" cinódromo: El sirviente/ Joseph Losey/ Gran Bretaña 1963

miércoles, 6 de abril de 2011

El sirviente/ Joseph Losey/ Gran Bretaña 1963



             Joseph Losey es uno de los grandes clásicos olvidados del cine. Tiene la altura artística de directores tan importantes como David Lean, también británico como él, autor de la gran Lawrence de Arabia, pero sus films, por lo general, son poco convencionales, no se corresponden con el gusto del gran público, son especiales en sus planteamientos e inteligentes. El sirviente es un claro ejemplo de ello. Se puede comparar en lo arriesgado de sus propuestas con otros maestros como Federico Fellini o Luís Buñuel. Sus películas son de un desarrollo complicado por los temas que trata y la profundidad de los mismos.


           En primer lugar, y sobre todo para iniciados al cine, hay que decir que El sirviente es una película oscura; nada que ver con Qué bello es vivir o Casablanca donde se  habla de buenos sentimientos y se dan mensajes optimistas llenos de vitalidad y nobleza. La relación del mayordomo (Dirk Bogarde) con el dueño de la casa, de origen aristócrata (James Fox) es una clara alegoría de la lucha por el poder. Algunos críticos de la época comparaban lo que se mostraba con la lucha de clases, donde los roles de noble (Tony, en la película) y criado (Hugo Barrett) dan un giro completo de 360 grados a lo largo del metraje.




SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
             En resumidas cuentas: se trata de llegar a dominar, se trata de que el que ejerce el poder sienta que su "contrincante" mantiene una relación totalmente sumisa hacia el más fuerte, y para conseguir su propósito, Bogarde, que está espléndido, traza un plan maquiavélico en el que involucra a Vera ( Sarah Miles) que dice ser su hermana al inicio del film; este plan consistirá en hacerse absolutamente necesario para Tony, adueñarse, poco a poco, como un parásito, de su mente, de su voluntad, y llegar a manipularlo incluso desde la sexualidad para tenerlo totalmente sometido desde todos los aspectos que tienen que ver con su psique, y para esto se valdrá de Vera, que seduce a Tony y consigue que se haga su amante, amante compartido con Barrett, pues éste está conchabado con ella de principio a fin. Con ello conseguirá que Susan, la novia de Tony (interpretada formidablemente por Wendy Graig, que a pesar de su fuerza inicial, resulta tan vulnerable como el Tony del final. El sirviente gana finalmente) pierda la relación estrecha que mantenía hasta el momento con él, y en una escena que comparten ella y Dirk Bogarde, donde la mujer no deja de darle órdenes con firmeza para afianzar su posición de poder, para dejarle claro que son ella y Tony quienes mandan realmente, ella le pregunta al mayordomo qué es lo que quiere de la casa, cuestión casi que entraría en un plano existencial de la relaciones entre amo y sirviente. /FIN SOPILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

               Para conseguir todas las sensaciones que produce la película, Losey construyó un clímax oprimente, en ocasiones enfermizo, con primeros planos angulados que hacen resaltar aún más las expresiones de los que conviven en la casa, reflejándose en espejos cóncavos otra realidad posible; la música es bella, pero difícil, y ayuda a que la atmósfera que se percibe sea todavía más agobiante, encajando a la perfección en unas imágenes que fascinan y que visualmente son muy poderosas, que se suceden con un ritmo más bien parsimonioso, pero preciso.



                 Sólo dos pequeñas críticas que no estropean en absoluto lo que es la película:


 SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
                   1/ Cuando se insinúa por primera vez Sarah Miles a James Fox; me pareció un poco prematuro y brusco hacerlo de esa forma, a pesar de que ella es un claro cebo que pone Barrett, y como cebo atractivo que es sabe que Tony caerá a la primera en su trampa de insinuaciones explícitas, aunque ingenuas( y esto último es lo que no me gustó demasiado), y
                 2/  La segunda escena que no me convenció del todo( seguramente en su época no chirriara tanto) es cuando Barrett vuelve a encontrarse en un bar con Tony, después de que éste lo hubiera despedido, y aquél, con cierta ingenuidad también( parecida a la de Vera y citada arriba), que no pega en absoluto con el tono general del film, le pide a James Fox que vuelva a dejarlo trabajar para él, después de contarle una anécdota que pretende ser graciosa, pero que en aquellas circunstancias resulta más bien patética, o incluso ridícula. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

               Un gran film de Joseph Losey en el que de no ser por alguna que otra escena inoportuna, sería casi, casi una obra de arte.


