" cinódromo: Corrupción policial

domingo, 8 de enero de 2012

Corrupción policial

Al Pacino como Frank Sérpico
Es algo que concierne a la moral. Se corrompe algo cuando pierde su naturaleza, su esencia, y es entonces cuando se mancha en sentido figurado.
La policía está para servir y proteger al ciudadano, no para aprovecharse de su situación. Ese interés egoísta por beneficiarse de un puesto que le da poder, mayor o menor dependiendo del grado que ocupe en el escalafón, atenta contra lo ético de su profesión y contra él mismo como persona.

En lo corrupto hay un beneficio, sobre todo económico, pero el corrupto también puede moverse por otras motivaciones.


Harvey Keitel
Al policía corrupto se le puede comprar para que colabore en determinadas actividades, generalmente relacionadas con el crimen organizado, o para que haga la vista gorda y no se “inmiscuya” en los negocios oscuros de gente poco recomendable y peligrosa. Aquí se aprecia la transgresión de su cometido ya que no sólo hace lo contrario de lo que tiene asignado sino que se aprovecha de ello.

No sólo el poder es algo necesario y acompaña a lo corrupto; puede haber simplemente una satisfacción personal, un vicio, que lo arrastre al delito, porque el corrupto delinque desde una posición en la que se entiende que debería combatir el hecho delictivo, cualquier delito, y no al contrario, y un vicio podría llevar a un policía a ser alguien corrupto desde su debilidad, si se le puede llamar así (hay quien diría que no todos los vicios tienen porque ser producto de una debilidad). Un “pecado” como la degradación sexual sería un ejemplo clarificador, apreciándose este hecho en la película mítica Teniente corrupto, de Abel Ferrara, protagonizada por un pasado de rosca Hervey Keitel.


Dave Bannion (Glenn Ford) y Debby Marsh (Gloria Grahame)

También hay corrupción si se beneficia a otra gente diferente de uno mismo para tener algo tan básico como la protección, el estar seguro sin que ninguna amenaza pueda caer sobre el, en teoría, defensor de la ley. Aquí lo corrupto está mezclado de intimidación por parte del otro, del que presiona. Podría llegar a ser más justificable por debilidad del policía, por miedo a la propia integridad o a la de su familia, aunque nunca del todo, ni mucho menos, pues un policía sabe a que juega y no puede consentir que una amenaza, aunque la sienta cerca e intensamente, le obligue a actuar de una forma distinta a la que su puesto le demanda.


Leslie Lane (Cornelia Sharpe) y Sérpico (Al Pacino)

Los sobornados, de Fritz Lang, es una película en la que gran parte del departamento de policía en el que trabaja el sargento de policía Bannion, interpretado con gran contundencia y fuerza moral por Glenn Ford, está corrompido al estar presionado por altas instancias políticas locales, que se entienden a su vez con el capo Lagana y su salvaje sicario Vince Stone (Lee Marvin).
En la soledad del héroe que lucha contra todo un sistema establecido y podrido hasta sus mismas entrañas la película de Lang tiene puntos en común con Sérpico, de Sidney Lumet. Ambos papeles hacen de sus protagonistas auténticos Quijotes con causa, la causa de la justicia en un mundo injusto. En el caso de Los sobornados, sorprendentemente, triunfará el bueno intuyendo que la corrupción no estaba tan extendida como ocurrirá en el caso de Sérpico, con final mucho más desesperanzador. 


Richard Gere y William Baldwin en Asuntos Sucios

El jefe criminal Costello tiene un informante en la policía, Colin Sullivan, y éste, interpretado por Matt Damon, está consiguiendo una posición de poder en la unidad de investigación especial del departamento de policía de Boston. En Infiltrados, de Martin Scorsese, hay corrupción policial, pero en este caso concretada en la figura de Colin Sullivan, un tío frío, inteligente y de una moralidad perniciosa que se sabe mover dentro de la policía para su ascenso profesional y, seguramente, tener beneficios extra dados por su “otro jefe”, Jack Nicholson. En Infiltrados se intuye perfectamente lo que busca un policía corrupto: sobre todo poder y dinero, aunque con un riesgo evidente.
En la película de Scorsese también hay dobles juegos en un duelo, a ver quien pilla antes al otro y lo desenmascara, entre el corrupto Collin Sullivan y el policía Billy Costigan (Leonardo Di Caprio) infiltrado a su vez en la banda del jefe mafioso Costello, protector de Collin Sullivan.


