasando por la serie La Dimensión Desconocida, la divertida Permanezca en sintonía o La Muerte en Directo), me parece la versión hollywoodiense políticamente correcta y poco a poco se me ha hecho menos interesante.

Javier Simpson dijo...

00000000000000000000000000


Ramírez
Bueno, el primer Gran Hermano creo que fue en una televisión holandesa creado por un tal John de Mol (creador de la productora Endemol) en el año 1999, y esta peli de Weir es del 98, si bien es cierto que en el 97 de Mol, y otra gente afín a él, hizo una especie de Gran Hermano primigenio origen del popular programa de TV.
Yo diría que la peli está elevada al cubo :-) en el planteamiento; pero para mí nunca se le escapa de las manos a Peter Weir. Demasiado equilibrado este hombre para no poder con lo que se proponga.

Antonio
Su estilo es muy equilibrado y natural. Yo más que sensualidad, que también se la encuentro, le veo más sensibilidad. Su cine tiene un algo poético (Como le ocurre a su gran peli El club de los poetas muertos, que aunque denostada por algunos ahora, como comenta a continuación PEPE, a mi me parece súper chula y emotiva), existencial, pero sin cargar…

PEPE
Opino igual, PEPE. Lo de la influencia de la TV en la vida de la gente es el tema principal, está claro. Hay además aspectos que se pueden sacar e interpretaciones que la hacen aún más interesante.

Raül
A mí me lo sigue pareciendo, Raül. Más que una fábula me parece una alegoría. En este caso no opino igual en cuanto a su presumible pretenciosidad. Creo que Weir hace un espectáculo equilibrado y honesto que quiere hacer ver otras cosas, pero siempre de una forma sencilla (curioso y aparentemente contradictorio siendo un espectáculo… ¿puede haber espectáculos sencillos? En teoría no, creo, el espectáculo debe tener grandeza en su esencia; pero en la práctica pudiera ser si ese espectáculo es contado sin demasiados alardes y de un modo conciso. En resumen: que el contexto, el marco en el que se desenvuelve la historia es grandioso y espectacular, pero la vida de Truman es contada de una manera sencilla y sus preocupaciones vitales se entienden; es entonces cuando nos identificamos con su actitud y su rebeldía.

Gracias por comentar Ramirez, Antonio, PEPE y Raül. Llevo una temporada con asuntos personales (nada importante) que me impiden entrar más tanto en vuestros blogs como en el mío. Espero que dure pronto para volver a leeros.

Por cierto: a mí Gran Hermano me horroriza. Me parece un auténtico coñazo. Ya sabemos todos como reacciona la gente cuando se le junta mucho tiempo. Los comportamientos se repiten hasta el aburrimiento… ;-P

Un abrazo


00000000000000000000000000000

daniel dijo...

Hola Javi, es una de las mayores deudas que tengo. De Weir he visto pocas peliculas en realidad, aunque me resulta un director bastante interesante. Te he leido y cada vez tengo más ganas de verla. Incluso he leido que Carrey realiza una gran actuacion, para mi su mejor interpretacion ha sido la de Joel en Olvidate de mi... ya te diré q tal.

Un abrazo.

Manderly dijo...

Grata sorpresa me llevé al verla porque lo cierto es que no soporto a Carrey.
Lo cierto es que si hay un gran hermano que nos manipula y nunca llegamos a saberlo, es como si no existiera ¿no? Nunca podremos saberlo realmente.
Saludos.

abril en paris dijo...

Es el trabajo que más me gusta de Carrey. La pelicula nos impactó a todos por lo que significa y la verdad que encierra, en el reparto tanto Laura Linney( una actriz muy sólida) como Ed Harris están estupendos.
Me gusta como lo has explicado.

Un bico Javi

Javier Simpson dijo...

dani
Mi recomendación es que no dejes de verla si tienes oportunidad, dani.
Weir a mí me parece un director con tablas, interesante que sabe lo que suele traerse entre manos. Tengo la sensación de que sus proyectos están muy bien estudiados y que sabe sacarle todo el partido.

Si la ves espero que te guste.

Manderly
Desde luego, Manderly, si lo vemos como Dios; su existencia creo que no se puede ni se podrá demostrar, a no ser que exista y Él quiera que tengamos tal conocimiento :-D Pero si lo vemos no como lo alegórico que pudiera ser sino como algo real, como en el caso que nos presenta esta película, entonces sí que podríamos sospechar algo y descubrir al manipulador, como le ocurre a Truman.

abril
Carrey tampoco es santo de mi devoción, pero aquí está bastante correcto, sin demasiada excentricidad en sus recursos expresivos. Curioso que este hombre no me parezca un buen actor en sentido clásico y sin embargo tenga pelis que me gustan bastante, como ésta, Man on the moon u Olvídate de mí. En ese aspecto le ocurre como a Arnie Schwarzenegger (aún no me he acostumbrado a escribirlo bien :-P ) que, aunque con pelis de un género muy diferente, no dejan de tener su atractivo, caso de la gran Terminator, Predator o Mentiras arriesgadas, esa gran película de comedia y acción.

