" cinódromo: Infierno blanco/ Joe Carnahan/ Estados Unidos 2012

sábado, 18 de febrero de 2012

Infierno blanco/ Joe Carnahan/ Estados Unidos 2012




Un grupo de gente que trabaja como buscadores de petróleo en Alaska tiene un accidente de aviación en plena tundra subártica. Entre ellos viaja un cazador de lobos que trabaja para la compañía. Las condiciones de supervivencia serán extremas no sólo por la gélida climatología, la nieve y los abruptos parajes sino por un vecino poco hospitalario, el lobo; para colmo de males el avión ha caído en un radio que entra dentro de esos 50 km malditos en los que se encuentra la guarida del lobo. Los hombres se convertirán en intrusos y amenazas para la manada. Por todo lo expuesto la situación del grupo se hace insostenible, dramática, angustiosa, pura supervivencia que no tiene trazas de consolidarse.


En Infierno blanco estamos ante el cazador cazado (o que podría estarlo), ante una lucha titánica por sobrevivir en la que el coraje y la ayuda en grupo es vital. Intentar que el miedo no te pueda será una constante. La muerte está presente durante todo momento, acechando, como los lobos sedientos de sangre, y el pulso para despistarla se hace entretenido durante la primera parte de la película; después, la fuerza y agilidad del principio va a menos, deshinchándose en lo importante, en la acción, en lo que tiene que ver con el género que trata, una de terror en situaciones límite, podría denominarse un horror natural con animales, ya sabéis, de ese tipo de peli que se tiene visto, con mayor o menor dosis de fantasía, en títulos como Los Pájaros, Tiburón, Anaconda o Piraña (Estas dos últimas para olvidar, por cierto)

Me hubiera gustado más que explotasen la aventura y el horror, la acción, todo lo que tenía que ver con la organización del grupo y las interacciones que en él se daban, y menos el lado existencial y emocional de los personajes, tratado con cierto lirismo casi casi a lo Walt Disney, que resultaba como un pegote, aunque formara parte de esa interacción, sobre todo del cazador y esos recuerdos que le asaltan continuamente, volviéndose repetitivos y que poco nuevo aportaban al personaje, tan sólo que su vida ya no tenía el mismo sentido desde que su mujer lo había dejado.




Aquellos hombres se suponía que eran duros, como se dice al inicio: de lo peor de la sociedad, y luego resulta que se comportan como alguien de lo más normal y hablan de sus vidas como lo haría cualquier padre de familia de una teleserie familiar…No, no cuela, o por lo menos a mí no me convence. Creo que es en los sentimientos de los que se habla en momentos de respiro, como el amor y el miedo, cuando el film pierda interés. No me gusta como está hecha la mezcla. Cuando entramos en la intimidad de los personajes, ésta se vuelve meliflua, simplona, demasiado tierna como para que nos la creamos del todo en una situación similar. Creo que eso se podía haber tratado mejor, con más gusto (para mi gusto), sin tanta repetición, sobre todo en lo que tiene que ver con la existencia del cazador y sus recuerdos, de un modo más realista, e incluso dándolo un poco más de profundidad… más profundidad, más contundencia y menos repetición y simplificación poética, sería el resumen de esta parte. No sé, me pareció demasiado dulcificado todo esto, y el contraste con lo otro, lo terrorífico, creo que en el presente caso no termina de combinar bien. Y para los que son de la opinión de que alguien primitivo y hosco puede volverse tierno y más sociable en una situación parecida, decirle que posiblemente tengan razón, lo que ocurre es que contar algo así sería como contar otra película que no tendría nada que ver con esta.




En fin, que el inicio es bueno, prometedor, interesante. Al poco rato la cosa va perdiendo gas y el globo, como comenté anteriormente, se va deshinchando inevitablemente, eso no ayuda, y menos cuando comienzan a darse efectismos que empiezan a tocarte las narices e irregularidades que resultan bastante inverosímiles, dentro de la inverosimilitud de toda la película (pero que la aceptamos y podría estar cojonuda, porque nos sumergimos en un género al que se le permiten ciertos condicionantes y señas de identidad que lo ayudan a brillar), como que los puñeteros lobos aparezcan no cuando quieren ellos y podría resultar creíble sino cuando le sale al director de los mismísimos, ayudando a que la ficción avance. Si no fuera así, la peli hubiera durado bien poco.
Un apunte más: el final es muy bueno (el final final) y podría haber sido aún más emocionante, sin haberlo tenido que cambiar en nada, si la peli y el personaje principal, un Leam Neeson con gran presencia y muy bien metido en su papel, hubiesen tenido un componente más legendario. Es un final absolutamente épico y el cambio lo hubiera engrandecido.





Estreno Cine

15 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Susan lenox dijo...