Matt Dammon en Infiltrados, de Martin Scorsese
En películas como Teniente corrupto (1992), de Abel Ferrara, se llega uno a preguntar como un individuo como el que interpreta Harvey Keitel en el papel de policía puede andar por la calle a sus anchas haciendo y deshaciendo como le viene en gana.
La sensación de moverse en la cuerda floja es patente en cada plano, el riesgo es asumido con una temeridad descarada, parecida a la que tendría un loco. Keitel demuestra todo el tiempo lo que es: un corrupto. Sexo, drogas y alcohol son el pan nuestro de cada día. Está en el fondo y no parece que pueda salir de allí. Las deudas de juego no le ayudan.
Su comportamiento es un síntoma de su estado vital, su existencia corrupta esconde dudas y desesperación. ¿Es esa su naturaleza? Quién sabe. Él es lo que hace, pero un final lleno de misticismo cambiará sustancialmente la idea que nos habíamos montado alrededor del personaje. Bueno, eso ya se venía gestando anteriormente con alguna que otra escena religiosa, pero el final aclarará cualquier duda al respecto.
Habrá momentos en los que se crea que Keitel pueda tener problemas psicológicos. Dará la sensación de que quiere que se lo carguen por su actitud desafiante ante todo y ante todos. Irá a la deriva, atormentado y sin remedio. Su viaje se convertirá en la crónica de una muerte anunciada.


Teniente Corrupto, de Abel Ferrara
Billy (Leonardo DiCaprio) y Frank Costello (Jack Nicholson)

En otros lugares esta película de Ferrara se tituló Teniente maldito. Supongo que el hecho religioso tendrá que ver en ello. Y hablando de lo religioso, comentar que un hecho sacrílego alarmará a Keitel, confundiéndolo. A partir de este hecho sus remordimientos de conciencia comenzarán a producir un cambio. Él se declarará católico en una escena entre compañeros de trabajo  mientras hace apuestas de juego, importándole tres pimientos lo que piensen éstos de él. Por el hecho de ser católico se creerá protegido de todo en una especie de delirio. Sus debilidades, sus pecados, serán una carga. Querrá ser perdonado. Será como el hijo pródigo que quiere volver a casa; se ha descarriado, pero siempre se ha sentido dentro de la comunidad que un día abandonó. Keitel será un creyente confundido que ha escogido un camino equivocado. La redención lo ayudará a salvarse. Hablará con Jesucristo en una especie de alucinación llena de culpa y súplicas. Desea sólo el perdón, por eso no hará lo que pretendía en principio relacionado con los violadores de la monja y sí lo que le pide ésta en un acto de perdón, de amor, de bondad cristianas, el mismo perdón que anhela él.


Al Pacino
Dennis Peck no es un simple policía corrupto, es un mafioso con todas las de la ley que patrulla las calles.
Las investigaciones que llevará a cabo Raymond Avilla y su compañera Amy Wallace sobre Van Stretch por abuso de autoridad, conducirá a asuntos internos a iniciar otra investigación por corrupción policial sobre Dennis Peck, amigo y compañero de Stretch.
Peck parece tenerlo todo controlado y muy bien montado; trabaja de policía y eso le ayudará en sus negocios. Su vida privada es asombrosa: tiene 3 ex mujeres, con las que no ha perdido la relación (en ningún sentido) y que se pasan por su casa como Perico lo haría por la suya, con el sorprendente consentimiento de su actual esposa (Annabella Sciorra)… todo bastante inaudito. Tiene, además, un montón de hijos de todas las relaciones que tuvo;  lejos de conformarse con eso se lo montará con las mujeres que tenga a tiro y le atraigan, como alguna esposa de policía que parece moverse por interés.
Peck, según él mismo, se embarcará en esos negocios porque sólo piensa en darle lo mejor a sus hijos, una actitud y maneras de pensar no sólo temerarias sino de una hipocresía y cinismo asombrosos.


