" cinódromo: El hombre que mató a Liberty Valance/ John Ford/ Estados Unidos 1962

lunes, 17 de octubre de 2011

El hombre que mató a Liberty Valance/ John Ford/ Estados Unidos 1962




Esta obra de arte contada en un poético flashback lleno de nostalgia y vigor narrativo es la muestra indiscutible de lo que representa el cine de John Ford. Está hecha en blanco y negro y cuenta el cambio que se produce en un pueblo, Shinbone, del árido estado de Arizona, y en todas aquellas regiones alejadas del centro del poder político del Este donde comenzaba a llegar el ferrocarril cargado de ley y civilización. Tal proceso coincide con la llegada a la región del abogado Ransom Sttodard, que interpreta James Stewart, y con el atraco a su diligencia por parte de un forajido sin escrúpulos, desaprensivo y salvaje, llamado Liberty Valance. En el encuentro hay una humillación del delincuente a Sttodard a quien golpea sin miramientos con su látigo de empuñadura plateada, un instrumento de miedo e intimidación que quedará impreso en la mente del abogado como lo está en las mentes colectivas de todo el vecindario por el que merodea Valance y sus crueles amigos.




Valance es lo viejo, el salvaje Oeste, un territorio donde no llega la ley, y si lo hace es tímidamente y sin ningún poder (véase quien representa al sheriff en esta película y qué se dedica a hacer: esconderse de Valance siempre que hace acto de aparición en el pueblo; personaje plasmado por Ford con humor y ternura, aunque en el tramo final se descubra, sorprendentemente, cierta valentía al advertir a Valance  que no se enfrente a Sttodard ya que en caso de matarlo se le acusará de asesinato).
El forajido atemoriza a toda una región y su fama le precede. Sus apariciones en Shinbone son recordadas por su descontrolada violencia y por el grupo de secuaces que lo pertrechan, tan malvados y desaprensivos como él mismo. Valance representa el poder de la intimidación. El uso de la fuerza parece agradarle y siempre se sale con la suya utilizando los mismos métodos violentos. Cuanto más le temen más se agranda en su vileza, en sus humillaciones. Liberty es como el mafioso moderno del siglo XX, pero sin sus mismos instrumentos de camuflaje que le ofrece una sociedad avanzada y una gran ciudad; de hecho él representa como nadie al mafioso-forajido del salvaje Oeste… Jonh Dillinger representaría la transición entre un mafioso, el primitivo (Liberty Valance) y el nuevo (los que observamos en El padrino o los personajes que aparecen en la famosa serie de televisión Los soprano). 


 


Una vez que llega herido al pueblo, el abogado es acogido por un matrimonio dueño de un bar de comidas y por la mujer que trabaja allí, Hallie (Vera Miles). Él trabajará también en el bar ayudando a lavar platos. Hallie sentirá simpatía por Sttodard a pesar de ser cortejada por Tom Doniphon, un hombre fuerte y nada temeroso al que ni el mismo LibertyValance lo haría retroceder.



Doniphon tiene pequeñas diferencias con Sttodard porque cree que su idea de la justicia allí no tiene cabida y que la mejor y más práctica justicia es la del revolver. De cualquier manera entre los dos hombres, interpretados por John Wayne y James Stewart,  hay simpatía y admiración porque, aunque con formas distintas de contemplar la justicia y su ejecución, los dos coinciden en señalar quien es el malo y que es lo justo. Doniphon tiene la cultura de Valance, pero es la otra cara de la moneda. Él es el bueno y con principios nobles y Valance el malo. Sólo tienen en común una cosa: una cultura de la violencia similar, la del hombre que sabe como usar su revólver, en Valance nunca justificada y arrogante, en Doniphon justificada, cuando se ejerce, y siempre en legítima defensa o por una causa justa (en la peli se ve claro que esa causa justa es la del abogado Sttodard).


Pero habrá otro conflicto entre Doniphon y Sttodard a causa de Hallie. Ésta empieza a sentir algo por el abogado no sólo por su sentido de la justicia, por su valentía, aunque distinta a la de Doniphon, o por su dedicación a las causas que tienen que ver con la civilización y la cultura, como ejercer de maestro con los niños, y algunos mayores (entre ellos alguna mujer, como la dueña del bar y su empleada Hallie que no saben ni leer ni escribir).