Un abrazo a los tres y gracias por pasaros.

David Amorós dijo...

Soy super fan de "El show de Truman", película que me reconcilió con Carrey. LAs diversas capas de lectura que tienen hacen que sea una película que envejece muy bien. La escena de Harris dando órdenes técnicas para hacer una escena más lacrimógena (la del padre, creo que era) es lo más bestia y desazonador que he visto en cine en años. Sin duda, un películón. PAra mí, la mejor de un director muy bueno. Un abrazo.

Lillu dijo...

Me gusta un montón esta peli y me parece que el papel de Ed Harris es maravilloso, viviendo su "creación" tan intensamente.

saluditos

Raül Calvo dijo...

Javi, cuando dije que la película es pretenciosa, no me refería a si se contaba la historia con más o menos grandiosidad o al contexto. Con pretenciosa quiero decir que se da a si misma una importancia exagerada al contar lo que cuenta, que transmite siguiendo los códigos habituales redentores del cine hollywoodiense, explicando al espectador cuál es el mensaje como si fueran ellos los primeros en reflexionar sobre ello.

Para hacerlo más claro: en películas como Permanezca en sintonía o My Little Eye se tratan los mismos temas, pero las películas dejan que sea el espectador el que recoja el tema y las reflexiones. Estas películas se dedican a contar su historia (una en forma de comedia, la otra en forma de peli de terror) dejando al espectador que saque sus conclusiones o que preste atención al mensaje o sólo al argumento del film. No se dedican a predicarle al espectador.

Por otro lado, pelis como La muerte en directo articulan mucho mejor sus reflexiones, sin necesidad de masticarlo todo.

Resumiendo, El show de Truman es el típico drama hollywoodiense: cuenta algo no muy novedoso pero lo hace como si fuera algo SERIO e IMPORTANTE.

Javier Simpson dijo...

@ David
Sí a todo, vamos: que opino igual, David ;-D Comedido Jim Carrey dentro de sus registros. La película habla de bastantes cosas interesantes, con su trascendencia y sirve para de reflexión acerca de temas como el determinismo.

Un abrazo, David.

@ Lillu
Sin duda, Harris está espectacular. Me gusta como ejerce el control y sus sutiles cambios emocionales a lo largo de la historia. Tengo la idea (ya hace que la vi por segunda o tercera vez) de que el resultado del proyecto le afecta al final, pero no tengo muy claro si por él mismo o por su invención, por Truman. Creo que más bien le afecta por egoísmo personal... no esperaba un resultado así: la reacción de Carrey.

Un bico, Lillu.

@ Raül
Sí, supongo que habrá un mensaje, como en muchas otras pelis. No creo, sin embargo, que haya moralina. Creo más bien que hay una hipótesis de cómo podría reaccionar alguien en una situación parecida, si se fija uno en lo literal de la historia. Si vamos a lo alegórico nos meteríamos en temas como los límites de la libertad, la verdad, la manipulación o la existencia. Esos temas son importantes, no son algo baladí. Weir los insinúa de una forma sutil y sencilla, y eso es de alabar.
En cuanto a lo que dices de que es el típico drama hollywoodiense, a mí personalmente sólo me lo puede parecer en cuanto a lo formal, al estilo narrativo, pero con una particularidad: la propuesta inteligente y original, en eso creo que no hay demasiadas pelis hechas en las grades productoras que se le parezcan demasiado... sí pueden salir de vez en cuando propuestas similares en cuanto a ingenio y clarividencia, pero no es lo normal.

Seguro que muchos de los temas de la peli ya fueron tratados con mayor o menor acierto en pelis como las que mencionas. No creo que en ese sentido Weir quisiera hablar de algo nuevo, ser un precursor de algo. Me da que Weir tiene una idea brillante y la encaja con soltura e inteligencia en los temas que trata, siempre de una manera sencilla y entretenida.
Por cierto, tomo nota de las dos pelis de las que hablas. De Permanezca en sintonía ya había oído hablar.

Un salud, Raül.


Gracias a los tres por vuestros comntarios

Sidhe dijo...

Y fíjate como lo que en esa película nos sorprendía ahora nos parece habitual.

