" cinódromo: ET, el extraterrestre/ Steven Spielberg/ Estados Unidos 1982

jueves, 26 de enero de 2012

ET, el extraterrestre/ Steven Spielberg/ Estados Unidos 1982




             Es una película hecha con el corazón de un niño. Steven Spielberg afirma que el tema principal de su película no es la relación entre dos seres sino la situación emocional de los niños cuando sus padres deciden divorciarse. En la película no se enfoca a ningún adulto hasta que hace acto de aparición el padre de Elliot, Peter Coyote. A partir de ahí empiezan a aparecer adultos en pantalla; sólo una excepción: la madre del niño sale prácticamente desde el inicio.

           Spielberg consigue un producto fílmico bello, de una estética muy cuidada, cómodo de ver y muy bien facturado. En la búsqueda de más dinero para su película tuvo una entrevista con directivos de la empresa de caramelos M&M. Una vez finalizada la reunión, la gente de M&M decidió que no era una buena idea que un extraterrestre comiera caramelos de la casa. Fue entonces cuando el director formalizó un contrato con la compañía de caramelos Hershey´s, rival de M&M. Los Reece´s Pieces que come E.T en la película incrementaron sus ventas en un 65% después del estreno del film. A saber lo que sentirían los de M&M cuando conocieron los resultados.


 

          
        El rodaje de las escenas filmadas se realizó en el mismo orden que aparece en pantalla. Las primeras imágenes grabadas fueron las del aterrizaje de la nave en el bosque. El espectáculo de luces, colores y formas que aparecen en las primeras tomas fue el banco de pruebas para el resto de la producción. La filmación fue mucho más laboriosa de lo que el director había imaginado. Se inició en Septiembre de 1981, finalizando casi seis meses más tarde, en Febrero del año 1982. El proceso técnico que tuvo que ver con los efectos especiales fue desesperadamente lento, según palabras del mismo Spielberg.
        Se gastaron casi 4 millones de dólares, más de la mitad del presupuesto inicial, en la creación de varios ET´s mecánicos y electrónicos para que fueran convincentes a la hora de mostrar sus emociones. Aún así Steven, pese a sus reticencias iniciales, tuvo que recurrir a un enano enfundado en un traje de goma cuando ET andaba. Si hubiese escogido la otra opción se hubieran gastado más de 2 millones de dólares extra para hacer que ET caminase sobre sus propias piernas. El actor encargado de hacer andar a ET en la secuencia en la que Elliot y su hermana Gertie lo sacan a dar un paseo cubierto con una sábana es Pat Billon. Desafortunadamente este actor morirá a las pocas semanas de acabar el rodaje.

       Para la voz de ET, y tras múltiples pruebas con actrices diversas, entre las que se encontraba la popular Debra Winger, se decidió contratar a la profesora de locución Pat Welsh, una viejecita con dificultades respiratorias producidas por su gran afición al tabaco. La mujer dobló a ET en multitud de lenguas.

        El diseño de ET lo llevó a cabo Carlo Rambaldi componiendo su rostro con una mezcla de los rasgos de Einstein, un gato y un bebé.
     
        Fue la primera película de la compañía de Spielberg Amblin Entertainment, es por eso que el logo es un niño montado en una BMX. Debido al éxito descomunal en los cines, el film del niño y su amigo extraterrestre estuvo en pantalla en algunos lugares durante un año entero.
         
        La banda sonora de John Williams entusiasmó tanto a Steven que éste decidió montar unas cuantas escenas más para que encajasen con los acordes de la música y no al revés, como es lo habitual. 