Quedará un regusto amargo por el desengaño sentimental que sufre Doniphon y por el olvido entre las gentes del lugar cuando en otros tiempos era el más conocido y respetado, un periodo transcurrido de cambio en el que hombres como Sttodard serán los protagonistas del presente y el futuro. 


Doniphon siempre permanecerá en el recuerdo del abogado y su mujer, un pobre balance por lo que significó y lo que hizo, aunque nadie, o casi nadie,  lo llegara a saber nunca. Doniphon es el verdadero mito en la sombra.
Spoiler (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
Y para terminar dejo una pregunta en el aire: ¿Habría terminado Hallie con Sttodard de haber conocido en su momento quién había matado a Liberty Valance?




22 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

ricard dijo...

Alguien dijo una vez que en esta película aparecía la borrachera (de Wayne-Doniphon) más justificada de la historia del cine. Es una gran película romántica y también una de las que mejor explica la llegada de la civilización al lejano Oeste. Una obra maestra.

Mario dijo...

Coincido contigo Javi, ésta cinta es una obra maestra, grande Ford, la verdad que me encantó, tengo debilidad por los personajes malvados como el que realiza Lee Marvin, que bien interpetado. También Wayne es estupendo, cuando veía la serie Matrimonio con hijos, Al Bondy moría por Wayne, como que representaba al bravo simbolo norteamericano que tanto adoraba la clase media masculina anglosajona y creía que estaba lleno de lugares comunes para mal de él pero al verlo en ésta cinta quedé impresionado, Wayne es uno de los grandes actores del western y del cine. Y sobre tu pregunta a mí me quedan dudas, no sabría decir, quizás lo hubiera dejado aunque en ese entonces estaba entusiasmada por el aire de civilización y cultura que traía el personaje de Steward (otro actor de los mejores), pero al final se ve un aire bastante nostalgico hacia él de parte de la dama, y con justa razón porque efectivamente el hombre fue un héroe y nunca tuvo reconocimiento. Un abrazo.

Mario.

Sidhe dijo...

Ostras entre Roy Bean y tú estáis revisitando el cine clásico y haciendo unas pedazo de reseñas (como debe ser) :P

Pocas cosas se pueden decir de esta película, es el western por excelencia (y se agradece el papel de Stewart, a mi que personalmente John Wayne se me indigesta).


Saludos Javi

Roy Bean dijo...

Hay, podría decir tanto, me quedo con ese cactus y ese tren que personifican la lucha Este-Oeste y ser la película donde se acuñó la famosa frase que tanto juego da. De lo mejor de Ford, a pesar que muchos todavía le echen en cara lo de buscar un actor más joven para el papel de Stewart, cosa que a el se la traía al pairo. Una de las grandes, grandes!!

Tom Doniphon, uno de los primeros grandes antiheroes de la historia.

Saludos.
Roy

Javier Simpson dijo...

ricard: Hola. Joer y tanto, ricard, esa borrachera era muy merecida, como fue muy inmerecida la manera de terminar Doniphon. Estoy contigo en que desprende un romanticismo enorme y que es de las que mejor enseñan como fue ese proceso civilizador del far west.
Un saludo y gracias por comentar, ricard.
Mario: Sí, Mario, Wayne es un icono de aquel tipo de gente; aún hoy hay personas de una ética parecida. De aquellas tenía algún sentido, o mucho, hoy no diría tanto, aunque en los Estados Unidos esa cultura aún se perpetúa en cierta gente como una garrapata a la oreja de un perro. Eso no desmerece para nada el gran hombre que era Doniphon, un hombre diferente al abogado Sttodard, pero de una nobleza igual de grande.
Un saludo y gracias por pasarte, Mario. Way que coincidamos de pleno en esta.
Sidhe: Gracias, querida. Normalmente prefiero los papeles que interpreta James Stewart, incluso lo prefiero como actor, pero hay algunas en las que John Wayne está increíble. En esta, desde luego, me atrae más Doniphon que Sttodard. Es inolvidable el papel de John Wayne en esta genialidad de John Ford, ya en la última etapa de su carrera; yo diría que del puñado que he visto es la mejor.
Un abrazo y gracias por comentar, Sidhe.

CINEXIM dijo...

