" cinódromo: Sopa de ganso/ Leo McCarey/ Estados Unidos 1933

lunes, 17 de septiembre de 2012

Sopa de ganso/ Leo McCarey/ Estados Unidos 1933




Caos surrealista en el que Groucho Marx atrae la atención de Margaret Dumont por intereses puramente materialistas. Los juegos de palabras serán usados para agredir verbalmente al otro como si de una bofetada se tratase; uno nunca podría reaccionar adecuadamente, aunque pusiera todo su empeño, en contrarrestar tal avalancha dialéctica y gestual. Seguir los diálogos es fundamental. Éstos son chispeantes por su agilidad e increíble ingenio.





En su día no tuvo el favor de la crítica ni de la taquilla, hecho que consumó la salida de los Marx de la compañía Paramount Pictures. Pasados los años, Arthur Marx, hijo de Groucho, acusó a Irving Thalberg de haber hecho fracasar el film por las críticas que había vertido sobre ella al decir que había demasiados chistes y ninguna historia, ni nadie más, a parte de los Marx y sus locuras estrafalarias, en la que apoyarse. Según el productor tendría que haber una historia de amor para que hubiera alguien a quien poder apoyar: ayudar a que los amantes se juntasen. ¿Y quién mejor que los hermanos Marx para hacerlo de una forma divertida en la que todo el mundo se reiría?
Tras la salida de los Marx de la compañía, éstos recalaron en la Metro Goldwyn Mayer, en la que hicieron la mayor parte de sus películas más conocidas; pero se trataba de películas en las que había una historia de amor paralela a las andanzas de los hermanos Marx. Muchos críticos dirán que las de esa época serán intrusiones en la comedia pura hecha por los Marx anteriormente.

Hay en Sopa de ganso una sensación de anarquía, de desgobierno. El mundo de la política es tomada muy a  cachondeo. Los Marx parecen querernos decir que los políticos son poco menos que unos inútiles y unos aprovechados, que cualquier granuja con alguna ambición podría hacer carrera usando bien sus armas de seducción para saltarse luego a la torera leyes e instituciones. Groucho y los suyos la desacreditan por la  labor de los que la ejercen, no por la misma actividad en sí, al menos yo la quiero ver de esa manera, y más en los tristes días que nos tocan vivir últimamente (crítica hecha en el verano del año 2012, para que quede constancia). De cualquier modo la política no deja de ser una excusa, aunque pueda dejar un mensaje negativo, y la guerra un pretexto para que los Marx desarrollen a sus anchas el espectáculo disparatado al que nos tienen acostumbrados, y a un ritmo de aquí te pillo y aquí te mato. Algo tan serio y trágico como la guerra pasa a la categoría de malentendido, una frase muy acertada y que se suele decir de esta maravillosa e hilarante película de los hermanos Marx.


El dictador fascista Mussolini vio en la cinta una burla hacia él mismo, hecho que hizo que se prohibiera en Italia. Sin embargo no prohibió la de Charles Chaplin El gran dictador, sorprendentemente.
La ciudad de Nueva York se sintió ofendida  por el nombre que en la película se le puso a la ciudad en la que ejercían sus actividades los Marx, Libertonia  :-D  La respuesta de éstos fue sugerirles a los neoyorquinos que cambiaran el nombre de la suya para no ofender la película.

Las actuaciones musicales, con canciones incluidas, se soltarán sin previo aviso y dejarán a los espectadores estupefactos; serán como pegotes altisonantes a los que nos acostumbraremos por el tono alocado y surrealista. Sorprenden por lo abrupto de su introducción, pero, una vez iniciados, se acoplarán sin problemas, aunque no tan idealmente, a este maravilloso despropósito.
¿Guión?... a penas; aquí tenemos sobre todo chiste tras chiste tras chiste, sin desfallecimientos que hagan rebajar la relajación cómica y diversión que provoca la risa.

Groucho se muestra descarado, como un bufón dialécticamente divertido y ácido, se parece a un niño feliz y travieso al que se le permite hacer cualquier payasada o cumplir el capricho más absurdo, como hace habitualmente en las películas que protagoniza junto a sus hermanos, pero tal vez esta vez de un modo más suelto (todavía!). Sus hermanos de correrías... parecido, solo que formando pareja “diabólica”, si no que se lo pregunten al que vende limonada en la calle. 


La escena del espejo es emblemática, de lo más gracioso contemplado por el que escribe esta entrada.


Por último contaros cinco anécdotas y curiosidades que tienen que ver con la película: la primera es que durante el rodaje falleció el padre de los cómicos; la segunda tendrá relación con Sylvania, la imagen de la ciudad que aparece al principio del film, que corresponderá a la villa granadina de Loja. Como homenaje al hecho, la villa andaluza le dio el nombre de mirador de Sylvania al punto desde donde se tomó dicha fotografía; una tercera anécdota es que se trataría de la última aparición de Zeppo en compañía de sus hermanos; Chico no tocará el piano ni Harpo el arpa, aunque sí hace un amago de tocarla con las cuerdas de un piano que se encuentra. Y por último decir que el American Film Institute la ha intruducido en el puesto número 60 de una lista en la que se encontrarían las mejores  películas de todos los tiempos.