      La fotografía, como en todas sus películas, es perfecta y  la que mejor podría encajar en un tipo de película como esta donde todo es diáfano y sin ninguna ambigüedad en un mensaje lleno de compromiso, amistad, solidaridad con lo diferente y que corre el riesgo de no ser entendido y sí atacado por intereses no del todo claros, se supone que del gobierno o de alguna institución que tenga que ver con esa parte de la ciencia de la que los organismos oficiales no hablan, como una agencia a lo expediente X, pero que está ahí y de la que nos podemos aprovechar (o se podrían aprovechar unos cuantos); lo malo sería un mal uso de lo que se descubriría y sin tener en cuenta el objeto de esa intromisión, perfectamente justificada por algunos, intolerable para otros, y que podría acabar  mal; me refiero, como no, al extraterrestre protagonista de la historia, pura ternura y nada agresivo como otros alienígenas varios de películas de ciencia ficción con marcado carácter de género de terror tipo Alien o Predator, aunque esta ET, el extraterrestre comience con una atmósfera de misterio que nos pone alerta  antes de que el visitante entre en las vidas de una familia que lo recibirá muy  bien. Y es un niño el que no va a consentir que su amigo sea utilizado o que se le haga daño; él lo cuidará y lo querrá (hablo como un niño, lo sé, pero es lo que procede), él será un héroe para ET y ET será un ejemplo para el niño y su familia.




             La hostilidad hacia el extraterrestre se palpa en la película. Hay mucha linterna en esas noches. Los hombres que persiguen a ET están impersonalizados como en cualquier episodio de dibujos animados donde el protagonista es un ratón, un perro o un gato cualquiera y en el que los humanos también son cosificados al no enseñarnos sus caras, como ya mencioné anteriormente, y sí alguna parte concreta del cuerpo como sus pies o su espalda, es entonces cuando cobran más importancia esos ratones o gatos en esos episodios de dibujos al convertir a los humanos en amenazas. En ET ocurre igual: los hombres que aparecen son tratados de forma impersonal para acentuar esa amenaza latente, y de ellos se ven tan sólo sus pies atravesando un charco de agua en un bosque a las afueras de una gran ciudad, y donde una nave extraterrestre acaba de despegar, o un llavero que se fijará en la mente de los espectadores con un significado de peligro para nuestro simpático protagonista, que con todo esto cobrará más importancia y con el que nos sentiremos mucho más identificados. También son una amenaza los hombres de blanco que salen al final de la película y aparecen con trajes de confección espacial, todo muy espectacular y bien visto; lo que ocurre es que aquí no ocurre como con los hombres que persiguen a ET al comienzo. En este caso hay un componente más humano y no la oscuridad de los hombres impersonalizados del inicio que no se sabe ni quiénes son ni de dónde salieron (aunque seguramente al final unos y otros perseguidores pertenezcan a la misma agencia del gobierno).
          Los hombre de blanco con cascos futuristas no pueden ser malos, al menos todos, porque uno de los que componen el grupo es nada menos que el padre del niño protagonista que un día soñó que viviría lo mismo que está viviendo ahora su hijo pequeño.




             Aunque Spielberg suele manejar muy bien el aspecto emocional en sus películas, gestionándolo a las mil maravillas, y siempre desde la manipulación, con unos cuantos trucos que resultan, en ET no me gustó del todo la emoción fácil que suele surgir en algunos momentos, que nos emociona, sí, pero que no deja de ser un tanto lacrimógeno de más y fastidioso, por lo menos para el que escribe esto y cuando la vio.
            De todas formas creo que ahora no me disgustaría tanto ese aspecto porque con el paso del tiempo uno se vuelve más sentimental, casi como un niño. Tendría que verla de nuevo para saber con certeza lo que podría sentir.
           Pero es lo que hay: esta es una peli para todos los públicos con una especial atención hacia los más pequeños. Una película altamente recomendable y bastante bonita, con imágenes que pasarán a la historia, como la de los niños volando en bicicleta  por el cielo atravesando una enorme luna llena…

29 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Raül Calvo dijo...

Los padres de Spielberg se divorciaron cuando él era joven y es un motivo que aparece bastante en su filmografía.

A mí la película no me gusta especialmente. Tampoco me disgusta, es más bien que me resulta indiferente. A lo mejor la vuelvo a ver cuando salga en Blu-ray. Es interesante al respecto las declaraciones de Spielberg que hacen referencia a la versión políticamente correcta que salió hace unos años: al parecer se ha dado cuenta de que fue un error y la versión original será la que tendrá preferencia en el Blu.