Uuuuuuuuuuuuuuufff yo confundo todos los westerns, salvo dos: el que mencionas en mi blog-grande Johnny Guitar y el que hizo Marlene Dietrich con Fritz Lang, vamos dos westerns femeninos-se me ve un poco el plumero, no? jajaj

Oye al final te vas a Berlin??? qué suertaza!!! Nosotros por fechas nos es imposible, así que el destino final será París.


Un abrazo!!!

Javier Simpson dijo...

Un gran antihéroe, no hay duda, Bean. Soy de tu misma opinión referente a que a Stewart le importaba un pimiento que a alguna gente le pareciera mayor para el papel de Sttodard, eso, yo creo, no tenía ninguna importancia.
Un saludo y gracias por pasarte, Bean.

00000000000

Dos enormes westerns con prota femenina (eso podría ser una transgresión del género, y más si llevan pistolas :-P ) al igual que Liberty Balance en lo referente a que son grandes westerns.
París bien vale una misa, CINEXIM. De todas formas yo las iglesias sólo las pisaría para ver su arquitectura. Espero disfrutes con el viaje. A ver qué tal se me presenta a mí.
Un abrazo y gracias por pasarte, CINEXIM.

David Amorós dijo...

Vata un peliculón. John Ford es un auténtico maestro y esta una de sus mejores películas (yo siempre he preferido LA diligencia y Centauros del desierto). Yo no soy muy d westrens, pero los de John Ford son, como dices, sutiles obras de arte. Un abrazo.

AMADO MIO dijo...

SIMPSON: Acabo de regresar de BERLIN: el Pérgamo es obligado, sí, pero también el Neues Museum, donde mirarás cara a cara a la más bella berlinesa (Nefertiti), pero berlinesas muy bellas admirarás por todas las calles, donde la gente es educada y amable en extremo agradable, y los paseos son tranquilos y sin temores a imprevistos. Uno de los mejores viajes de mi vida, y mira que llevo unos pocos.
Si te puedo ayudar con alguna aclaración, dame un toque en mi blog o en el CINEXIM.
De buena gana, volvería a Berlín mañana!!

PEPE CAHIERS dijo...

Lo mejor Lee Marvin haciendo de malo realmente odioso, tal y como lo hizo también en "Los sobornados".

abril en paris dijo...

El mejor Western crepuscular de Ford. Para mí el favorito.
Una historia con muchisimo significado..el fin de un época de violencia de tierra sin ley, la llegada del ferrocarril y la civilización pero tambien el fin de los hombres que resolvian a tiros todas sus cuestiones ( importantes o no ) tierra de forajidos ( Liverty Valance) y de actos heróicos como el de Tom Doniphon, el hombre bueno que admira a otro hombre bueno Ramson Stoddard muy diferente pero a la vez tan valiente como él.
Wayne está inmenso en ésta pelicula, como Marvin-Valance como Stewart-Stoddard como Edmund O'Brian-Peabody el periodista borrachín..Pompey-Woody Strode el fiel amigo negro de Doniphon-Wayne..Hallie-Vera Miles..
Hay momentos y frases inolvidables en ésta pelicula. Emoción, supense, amor acción y poesia..¡ ese cáctus !
La leyenda se impone a la realidad..
Siempre nos quedará la duda sobre Hallie..creo que los amaba a los dos.
Obra maestra Javi.
Yo la reviso cada cierto tiempo para disfrutarla.

Un besito :-)

Einer dijo...

Yo tampoco soy mucho de westerns pero esta película es enorme. Coincido con los que destacan el papel de Lee Marvin, tremendo.

Antonio de Castro dijo...

Si que es una gran pelicula, una de las mejores de John Ford. A mi me gusta verla de vez en cuando, y despues ver "Duelo en la alta sierra", la segunda de Peckinpah, otro western de la misma epoca al que tambien podriamos calificar de "crepuscular", y que nos permite apreciar como dos directores tan diferentes, a traves de argumentos que tienen poco que ver, afrontaron un tema similar: la decadencia del viejo Oeste, y el sacrificio, involuntario o no, de los que lo forjaron para que esos tiempos queden atras y se instale definitivamente el orden. Es algo que el propio Ford ya habia tratado en "Pasion de los fuertes", pero con un enfoque mucho menos melancolico.
La pelicula de Fritz Lang que cita Cinexim es "Encubridora", un obra maestra a la altura, efectivamente, de la gran Johnny Guitar.
Un saludo.

Outsider. dijo...

Muy buen post Javi Como siempre una gran película y un gran actor en ella. Un saludo

daniel dijo...