Asuntos Sucios, de Mike Figgis

Kathleen Avilla, la mujer de Raymond, el hombre que irá a la caza de Dennis Peck, le servirá a éste para confundir a su esposo; la inseguridad provocada con su mujer le podría servir a Peck para desembarazarse del policía de asuntos internos que lo investiga. Tocarle la fibra sensible de su esposa a Raymond por ese encanto oscuro que tiene Peck, y que puede atraer a algunas mujeres, le podría servir a éste para que el agente que lo persigue se extralimite en sus funciones y termine por arruinar su trabajo. Pero Raymond usará bien sus armas para detenerlo, sea por las buenas o por las malas. Esta parte de la película entre Kathleen Avilla, su esposo y Dennis Peck, que conducirá a un final muy dramático, pero muy de telefilm, no hay quien se la crea. Está pillada con hilos muy finos, resultando artificial a más no poder.


Los sobornados, de Fritz Lang 

En Asuntos sucios, de Mike Figgis, Richard Gere, que interpreta a Dennis Peck, hará lo que sea necesario para mantenerse a flote en el gran negocio que tiene, incluso deshacerse de los que estaban con él, y que eran como de la familia, si son una carga. Los engaños, como todo buen mafioso, servirán a Peck para moverse con total libertad e impunidad, por lo menos hasta que comienzan a sospechar de él.

32 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Mario dijo...

Interesante lo escrito, Javier, los sobornados es una gran película, se ve como el policia siente orgullo de ejercer su papel aún a costa de muchos conflictos, la ley no es una placa sino una convicción incluso bajo el individualismo más radical. Y Serpico es casi un loco por lo valiente. Teniente corrupto no la he visto, tengo la de Herzog que fue muy bien acogida y pronto la veo. Los infiltrados es algo irregular pero gran película también aunque me parece más cómico que intimidanante el papel de Nicholson. Me gusta el juego entre el policia corrupto y el leal a la ley ambos metidos bajo las mismas reglas, diferenciándose en sus propios motivos. Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Sí, señor, un individualismo muy propio de la cultura norteamericana la que refleja Los sobornados, haciendo un paralelismo.
Hay en varios de los personajes actitudes bastante temerarias, como la de Sérpico por ese idealismo, muy atrevido, como señalas, o la del protagonista de Teniente corrupto que actúa movido como por un impulso frenético y desesperado, sin, aparentemente, la menor preocupación porque lo cojan en sus trapicheos y su actividad corrupta, o mismamente la de Jack Nicholson en Infiltrados, un personaje descarado, excéntrico y bastante cómico (estoy contigo) en su comportamiento.

Un saludo, Mario. Gracias por comentar.

David Amorós dijo...

Que buen post. Es un tema interesante y expones algunas películas para ejemplificarlo muy interesantes. Aunque reconozco que me falta alguna por ver (Serpico, Los sobornados). Elegir para ilustrar el tema la de Ferrara es un acierto, ya que si hablamos de corrupción pilocial el señor Keitel se nos antoja en nuestra memoria el máximo estandarte. Un abrazo.

PEPE CAHIERS dijo...

Me quedo con "Los sobornados", obra maestra absoluta, aunque tampoco le hago ascos a "Asuntos sucios".

deWitt dijo...

Un post sobre un tema de rabiosa actualidad (lamentablemente) Javi. Mientras lo leía pensaba en lo bien que suele estar Keytel en este (y en todos) tipo de papeles.