Por cierto, Javi, no sé si viste mi respuesta en Zorras, pero lo dejo aquí también: si tienes Imagenio (o el plus) en el canal de la Metro es posible que la vuelvan a dar porque van pasando todo el catálogo de la compañía.

Javier Simpson dijo...

Pues vaya, se intentará ver esa otra versión a ver que sale de ahí. Puede que destaque más lo oscuro, que en la versión estrenada en cines también hay algo de eso.

Yo tengo R (creo que sólo lo hay en Galicia). No sé en alguno de los canales de R la pondrán. La revista que nos mandan mensualmente de la programación la tiro directamente a la basura, o sea que no sé como mirar... tal vez por internet la encuentre.
Es una putada porque miré por internet y no pude dar con ella.

Bueno, gracias por pasarte, Raül.

Manderly dijo...

Todo un acierto de Spilberg el dar el absoluto protagonismo a los niños (y es algo que repite muchas veces con éxito).
Es una película en la que cada escena ya forma parte de la infancia de muchos de nosotros. Aún a día de hoy sigue teniendo esa mágia de entonces!!
Los cambios que han hecho en la nueva versión no me gustan demasiado, porque no les encuentro sentido.
Interesante entrada con detalles que desconocía!
Ssaludos.

Raül Calvo dijo...

Con lo de versión políticamente correcta me refiero a la que salió en 2002, no a la original de 1982. Es la versión 2002 que actualmente Spielberg considera fue un error (en una entrevista en la web Aint it cool). Por si no lo he dejado bastante claro.

Yo eso de la R no sé que es, yo tengo Imagenio que tiene varios canales dedicados exclusivamente a emitir películas las 24 h. A lo mejor encuentras por Internet la programación de los canales R, es donde yo miro la de Imagenio. (Y te confieso que empecé a ver Zorras sin saber que era Adrian Lyne, sólo me puse a verla pq era de finales de los 70 :D).

Javier Simpson dijo...

@ Manderly
Es cierto. A mí me parece una buena película, muy mágica, como dices tú y de emociones muy a flor de piel. Esta última parte la cogí peor en su momento, pero tampoco hay que criticarla demasiado.

Un saludo, Manderly

@ Raül

R es una empresa de adsl gallega que va muy bien aquí y tiene canales de TV por pago. Es como si fuese telefónica, pero sólo (creo) en Galicia. Igual en unos años estamos en la república argentina, pero no creo :-P

Un saludo, Raül, y gracias por tu interés.

abril en paris dijo...

Una de las que hay que ver si no la has visto porque es un clásico moderno pero clásico. Tiene tanto de Spielberg que se puede entender lo que a éste Rey Midas le interesa..los sentimientos de un niño que busca en un amigo invisible superar la separación de sus padres, pero como el amigo no es invisible entendemos que nos habla de que no estamos solos en el universo..no sé yo es lo que entendí y sí lloré un poquito.. el principio de la historia tiene así como un momento de miedo para un crio principalmente.
Siempre me encanta el momento de la clase con la rana y como Eliot experimenta los sentimientos de ET al ver la peli de El Hombre Tranquilo. Y la música de John Williams por supuesto.
Me ha gustado mucho tu reseña Javi, detalles que no conocia.

Un bico

deWitt dijo...

ays! E.T. a toda una generación nos marcó. Es la típica pélícula que pillas en la tele y te quedas clavado y además se van uniendo más y más espectadores hasta convertirse en una experiencia colectiva en donde, casi todos, acaban llorando como descosidos. Es genial, pero su visionado merece ser dosficado para que no pierda la magia.

Tu post: extraordinario!! Completísimo Javier! Bravo!!

Un saludo

Sidhe dijo...

Uff recuerdo que cuando era pequeña estaba aburrida de verla en casa y como dice deWitt hay que ir dosificándola para no quemarla.

Aunque yo confieso que soy más de Tiburon y de Encuentros en la tercera fase :)

Un beso Javi felicidades por el pedazo de post ;)

David Amorós dijo...