36 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Javier Ramírez. dijo...

Muy buena entrada, y gran película hace mucho que no veo la película completa videos sueltos de youtube, esa afilada lengua de Groucho me encanta muy buena entrada saludos.

Javier Simpson dijo...

Muchas de sus escenas son muy populares, y llevan así unas cuantas décadas. Creo que eso es porque ahí hay algo que merece la pena. Y tan afilada, Javi :-D

Un saludo y gracias.

ricard dijo...

Es la obra maestra de los hermanos Marx, sin duda. Un abrazo.

abril en paris dijo...

Me dan ganas de hacerme un maratón de éstos estupendos locos subrealistas ;-D
Una reseña muy completita Javi.
Necesitamos el humor para sobrevivir a toda clase de crisis.

Un biquiño :-)

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Para mí, su mejor película, seguramente por tener al gran McCarey tras la cámara. Si Mussolini te prohibe, es que algo has hecho muy bien.

Saludos.

FATHER_CAPRIO dijo...

No se si es su mejor película pero está entre las mejores. La escena del espejo: Genial. La recepción inicial y los diálogos con la Dumont, dignos de repasarlos una y otra vez. Harpo y Chico con el embajador de Silvania, una locura... La batalla final, discursos incluidos, un disparate maravilloso.

Puro Marx Brothers

Un saludo

BCNdays dijo...

Es una gran película sin duda, uff cuanto tiempo hace que no veo una peli de los hermanos Marx :) Por cierto, grandiosa la nueva cabecera del blog de Exótica, para mi una obra maestra del cine. Me encanta. Un abrazo!

PEPE CAHIERS dijo...

Junto a "Una noche en la opera" lo mejor del humor marxista, y lo que me cuesta en la filmografía de los Marx son las canciones y los números habituales de piano y arpa, que rompen un poco el ritmo.

deWitt dijo...

Ays! Qué bien sienta una de los hermanos Marx con la que está cayendo, verdad? Se precisa más surrealismo, claro que sí!
Hace mucho que no visito a la familia Marx y, tras tu estupenda entrada, que va siendo hora de ello, y a pesar de que yo nunca he sido muy forofo de los chites "marxistas", aunque reconozco esa verborrea apabullante.

Un abrazo

Agente Cooper dijo...

Tan genial -e imprescindible- como hace 80 años.

Saludos.

Manderly dijo...

Un humor absurdo que después de tanto años sigue haciéndonos reír!!
Algunas de sus escenas son memorables!!!
Saludos.

David dijo...

Buena entrada Javi, bien desmenuzada esta Sopa de Ganso, una cinta arquetípica de los hermanos Marx con todo lo mejor de su delirante humor. Cuenta con una fórmula que funcionó como un reloj a los hermanos durante muchos años. Pero que condenó a su filmografía a una marcada reiteración de estructura, ritmo y gags.
Así tenemos en sopa de ganso una peli marxista hasta la médula. Divertidísma pero sin más alma que la de los hermanos; lo que hace que la dirección de McCarey, especialista en esto de la comedia, pase totalmente desapercibida.
Un abrazo.

Sese dijo...

Hace tanto tiempo que la vi que casi no la recuerdo, eso sí el gag del espejo es lo que persiste en la memoria. La considero como la última de las buenas películas de los Marx y me sorprende, al margen de las anécdotas, que no haya piano ni arpa para Chico y Harpo. No lo recordaba.


Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

Y no me extraña que el AFI así lo haya hecho porque es la mejor película de los Hermanos Marx. Coincido en tu admiración / devoción hacia la escena del espejo. Me cuesta hablar de esta película, es tan inmensa, es apabullante, es que es un descojone. Creo que la sucesión de gags está mostrada con una coherencia tal que consigue trascender a ese, a priori, simple museo de chistes que podría haber sido hasa conseguir que Sopa de Ganso sea una película con mayúsuclas. Pero es que Leo McCarey era un señor con muchísimo talento.