Los ejemplos que has elegido son muy buenos. Recuerdo que "Infiltrados" me capturó desde el principio, con esa trama tan madeja.

un abrazo

Lillu dijo...

Interesante análisis. No he visto todas las pelis de las que hablas (salvo "Infiltrados" y "Asuntos sucios", de la que sólo tengo un vago recuerdo), pero tengo especial curiosidad por "Teniente corrupto", la de Keitel.

saluditos

daniel dijo...

Muy buen post Javi. Este es uno de los temas que siempre despierta interés por lo real que llega a ser. Aunque no he visto Los sobornados (otro de mis pecadillos xD) si puede compartir lo que dices sobre Teniente corrupto y sobre todo Infiltrados que la volvi a ver hace poco y me tiene fresquita la memoria. Ambas son cintas estupendas.
Hay una última película protagonizada por Woody Harrelson, llamada Rampart, que tambien aborda este tema de corrupcion policial, no sé que tal estará pero a mi me llama la atención.
Del post nada que agregar, muy completo.
Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

David
No te pierdas Los sobornados ni Sérpico, David; son buenísimas. Lo de Keitel es mucho. Peli de culto Teniente corrupto para mucha gente. Me gustó aún más que la primera vez que le vi.
Un saludo y gracias por tu comentario, David

PEPE
Estoy contigo, Los sobornados es increíble. Este Fritz Lang hacía cine de primera, y el género negro se le daba a las mil maravillas. Asuntos sucios estaría mucho mejor si no naufragara en la relación y el desenlace entre Raymond Avilla, su mujer y Dennis Peck. A mí me resultó poco creíble, muy imprecisa y con un final a lo justiciero que no me satisfizo nada. Pero bueno, la peli en general está bastante bien.
Un saludo, PEPE. Gracias por comentar.

deWitt
Sí, deWitt, sobre todo en el mundo de la política. Keitel, como le comenté también a David Amorós, se sale en esta peli… pura desesperación. Es una peli increíble, llena de desencanto y tristeza. Es como una caída a los infiernos de Harvey Keitel.
Gracias por comentar, deWitt. Un saludo.

Lillu
No lo dudes, Lillu. Pero tengo que advertirte que Teniente corrupto, la de Ferrara, no la más actual de Herzog, es una peli dura y seca. Nada de florituras made in Hollywood. Es una peli más de autor e independiente que de la industria.
Un bico, Lillu. Gracias por pasarte.

Javier Simpson dijo...

@ dani: Joer, lo siento, siempre se me escapa alguno mientras contesto a los últimos comentarios. Coincide justo cuando lo pego y nada, dani ;-/

Es cierto, dani, es un tema muy actual y real; lo estamos viendo continuamente en noticias. Yo creo que el hombre es corrupto y violento por naturaleza; unos más y otros menos, pero en general suele ser así.
De la peli que dices de Woody Harrelson no tenía idea. Me la apunto, Rampart, vale. Me gusta este actor, no es una estrella, pero tiene su carisma, bastante encanto. La última de él que vi me hizo mogollón de gracia, y eso que tenía pinta que sería una para adolescentes tonta de Hollywood, y sí, es para adolescentes más bien, pero divertidísima: Bienvenidos a Zombieldand.
Un saludo, dani. Gracias por pasarte.

Sese dijo...

Me encanta la selección que has hecho, aunque Asuntos Sucios no la he visto. Los sobornados una de las mejores películas del género, en Infiltrados descubrí al Di Caprio actor, se come a Matt Damon y demás.

Y me alegra que no hayas incluido Torrente en la lista, jajajaja

Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

Desde luego que sí, una de las cosas que me dan más pavor es la sensación de indefensión ante el abuso de autoridad y si el origen de ese abuso es la corrupción / eldinero.., es para echarse a temblar. Buen repaso a estas pelis representativas de este subgénero que a mí me da más miedo que las pelis chinas de terror. Y qué gran banda sonora de Mikis Theodorakis para Serpico, by the way.