Con el paso de las años muchas ideas descabelladas toman forma y parece que nosotros nos volvemos más distantes...Produce cierto, temor ¿no crees?

Yo también empecé a tomarme más en serio a Carrey desde esta película y en Olvídate de mí está genial también.


Un saludo Javi!

Susan lenox dijo...

¿ Por qué ? no se ha publicado mi comentario.
me gusto mucho y eso que no aguanto
a carrey, para variar; pero Picnic
me atrajo mucho más, hay algo en ella que la hace muy, no sé como decirlo misteriosa ???

Bicos.

David dijo...

A mi también me gusta "el show de Truman", por la reflexiones de fondo que plantea: hasta donde llegan la libertad y la realidad; la nefasta influencia y la dusosa ética de los realityshows.
Harris y Carrey están muy bien pero lo más interesante es la realización de Weir (que al leer los comentarios veo que tiene unos cuantos seguidores a los que me uno) en su forma de narrar y de desvelar los misterios que se esconden tras la cotidianeidad de Truman... me recuerda un poco al supense contenido y sensual (bien por el calificativo de Antonio) de la perturbadora "Picnic at hanging RocK".

Un saludo y buena reseña Javi.

Isabel dijo...

He tenido que ver esta película varias veces para que comenzase a gustarme, quizá por los prejuicios que tenía con este actor tan histriónico que me ponía tan nerviosa y ahora le tengo simpatía, tiene su sello personal desde luego.
Muy buena tu entrada Javiño, como siempre.
Un beso.

miquel zueras dijo...

Vi esa película con muchos reparos porque Carrey seguía siendo para mí el de "Ace Ventura" y aunque hay una escena que se ve que ya no podía más y empieza a hacer muecas la verdad es que me gustó mucho. Algo así como un Gran Hermano dirigido por Phillip K. Dick. Saludos. Borgo.

Javier Simpson dijo...

@ Sidhe
Claro. Lo habitual termina por no afectar tanto, se acostumbra uno peligrosamente. Ahora nos bombardean con todo tipo de imágenes en todos los medios de comunicación que hay, masivamente, violentas, deshumanizadas, de toda clase, y esa rutina malsana hace que nos volvamos insensibles. Uno ve en un telediario a un niño pasando hambre y ya no sufrimos tanto, y eso es grave.

@ Susi
Jim Carrey es excesivo y si no te gusta mucho no te gustará por partida doble. Pero en alguna que otra peli no lo hace mal, y las tiene buenas a mi modo de ver, como ya comenté más arriba.
Picnic, peli que me recomendó Raül, del blog El cinéfago de la Laguna Negra, habló de ella (interesante) me gustó bastante, como La nueva ola, prota por Richard Chamberlain, magnífico. Son pelis con una atmósfera acojonante. En el caso de Picnic no sólo misteriosa, como bien comentas, sino incluso con connotaciones oníricas. Otra de Weir cojonuda es Único testigo… buenísima.

@ David
Desde luego, David. Lo ético en la peli es fundamental, esencial. Para mí lo que hacen no está nada bien. Sirve para la distracción de la gente, para el entretenimiento, pero joer, a costa de engañar a alguien, de hacer que su vida no sea suya. A mí me parece bastante monstruoso.
Weir para mí también cuenta las pelis muy bien…

@ Isa
Ya, Isa. Todos conocemos ese histrionismo molesto (para quien le moleste) de Carrey. Pero aquí no es para tanto, y su papel está muy bien interpretado, quedan hasta bien esas formas. Gracias, Isabel.

Un saludo a los cuatro (fantásticos :-D) por comentar. Hasta muy pronto.

Javier Simpson dijo...

Me quedabas tú, miquel. Me entró el comentario cuando ya había pegado el anterior.
Qué buena la similitud con K. Dyck. Yo lo compararía también (pero encajaría algo menos, creo yo) con Ray Bradbury…tal vez.

Un saludo, miquel. Gracias por comentar.

CreatiBea dijo...

Me encantó esta película... me hizo reflexionar tanto... la tengo que volver a ver.

Gracias por hacerme recordar!

Javier Simpson dijo...

A mí también. Es de esas que coloquialmente se suelen decir que hacen pensar, pero sin llegar a ser de esas sesudas...

Un placer.

Hasta otra, Bea.

Muñekita Cat dijo...

Ola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

besosss

Emilia

Javier Ramírez. dijo...

cierto es cubo :)

Roy Bean dijo...

La he vuelto a ver relativamente hace poco tiempo, con mi hija, y me ha gustado más que la vez que la vi en el cine. Esta ha ganado con los años.

Saludos
Roy

BCNdays dijo...