7 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Mario dijo...

Leer tu bitácora es un placer, siempre descubro algo nuevo, ya había escuchado de la película y sobre todo de Dick Bogarde pero aquí veo una crítica muy sugerente sobre el filme. Espero buscarla y hallarla pronto, quiero observar la actuación de Bogarde y apreciar al director Joseph Losey que como dices es muy inteligente e incomprendido pero que comparas con maestros del cine. Justamente he visto una película de uno de los mencionados y ya escribiré sobre él. Un abrazo.

Mario.

Javi dijo...

Gracias, Mario. La tuya tampoco es manca! :) Muy buena y genial la forma que tienes de describir las pelis, es como el pensamiento mismo puesto en palabras.
La peli es muy buena y es una pena que un par de escenas, o algún matiz por ahí suelto, le baje un tanto el nivel. De estar mejor contadas estas partes, con el mismo empuje y poder medio hipnótico, la peli sería prácticamente de 10. Losey es grande y El mensajero es otra peli a tener en cuenta. Un saludo, Mario, y gracias por pasarte.

David Amorós dijo...

Bueno, por todo lo que dices, Javi, la película me interesa mucho. Me gustan los referentes y me suelen encantar las películas oscuras y para mí, es una gran desconocida, como tu bien dices del cine de este director. No estoy muy seguro de haber visto ninguna película suya. Gracias por ponerlo en órbita. Un saludo.

Isabel dijo...

Oye, oye, oye, te me has adelantao, esta quería ponerla en una entrada que la iba a titular Manipulación, tenemos telepatía, también me recordaste la de 24 ojos. Eres mi musa Javi, jajaja.
Un abrazo

Outsider. dijo...

Uff que escribir, Para empezar no he visto la película, Pero Coincido con Mario leer tu Blog
es un placer. veo que has enriquecido el post añadiendo incluso partes o criticas que no te gustaron de la película, no recuerdo de haber leido en otros post que tuvieras ese detalle.
desde luego que a veces me siento pequeño de ver como se lo curra la gente en sus post

Un saludo y sigue así con tu estupendo trabajo. saludos Outsider

CINEXIM dijo...

Yo creo que Losey era un director incómodo para el sistema. Recuerdo que El Sirviente no me gustó, pero la vi hace mucho. Sin embargo, la que siempre me fascinó fue El Mensajero-ayer sin ir más lejos la volví a ver.

Losey tiene también un film muy muy extraño que también me fascina: La Mujer Maldita (Boom!). Una película maldita pese a contar todos los elementos para convertirse en un clásico reconocido.

Un abrazo!!!

Javi dijo...

David: Por tus gustos podría muy bien gustarte. Si lo llegas a hacer me interesa saber qué te pareció. Un saludo.
Isabel: Pues yo no lo pretendía. El tema de la manipulación está en El sirviente, muy claro y muy inteligentemente metida. Creo que 24 ojos ya la tengo; hay que mirar en disco duro, no estoy seguro. Gracias, Isa.
Outsider: Lo de las críticas es mío, no de otras críticas que contraste; son críticas que le hago yo que no me convencieron en la peli. Me alegro que te siga gustando lo que lees en el blog, Outsider. Un saludo.
CINEXIM: Tomo nota de La mujer maldita. El asesinato de Trotsky, otra de Losey que pude conseguir; es de Richard Burton y Alain Delon... promete. Gracias por tu coment, CINEXIM
Un saludo a todos.