Guzz dijo...

Muy buena entrada Mr. Simpson.Yo también me quedo con Los Sobornados, claro (no en vano es una de las grandes referencias de unos de mis dos realizadores favoritos). Sérpico siempre me ha funcionado francamente bien y la de Ferrara tampoco es manca con ese gran Keitel. Con el otro par mentado ya sería menos entusiasta (una me parece "una de tantas" que se dice y la otra... No puedo ver a Damon en un papel dramático lo siento -me pongo de muy mala leche, además-). En cualquier caso el leit motiv del posteo está logrado de narices y solo me queda felicitarte por él. Saludos guzzeros !

ricard dijo...

Muy buena entrada, Javi. Todas las películas que comentas me gustan mucho, pero los personajes más interesantes son los policías corruptos de "Teniente idem" y "Asuntos socios" (¡pobre Richard Gere!, tiene mucho amor para dar y eso cuesta dinero). Por cierto, ví la versión de "Teniente corrupto" dirigida por Werner Herzog y protagonizada por Nicolas Cage: no es que aporte gran cosa al original pero se puede ver. Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Sese
Los sobornados es una de las grandes del género, sin duda. Fritz Lang no falla. Asuntos sucios se echa a perder un tanto en su resolución, pero no está nada mal, bastante entretenida, y con aspecto muy ochenteno, para lo bueno y para lo malo.
Estuve a punto, no te vayas a creer, Sese jaja
Un saludo y gracias por comentar.

Lombreeze
Es cierto. Somos como peleles en sus manos, Lombreeze. Poderoso caballero es don dinero y lo que se hace por tenerlo es a veces temerario, y peligroso.
En Sérpico está bien todo, la música no podía ser menos (fíjate tú que ahora mismo no me acuerdo de la música porque ya hace que la vi, pero seguro que está muy bien… le echaré un oidazo por youtube y comprobaré)
Un abrazo y gracias por comentar.

Guzz
Estoy muy en la línea que comentas, Guzz. Infiltrados no es de lo mejor de Scorsese y sin embargo fue la que se llevó esas estatuillas que tanto se le resistían.
Damon tampoco es santo de mi devoción en este tipo de pepeles; sólo una excepción, y tampoco es que su papel sea dramático, aunque tenga algo de eso (es más acción que otra cosa), las de Bourne… la segunda y la tercera son papa fina, buenísimas, de lo mejorcito del cine de acción que he visto, género que por lo general me defrauda.
Un abrazo, Guzz. Nos vemos.

ricard
Sí, Gere en esa peli es un hombre de grandes sentimientos :-P Él no es malo, es simplemente que no le entienden, aunque SPOILER (no leer si no se ha visto la peli lo que pongo a continuación del paréntesis) tenga que cargarse a un compañero que lo tenía por un hermano…
Un saludo, ricard. Gracias por comentar

Lala dijo...

Ya estoy por aquí amigo,

Muy buen post, me ha gustado mucho. He visto todas las pelis y me quedo sin dudarlo con los sobornados y sérpico, me parecen muy muy buenas. El tema de policia corrupta ha sido tratado en muchas películas, como bien nos dices, es un tema, que, aunque se ha tratado mucho, siempre te atrapa, sabes que un poli u otro no son trigo limpio y nos encanta. Esa idea de que los que tienen que defender la ley hacen todo lo contrario es un tema muy curioso de moralidad.

Enhorabuena por tu post.

Un besote
Lala

Manderly dijo...

Puff!! 'Los sobornados' que buena!! Con los tiempos los argumentos o los enfoques van cambiando y nos encontramos con 'Serpico'. ¡Qué decir!! estupenda y estupendo Pacino!!! Rizando el rizo y allegamos hasta 'Infiltrados'. En fin, grandes películas!!!
Buena entrada!
Saludos.

Popfilaxis dijo...

Aprender de cine es algo que no es indiferente a nadie y mucho menos a un cinéfilo principiante como yo.