No se yo porque, pero el western no es lo mio, pero esta cinta la tengo que ver sí o sí, me han hablado mucho de ella y puede ser motivo para reconciliarme con el genero (seguro y soy de los pocos en la faz de la Tierra que no disfruta mucho de este genero xD). Mis soulmates en Filmaffinity le tienen una alta calificacion ademas; y pues es FORD y todo lo que hace es de visionado obligatorio...
Saludotes Javi

Javier Simpson dijo...

David: Centauros del desierto y La diligencia son otras dos obras de arte. A mí sin embargo sí que es un género que me tira en donde hay mucho donde elegir.
Hasta otra, David.
AMADO: Pues nada, AMADO, gracias por la recomendación de ese otro museo, está cerca del Pérgamo, en la isla de los museos. Seguramente nos pasaremos. Si necesito información adicional ya sé a quién preguntarle ;-D
Gracias por tu interés.
PEPE: Marvin se sale, desde luego, pero a mí el que más me gana en esta peli es Wayne… simpatizo mucho con el papel que hace de perdedor inmerecido.
Gracias por comentar, PEPE.
abril: Cierto, abril, un legendario western crepuscular. Como bien dices: todos los personajes tienen bastante sustancia, un enorme encanto; ese lirismo le queda muy bien, hace que lo crepuscular se realce dándole ese aspecto nostálgico, triste, de pérdida de algo que ya difícilmente volverá.
Hasta otra, abril.
Einer: Desde luego, Einer, la peli se merece el aplauso del respetable (como diría esa gente a la que le gustan los toros- no me incluyo, pero me hace gracia la frasecita-). Marvin está increíble, un muy buen malo ;-P
Gracias por pasarte, Einer. Hasta otra.
Antonio: Duelo en la alta sierra es otra gran peli; para mí no llega a la altura de ésta, pero se merece un lugar destacado. Es cierto que tiene ese aire crepuscular, aunque no el lirismo de Liberty Balance, por lo que recuerdo (tendría que volver a verla)
Un abrazo, Antonio.
Outsider: Sí, Outsider; bueno, en este caso yo diría más de un buen actor. No sé a quién te referirás, supongo que o a John Wayne o a James Stewart, aunque por aquí hay algún compi que destaca el papel de Lee Marvin como detestable Liberty Balance.

Se os agradece vuestros interesantes comentarios.
Hasta la próxima… si llegamos a ella.

Javier Simpson dijo...

Dani, en serio, creo que esta peli es imposible que te defraude. Es una maravilla. Es de esas pelis que apetecen ver de vez en cuando. Yo la vi tarde, unos días antes de escribir el post, y te tengo que decir que la volveré a ver muchas más veces, si hay suerte, como todo en esta vida.
Un saludo, dani, y gracias por pasarte.
Ciao.

ethan dijo...

Uf, palabras mayores. Hay películas que da vértigo hablar de ellas. Ford en plena forma, dando clases de cine.
Saludos!

Susan lenox dijo...

Javi,sorry pero este tipo de cine nunca me gusto, cuando me pongo a verlo, me aburro y visualmente no me dice nada...será por mi condición en extremo femenina.Aunque sé que la peli es buena.

Bicos.

Jesús Fariña dijo...

Sin duda un título inolvidable que no puede perderse ningún seguidor del western y cualquiera que ame el séptimo arte. Espéctacular Lee Mervin con su papel de villano, saludos Javi y enhorabuena por el artículo!

Javier Simpson dijo...

ethan: A mí también me dio algo de canguele decir cosas de ella porque temí meter la pata; me pasa con esas las grandes pelis, ya sabes: esas que apasionan y que quedan ahí para que se puedan disfrutar una y otra vez.
Susan: Aunque sea un western y a ti no te guste el género, creo que esta te podría gustar. Dale una oportunidad, mujer ;-)
Jesús: Sin duda, Jesús. Una maravilla que no debería perderse nadie. Creo que nunca escuché a nadie hablar mal de esta peli… ahora va uno y dice que la vio y no le gustó una mierda y así ya quedo yo bien ;-D

Gracias por comentar ethan, Susan, Jesús. Hasta otra. Un saludo.

Worc dijo...

Aunque sigo prefiriendo La diligencia, esta película es imprescindible para entender que los westerns también pueden ser obras maestras del cine.

Un abrazo y muy buena entrada.