Muy curiosas las anécdotas que explicas, sobretodo la de los caramelos. Lo de los padres separados y la repercusión en su filmografía ya lo había leído en algún lado, sino recuerdo mal en el blog de Ricard. Que Spielberg es lacrimógenos y manipulador de sentimientos es obvio, lo que ocurre es que yo, estas pelis que vi de niño, siempre las reviso un poco con la mirada de entonces y no soy tan crítico. Y ET me encanta, la verdad. Un abrazo.

daniel dijo...

Muy completa la entrada Javi!
Me has despertado mi lado nostalgico, creo que fue de las primeras peliculas de niño que pude disfrutar, decir que fue de mis peliculas preferidas por mucho tiempo es una muestra de cuánto me gustó (claro, luego con el tiempo cambiaron muchas cosas jeje).
Con Super 8 trataron de rendirle un homenaje a este cine, pero aunque es muy entretenida y emocionante en muchos aspectos, no consigue plasmar la eficacia del Spielberg de E.T que con cada escena vibrabas de la emoción. Cierto que hay momentos de lágrima facil (es lo que mas temo de War Horse, la vere este fin de semana) pero en conjunto es inolvidable especialmente a los más chicos.

Un abrazo Javi.

PEPE CAHIERS dijo...

Buena entrada. Durante mucho tiempo E.T fue mi película de cabecera, además creo haberla visto en pantalla grande tres veces. Aunque hoy en día no la considere en tanta estima, si que tengo un buen recuerdo de ella y disfruté cuando la pude volver a ver con mi hija de cinco años. Por cierto, en el estreno se me hizo un nudo en la garganta cuando muere E.T. y no me puse a llorar como un loco por mantener el decoro. Y esa música de Williams como siempre maravillosa.

Javier Simpson dijo...

abril
Es muy Spielberg creo yo también, abril. Tu reflexión acerca de la peli la comparto. Y la escena del beso es una maravilla.

Un abrazo, abril.

deWitt
Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión sobre la peli de Spielberg…la dosificación es importante para todo si no quieres que te pueda llega a causar pesadez, o incluso repugnancia. Todo puede llegar a cansar, hasta lo que te gusta mucho.
En lo del tema de la experiencia colectiva cuando se junta gente a verla en la tele tiene, creo yo, un parecido a cuando ponen Pretty woman, sólo que en ésta no se llora desconsoladamente sino que se echa a volar la imaginación con ese cuento de Cenicienta.

Un saludo deWitt.

Sidhe
Dos buenas pelis también. Creo que Encuentros en la tercera fase tiene un componente más oscuro que la hace más adulta en cierto sentido. Tiburón es toda una aventura de terror acuático. Grandes y comercialísimas películas. Que a veces una cosa no es incompatible con la otra.

Un saludo, Sidhe.

David
Sí, el hecho nostálgico es importante en este caso y uno, lo quiera o no, se deja arrastrar por él. Pero eso va en el espíritu de la peli y hay que contar con ello, dándole su valor, que lo tiene, y mucho, a mi modo de ver.

Un abrazo, David

dani
Desde luego, dani. Es una peli que ha marcado a muchos niños de la época, por eso tiene ese componente clásico incuestionable. Súper 8 está lograda, pero de lejos llega a la emoción de ET. De cualquier forma aquella se hace entretenida y como homenaje creo que funciona muy bien.

Un saludo, dani

PEPE
Creo que es normal que no guste de la misma manera que cuando la vimos. Crecemos y los gustos cambian, y la manera de ver las cosas.
Sí, es emocionante y a mí se me saltaron las lágrimas. Para qué negarlo. Cuando la vi en el cine ese hecho me fastidió porque me pareció algo sentimentaloide de más, pero creo que, en ese sentido, hoy tengo otra mirada.

Un abrazo, PEPE

A todos: gracias por pasaros y por vuestros bonitos e interesantes comentarios.

Ciao

Roy D. Mustang dijo...

La verdad es que esta película fue revolucionaria en varios aspectos... Sobre todo aquel en el que el ser venido del espacio exterior ya no era una amenaza, ni ningún paralelismo a los espías soviéticos, como todos aquellos seres espaciales que poblaron el cine de sci-fi y de terror en los 50.