Ultimamante no he visto nada de lo que posteas...
Sólo decirte que ahora que me fijado, tienes la misma novia cinematográfica que mi padre la gran Ingrid Bergman, en su momento
ya la postee, te dejo el enlace por si quieres revisarlo, ella pudo
salvarse del cáncer, si la hubierán amputado un brazo, pero se nego a vivir así.
http://plegariasdesatendidas.blogspot.com/2011/05/la-decision-de-ingrid.html

BIQUIÑOS.

miquel zueras dijo...

Ayer fui a verla con mi nene que le gustó bastante pero creo que le sobra metraje y es muy cierto lo del bache de ritmo en la parte central de la película. Liam Nesson está francamente bien, no me extrañaría que se llevara el Óscar. Saludos. Borgo.

Javier Simpson dijo...

Coincidió, Susan.

Yo creo que Ingrid era la novia cinematográfica de mucha gente. Me pasaré por lo que has puesto de ella en tu blog.

Un abrazo, Susan.

@ miquel
Me da que esta peli le va a gustar más a los jovencitos. Estoy contigo en que Neeson está muy bien, de todas formas no apostaría por él en una quiniela para los premios.
Ya verás como quedo mal ahora ;-P

Un saludo y gracias por comentar.

PEPE CAHIERS dijo...

A mi estas películas con aire a lo Jack London me encantan, son todo un género en si mismas. La lucha por la supervivencia en situaciones extremas es siempre interesante.

Sidhe dijo...

Me da pereza y resfriada, más...(¡¡Quiero ver Hugo de una vez!!)... Pero Neeson es mucho Neeson, siempre hay que darle una oportunidad...La dejo como pendiente ;)


Un abrazo Javi, la reseña te ha quedado redonda :)

Javier Simpson dijo...

PEPE
Sí, pero en esta peli la situación se extrema hasta límites inaguantables. Las de London son algo más “suavecitas”.
La peli empieza bien y promete, pero hay un bajón, y cuando se le mete el intimismo en el fregao se estropea un tanto para mi gusto.

Sidhe
Neeson está poderoso. El final es una pasada. Una pena que no metieran más en lo épico y le dieran un toque más fantástico. Creo que cuando se quisieron poner algo serios se les estropeó…

Un saludo a los dos.

David Amorós dijo...

Pues no tenía ya mucha intención de verla, y tras leerte menos, así que una descartada. Liam Neeson anda un poco perdido últimamente, ¿no crees? Quizás desd su participación en Star Wars, y ya hace años. Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Hola, David. Sí, Neeson se nos vuelve un héroe por momentos en pelis de acción o de este estilo. Lo cierto es que el tío pega por su planta y su aspecto, y eso que ya tiene sus años, pero los proyectos no son del todo buenos. Yo, por ejemplo, lo vería en una peli del tipo de Bourne en plan maduro repartiendo estopa… no le quedaría del todo mal.

Un abrazo, David.

Ramírez. dijo...

Vaya mira que por los trailers tenia una pinta maravillosa pero me has dejado de piedra aún así la vere sin esperar encontrarme una gran pelí seguro que acabara gustamendo muy buena la entrada Javi me a gustado mucho aunque como ya he dicho me he quedado de piedra.

UN saludo.

Javier Simpson dijo...

Yo pensé lo mismo con los trailers y tras leer unas cuantas reseñas. En USA la pusieron bastante bien y a la gente parece que le gustó en general. Será que aquí somos más exigentes y no nos vale cualquier cosa :-P

Un abrazo, Ramírez. Gracias por pasarte.

Roy Bean dijo...

Pues me descorazona un poco eso de que se vaya desinflando, la verdad, siempre es bienvenido el cine de aventuras, cada vez se hace menos, del que me gusta.

Saludos
Roy

Javier Simpson dijo...

Sólo es una impresión personal, y en un cine de aventuras eso parece que fastidia más cuando el ritmo y las emociones fuertes son importantes.

Un abrazo, Bean

T-800 dijo...

Bueno yo espero ir a verla mañana. Creo que a pesar de todo, servirá para pasar un rato entretenido en una tarde de domingo. Sabiendo lo que se va a ver uno ya se calibra las expectativas. Nesson sí está haciendo bastantes papeles comerciales últimamente, pero oye, si le funciona...
Aunque es cierto que se le hecha de menos en algún papel de mas calado.
saludos.

Javier Simpson dijo...

Qué tal Meggido. Pues espero que te guste y que lo que a mí no me convenció a ti sí lo haga. Un buen rato seguro que pasas y servirá para desconectar.

Salutti, amigo

manipulador de alimentos dijo...

Liam Neeson entre lobos, al más puro estilo Jack London, soledad y aventuras en tiempos de crispación... y el romanticismo de lo blanco, la luz, la nada, ¿o el todo? ¿A alguien más le ha recordado a Gordon Pym? Saludos!