Grande Al Pacino.

Einer dijo...

Interesante post, Javi. Yo me quedo con Los sobornados que me parece una película tremenda y con una violencia brutal aunque no lo parezca, y con Teniente Corrupto. Y si te soy sincero, Infiltrados y Serpico son dos películas que no me terminaron de gustar. De Serpico lo que más me gustó es un anillo que llevaba Pacino con forma de pez y que se le movía la cola. XD A ver si encuentro ese anillo.
Buen post, Javi.
Un saludo.

abril en paris dijo...

De los sobornados se queda uno con la imagen de un Lee Marvin arrojando el agua del té o el café a la carade Gloria..¡ terrible! pero desde luego lo más temeroso es saber que quien tiene que defender a la sociedad civil sea un "asesino" con chapa..
El cine está lleno de grandes peliculas con éste tema. La novela negra es el mejor exponente. Pero es que ahora ves grandes series en TV y tambien te muestran esa misma "mierda" con una verosimilitud que da miedito Ejempl. Boardwalk Empire años 20/30 gansters y politicos la misma casta..
¡Muy buen post !

Un saludito

Antonio de Castro dijo...

(Hace un rato deje un comentario y veo que no esta; como estoy en el trabajo y al mismo tiempo consultando varios blogs cinefilos a la vez, a ver si lo deje en el blog que no era...)

Antonio de Castro dijo...

Acabo de mirar por los otros blogs y no lo encuentro. En fin, que decia que me gustaron mucho la pelicula de Scorsese y sobre todo la de Lang, que me parece su obra maestra.
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Lala
Bienvenida, Lala. Se te echaba mucho de menos.
Yo le añadiría a esas dos la de Teniente corrupto, una peli más descarnada, genial también, y con un Harvey Keitel inconmensurable. Ya se sabe que el lado oscuro en ocasiones atrae, aunque sea para contemplarlo en sus desmanes ;-)
Gracias por comentar, Lala

Manderly
Es cierto, yo diría más bien los enfoques que los argumentos; creo que éstos se van repitiendo en lo esencial. Lo corrupto se mueve por lo mismo que se movía hace décadas y entra en juego gente similar. Estoy contigo en que Los sobornados es una peli magistral; Sérpico no le anda lejos; Pacino hace un papelón…
Un saludo, Manderly. Gracias por comentar.

Popfilaxis
Sin duda, Pop. En Sérpico hace uno de los mejores papeles de su vida, tan bueno como en El padrino, aunque para mí ésta sea una de las mejores pelis de la historia, superior a Sérpico, sin desmerecer en absoluto ésta.
Un saludo, seas bienvenido y gracias por pasarte, Pop :-D

Einer
Es cierto, Sérpico e Infiltrados hay gente a la que no terminan d gustarle, yo tengo esa experiencia con amigos…no me acuerdo del detalle del anillo, Einer. La próxima vez que la vea procuraré fijarme ;-)
Gracias por comentar, Einer.

abril
Esa escena es salvaje, muy fuerte, abril; va muy en la línea del cine negro más contundente en el que la violencia juega un papel importante y se manifiesta sin tapujos.
Últimamente hay series de televisión muy buenas que tocan todos los géneros. De cualquier forma yo siempre me quedo con una buena peli antes que con una serie, incluso ahora que las hay muy buenas en tv.
Un abrazo y gracias por pasarte, abril.

Antonio
A veces ocurre, Antonio. A saber dónde van a parar esos comentarios, seguro que a una especie de limbo cibernético :-P
Sin duda la de Lang es una maravilla. Del post sólo me deja un poco más tibio la de Mike Figgis. Si tuviera un final diferente hubiese ganadomuchísimo y estaríamos hablando de una gran peli de cine negro.
Un saludo y gracias por comentar, Antonio

Susan lenox dijo...