La verdad es que a mí E.T. nunca me conmovió. De hecho, hubo una temporada en la que le tenía cierta tirria, pues el diseño del alien me provocaba (de crío, se entiende) más miedo que otra cosa.

CINEXIM dijo...

Yo es que por edad la vi en el cine siendo aún un crío, y claro me fascinó-en especial el momentazo de la bicicletas elevandose del suelo.

Celebro tu último apunte, pues a mí Spielberg me gusta y me disgusta a partes iguales: como creador del mejor cine de acción no tiene igual, pero tiene un ramalazo sentimentaloide que me repele. Por eso no me gusta El Imperio del Sol o El Color Púrpura-incluso te diría La Lista De Schindler, aunque con ello me gane muchas enemistades. Tengo pendiente revisar Munich.

Sobre El Topo, a mí también me gustaría que ganase Gary el Oscar. A ver...


Feliz Finde!!!

miquel zueras dijo...

Voy a decir algo que va a desencajar la mandíbula a más de uno: NO HE VISTO E.T. Cuando la estrenaron yo hacía la mili en Ceuta donde los estrenos llegaban muy tarde, luego me han pasado un sinfín de motivos para no verla: cinta de video en mal estado, no me coincidía la hora que la hacían por TV... etc.
De todos modos mi película preferida de Spielberg es "Atrápame si puedes" aunque sólo sea por los créditos de Saul Bass. Saludos. Borgo.

Emilio José Pazos dijo...

Muy buena reseña de una peli que me gusta, es una de mis preferidas de la infancia.
Un saludo.

Mario dijo...

He visto ET pero ya la tengo algo lejana, lo de las bicicletas es mítico, el grito de la niña y la ternura del pequeño alienigena, tengo el DVd para volver a verla, en cuanto haga un espacio lo hago. Cierto que hay una cierta "manipulación" pero creo que nos estamos poniendo algo ya suspicacez, demasiado esceptisismo, ya estamos perdiendo esa fe en un lado sentimnetal del que el cine no puede ni debe desprenderse, al menos en una parte, no todo puede ser arduo o muy serio, creo que debe tener una gama de opciones. Muchos se volverían más duros con demasiado realismo, hay que soñar también. Lo digo en general, Javi, no hacia ti que está bien describir una característica del cine de Spielberg que lo es, no obstante creo que conmover también es arte, hacer entender algo dulce a los demás, sino que se puede confundir con quien usa un método para desvirtuar ese lado humano. Saludos.

Lala dijo...

muy bueno javi. Genial e interesante descripción de esta entrañable película que me hizo y me hace llorar como la que más.

Esta peli tiene escenas muy buenas, sin duda para recordar.

BEsotes

Lillu dijo...

A mí me gusta muchísimo esta peli, pero tiene bastantes detractores. Yo creo que cumple perfectamente su cometido y a mí siempre acaba por emocionarme :)

saluditos

ricard dijo...

Una película conmovedora. Mi momento favorito -siempre me hace llorar, aunque no sé muy bien por qué- es cuando E.T. hace que se muevan en el aire unas bolas de plastilina y muestra a los niños donde está su casa. Un abrazo.

Sese dijo...

Aún recuerdo la época del estreno,, todo un acontecimiento. Incluso en el cole hicimos un debate sobre ella, para concluir en que era una gran historia de amor.

No me gusto demasiado el doblaje, y es de esas pelis que aguanta muy bien el paso del tiempo, cosa muy positiva para una peli.

Saludos

Ramírez. dijo...

juas juas juas ya conocia la historia de los caramelos jejeje
una historia parecida ocurrio con Barbie en la película Toy Story

Aunque mas que ver sus caras es la satisfacion de la marca de caramelos que tuvo el valor de aceptar y eso me recuerda a cuando presentaron el proyecto del ratón de ordenador y los directivos de la empresa dijeron y eso para que lo queremos.jejeje el otro dia estuve hablando con un amigo sobre las películas de Steven spierberg hablamos por ejemplo de la escena de la pelea del avion en Indiana Jones la cantidad de detalles que tiene etc ya no se hacen películas así aunque me gusto el intento de Super 8 jejeje

El aspecto emocional creo que es lo mejor ¡dios! como consigue trasmitir esos sentimientos.


buen post un saludo.