Otro fan más de la película. Se adelantó a su época y aunque la peli va más allá, fue una de las primeras representaciones del Gran hermano con permiso de 1984 jeje Respecto a Carrey es uno de sus mejores papeles aunque tampoco creo que se salga de lo que sería un trabajo correcto. Estupendo post Javi. Un abrazo!

ethan dijo...

Me encuentro a este lado, en donde nos situamos los que nos gusta mucho la película. Weir es un director siempre interesante, con algunas cintas de muy buena factura, como ésta. Carrey creo que hace su mejor papel, lejos de su histrionismo característico.

Sese dijo...

Buena película a pesar de Jim Carrey, aunque luego me demostró que puede ser un buen actor en Olvídate de mí

Saludos

Javier Simpson dijo...

@ Muñequita
En cuanto pueda me paso por tu correo.
Gracias

@ Ramírez
Sí jaja Es en plan grande, grande. Ed Harris no se cortó nada a la hora de ponerle decorados a Truman ;-D Todo sea por el espectáculo…

@ Bean
Es cierto, yo lo veo igual. Me gustó casi más que la primera vez que la vi. No me cansa en absoluto.

@ BCN
Adelantada a su tiempo, visionaria; totalmente de acuerdo, BCN. 1984 no le he visto. Supongo que algún día lo haré. Orwell me interesa. Con respecto a Carrey, opino muy parecido. Yo le daría un poco más de mérito aún. Creo que si no lo conociéramos de otros trabajos, éste nos hubiera parecido aún mejor. Pero esa mueca es ya muy conocida ;-P :-)

@ ethan
Opino igual, ethan. No hubo ninguna peli de las que vi de su filmografía que me dejaran indiferente…

@ Sese
En Olvídate de mí tampoco está nada mal. La peli es muy buena y no podía pifiarla :-D

Un saludo a todos y gracias por comentar. Hasta otra.

Ariadna dijo...

Esta peli también me parece una obra maestra, por todo: el tema que plantea, lo que te hace reflexionar, incluso me gusta el tono de comedia (y eso que yo no soy muy de comedias) amable e irónico al mismo tiempo. Geniales actuaciones de Laura Linney, Ed Harris, y un actor que a mí me parece un secundario de lujo: Noah Emmerich, el que interpreta a su "mejor amigo". Jim Carrey está muy correcto y más soportable que en otras películas (me gustan mucho más sus actuaciones en Olvídate de mí y una película que no le gusta a nadie: El número 23). Buen post, Javi. Gracias por comentar una de mis pelis preferidas :) Un abrazo!

Javier Simpson dijo...

De nada, Ariadna. Opino como tu en relación a la peli. Sin duda tiene su chicha, y eso no hace que sea en ningún momento un peñazo. Inteligente equilibrio el que demuestra Weir.

Un abrazo

Emilio José Pazos dijo...

lo malo de la ética de la peli que nos puede interpelar, se ha destruido con el maldito gran hermano. ¿Qué puede interrogar a generaciones futuras, si la intimidad no supone un derecho a defender?
Un saludo.

T-800 dijo...

Ahora, con el tema de las redes sociales (de las cuales no soy muy simpatizante), sería un buen momento para preguntarse hasta donde estamos dispuestos a "desprivatizar" nuestra vida. Lo malo es que, como dice Emilio José, si la intimidad ya no es un derecho a defender, no es porque nadie nos haya puesto una pistola en la sien, sino por voluntad propia. Nadie puede quejarse de que gente sepa los gustos de otra sin conocerse, porque eso son las consecuencias de la "libertad" que nos ofrecían.
Lo que quiero decir, y solo es mi opinión, es que la libertad de nos venden, no es más que una manera de acotar nuestros derechos más básicos, como le pasa al personaje de Carrey.
Siento profundamente la parrafada que he soltado, Javier.
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Es cierto, Meggido. Uno cuenta su vida porque quiere sentir complicidad y relacionarse. Somos animales sociales (algunos más que otros :-D) y la nueva tecnología trajo la masificación de las relaciones sociales en donde la intimidad queda muy limitada, y más si eres partícipe de ello activamente.
Uno sabe a que se arriesga si es demasiado abierto en Internet. Si subes fotos, por ejemplo, y cuentas intimidades, después no puedes pretender que haya gente que no se lo cuente a quien quiera.
Otra cosa distinta es que se metan en tu intimidad sin tu consentimiento y sin que tú no hayas hecho nada al respecto… eso ya es grabe. Lo curioso del caso es que esas mismas tecnologías permiten hacerlo. Ahí nos meteríamos hasta en temas penales.

Un abrazo, Meggido. Gracias por tu aportación.