Todas, absolutamente todas las pelis que citas son extraordinarias
me perturbo TENIENTE CORRUPTO, una interpretsción magistral de Keitel.
LOS SOBORNADOS, la revisé hace poco
que quieres que te diga !!! obra maestra !!! pero mi adoración hacía
AL PACINO ( lo amo, lo adoro) tengo que quedarme con su SERPICO
aunque no pueda ser objetiva, cualquier peli de PACINO, la veo y siempre me queda cómo una especie de placer, no sé,`para mi es el mejor actor vivo.
Biquiños.

Susan lenox dijo...

Javi, ya está arreglado la nueva entrada, por cierto DRIVE , me gusto, es un film que requiere un segundo visionado ¿ no te parece ?

Javier Simpson dijo...

Pacino es la leche. A mí también me gusta prácticamente todo de él. El otro día vi A la caza y me maravillé otra vez. Ya la vi unas cuantas veces, y eso que esta peli de Friedkin en su momento no tuvo tan buanas críticas, pero es excelente, sin duda. Con este actor me ocurre algo parecido que con Clint Eastwood, me gusta verlo siempre, aunque la peli no sea tan buena.

Con respecto a lo que comentas sobre Drive, Susan, sí, es cierto, es de esas pelis que apetecen volver a ver, y no porque sea complicada y te hayas perdido cosas sino por ese influjo que produce que engancha como una buena droga; si te gusta el cine negro eso se multiplicará por dos.

Un beso, Susi. Gracias por pasarte.

Susan lenox dijo...

A LA CAZA, es una peli fascinante, la he visto unas cuantas veces y siempre me gusta, banda sonora incluida, cre o que PACINO, está que sé sale... cómo siempre. Forever AL PACINO.
Me voy a dormir biquiños.

Ramírez. dijo...

El tema de la corrucion policial esta tan explotado, aunque añadiendo peso a un personaje como el motivo psicologico de por que lo hace la hace muy interesante no siempre ganan los buenos estan los antiheroes y el tipo protagonista que tienen motivo de peso y que sabe que al final pagara por ello. recuerdo una pelicula sobre un policia Chino que al final le descubren y muere pero aun asi le hacen un entierro con todos los honores ocultando que era un corrupto. un saludo.

Javier Simpson dijo...

@ Susan
Sí, una de mis pelis favoritas policíacas. Me gusta más este infiltrado que DiCaprio en la de Scorsese, y eso no desmerece Infiltrados para nada… está muy bien también…
Un beso, Susi

@ Ramírez
Es cierto, Ramírez, es un tema manido en algunos aspectos, pero que no deja de gustar, es curioso. Creo que a pesar de sus constantes no deja de dar bastante juego a pesar de todo y se puede aproximar a él desde muchas posturas y formas.
Un saludo, Ramírez

Gracias a los dos por comentar

Roy Bean dijo...

Muy interesante Javier, muy interesante.

Saludos
Roy

Roy Bean dijo...

Por cierto, hecho en falta aquella de Alpacino, Donnie Brasco.

Saludos
Roy

ethan dijo...

Buen recorrido por la corrupción. No podía faltar "Serpico" y el gran Lumet, un director verdadero especialista en el tema, recordamos varias películas suyas desde Distrito 34 hasta El Príncipe de la Ciudad pasando por La Noche Cae sobre Manhattan y alguna más que se me escapa.
Saludos!

Javier Simpson dijo...

@ Bean
Cierto, Donnie Brasco podía entrar en este grupo de pelis. Es una buena peli en la que Pacino vuelve a estar sobresaliente, no así tanto Johnny Depp.

Un saludo y gracias por todo, Bean

@ ethan
Lumet hace muy buenas pelis en general. Este tema parece que le interesa bastante, sí señor. Ahora sólo tengo que ponerme con ella. No he visto ninguna de las que mencionas. La noche cae sobre Manhattan la tengo ahí pendiente desde hace no sé cuánto tiempo.

Un saludo, ethan. En cuanto el tiempo me lo permita me pasaré por tu blog a leer el segundo cap de la novela.
Ciao