Ramírez. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alan Smithee dijo...

Muy buena entrada.

Me encanta todo el tema de que a los adultos se los muestra despersonalizados.

Yo adoro ET desde que la vi en el cine con 6 añitos. Se que no es perfecta, que es excesivamente lacrimógena y le puedo ver todos los fallos que le veis los demás, pero para mi siempre me devuelve a la butaca del Urgel, como un chavalín absolutamente fascinado por ese entrañable extraterrestre

Un abrazo!

David dijo...

Excelente reseña Javi.
ET es una película preciosa, con un guión eficaz y técnicamente impecable; pero tramposa y maniquea como otras muchas de las pelis de rey Midas de Hollywood, Spilberg es un especialista en eso de sacar la lagrimilla del espectador tocando sus resortes emocionales y presentándonos personajes moralmente monócromos camuflados como individuos reales.

Nunca me ha gustado que me extorsionen emocionalmente en el cine y Spielberg lo hace a menudo y suele darle jugosos réditos.
Aún así creo que es una película que todos los niños deberían ver.

Un cordial saludo y reincido en las felicitaciones por la entrada.

Einer dijo...

A mí E.T. me gusta pero no la considero una película extraordinaria. Cojonuda para hacerse una sesión doble con el clásico español del cine basura de los hermanos Calatrava El E.T.E. y el oto.

Susan lenox dijo...

Con esta película para todos los públicos, Steven Spielberg consigu¡ó llegar al corazón de todos y cada uno de los espectadores que tuvieron la suerte de disfrutarla, porque por encima de todo, E.T. es una película emotiva en el que a más de uno, se le hace un nudo en la garganta viendo las escenas finales.
Estamos ante un bello canto a la amistad y a una amistad más allá de las fronteras, pues tiene como protagonistas a un niño y a un simpático y entrañable extraterrestre.
Esta adorable fábula está llena de magia, de momentos inolvidables, de diálogos irrepetibles y se trata de una historia sabiamente contada, que sin duda cala en el interior del público. En ella además conviven la comedia y el drama, la acción y la pausa, la ficción y la realidad y por si fuera poco, la banda sonora es auténticamente magistral.
Así que lo miren por donde lo miren, nos encontramos ante una de las grandes joyas que ha dado la historia del cine, con lo que no hay razones para no verla y para no enternecerse con las peripecias de un extraterrestre, que vino más allá de las estrellas para emocionarnos y para arrancarnos una sonrisa.
En mi caso al menos, lo consiguió y eso que no es mi estilo de cine.
Bueno ómo ves he vuelto.
BIQUIÑOS.

Javier Simpson dijo...

Ahora mismo estoy con asuntos personales que no me dejan meterme en el blog. Supongo que pronto, en 4 o 5 días, podré volver y seguir con mi marcha habitual.

Aunque aún no he leído los últimos comentarios, os agradezco que os hayáis pasado por el blog para aportar. Cuando los haya leído todos supongo que diré algo al respecto.

Un abrazo y hasta pronto, amigos

Antonio de Castro dijo...

Otro gran post.
Yo la vi en el cine cuando se extrenó, y nos dejó boquiabiertos tanto a los pequeños como a los mayores, que nunca habían visto una película de ese tipo. Luego intenté verla en algún pase televisivo, pero la imagen no era buena y la dejé para no borrar aquel recuerdo. No me parece una mala película, creo que tiene cosas muy logradas como esa sensación de amenaza constante en torno al extraterrestre, y el ambiente neblinoso y boscoso del lugar en el que está rodada. Me disgusta un poco la sensiblería de algunos momentos (como la supuesta muerte del extraterrestre), pero en general diría que es uno de los títulos más logrados de Spielberg, aunque tendría que verla otra vez entera para poder juzgarla con los ojos de hoy, si eso es posible, que por otro lado tal vez no sea recomendable y lo mejor sea dejarla en aquel hermoso recuerdo.
Un saludo.