Javier Simpson dijo...

ricard
De sus mejores 2 o 3 pelis. La más marxciana :-D
abril
Sí, es una buena idea para unas vacaciones de verano, para pasártelo de rechupete. Después, si eso, un cómic en la cama :-D Aunque una novela tampoco iría mal. No falla.
Gonzalo
McCarey tiene buenas pelis, sin duda; pero yo lo veo más cosa de los Marx, que se despachan a gusto y como quieren. De todas formas el director no es manco, desde luego, y a otro cualquiera igual le salía no tan bien.
FATHER
Diálogos insuperables, punzantes, geniales, sobre todo Groucho. De acuerdo contigo en que es una peli puramente marxista :-D
BCN
Parece que estamos todos de acuerdo. Los Marx en su salsa no podían fallar. Exótica a mi también me parece un peliculón. La foto está bien, claro que sí :-P
PEPE
Una noche en la ópera es para mí también otra de sus mejores pelis, en este caso con pareja e historia romántica en paralelo. En conjunto no es tan marxista, pero tiene momentos que le llegan bien ;-)
Cooper
Desde luego, Cooper. Todo un clásico.
Manderly
Surrealista, absurdo, loco, pero maravillosamente divertido.
David
Delirante también es una muy buena palabra que da sentido a su humor. Es cierto lo que comentas acerca de esa repetición estructural de sus films. En alguna, y sobre todo si las ves seguidas, puede llegar a cansar, pero hay 3 o 4 que vistas así de vez en cuando se agradecen un montonazo. Totalmente de acuerdo también en lo tocante a esa “falta de dirección” de McCarey, un director, por otro lado, bastante bueno; y es que tampoco hacía falta ;-D
Sese
El gag del espejo es tronchante. Yo me parto cada vez que veo la peli, que ya son unas cuantas. Es cierto, la anécdota de que ni Chico ni Harpo toquen sus instrumentos habituales no deja de ser sorprendente. A saber por qué tomaron esa decisión…

Un abrazo para todos. Gracias por los comentarios.

Javier Simpson dijo...

Te me escapaste, Lombreeze. Puse el comentario mientras ponías tu el tuyo y no me di cuenta. Lo siento.
Pues sí, totalmente de acuerdo con tu apreciación. Creo que en esta peli la labor de McCarey no se nota y son los Marx los que llevan el peso de todo; bueno, eso tampoco entra en contradicción con lo que dices porque que no se note (como también digo antes a Gonzalo) no significa que McCarey no haga un buen trabajo. Estoy contigo también en lo de la coherencia y sentido de los gags en el contexto y la forma de usarlos. Geniales.

Un saludo, Lombreeze.

Raül Calvo dijo...

Con esta me reí igual que con todas de los hermanos Marx, pero creo que me gusta más Una noche en la ópera.

Einer dijo...

Yo también prefiero Una noche en la ópera, y quizás también Un día en las carreras. Y coincido con lo que dice Pepe, los números de piano y arpa a veces se hacen un poquito pesados. Yo no los echo de menos en esta peli, la verdad.

Un saludo.

daniel dijo...

Gran entrada Javi :)

Mira que vi la película hace ya bastante tiempo, pero la recuerdo tan genial como la mencionas.
Curiosos muchas cosas que mencionas, no tenía idea que se haya prohibido en Italia.
Sin duda una obra a reinvindicar :)

Un abrazo.

David Amorós dijo...

Pues quizás sea cierto que no haya un guión estructurado y la película sea una concatenación de gags pero es que cada linea de estos gags es tan brillante que todo lo demás importa bien poco. Yo no soy fácil para las comedia, pero los Marx y sobretodo "Sopa de ganso" es que es muy buena. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Fue la última película en la que los Marx dejaron via libre a su humor surrealista. Al llegar a la Metro se vieron "domesticados" y obligados a introducir una historia amorosa y más números musicales. Saludos. Borgo.

Jesús Fariña dijo...

Indiscutible clásico de unos de los grandes cómicos que nos ha dado el séptimo arte. Ësta junto "Una noche en la Ópera de mis favoritas de los hermanos Marx. Un saludo Javi.

Sidhe dijo...

Aunque me gusta mucho la verborrea de Groucho confieso que mi favorito de los tres siempre fue Harpo, de hecho alguna vez después de reírme como una posesa con alguno de sus gags luego cuando se ponía a tocar el arpa me quedaba dormida jajaja

Javier Simpson dijo...

Gracias por comentar. Estos días a penas puedo entrar en Internet por unos asuntos que tengo que resolver que espero no me lleven demasiado tiempo. En cuanto pueda volveré a daros las palizas a las que acostumbro jjjj Un abrazo

Emilio José Pazos dijo...

Muy buena entrada. Aunque no me parece la película más desternillante de ellos, si me quedo con dos escenas que creo que si son de lo mejor de ellos, toda la fanfarria inicial para recibir a Groucho, la escena del espejo, es buenísima y creo que es la mejor de la película y casi, casi de lo mejor de la filmografía de los hermanos Marx, pero con lo que me parto es con la escena del puesto de vendedor. Hay que ver como se la lían con el sombrero...
ja, ja, ja. Zeppo, decidió dejar el negocio familiar y siguió su vida haciendo negocios con el ejercito y montando una empresa armamentística. Siempre había sido un manitas y la verda es que se veía eclipsado por sus hermanos.
UN saludo.

C. Noodles dijo...

Por Dios , casi me pierdo esta Sopa tan maravillosa.

Los hermanos Marx, y sobre todo Groucho, es de lo mejor que le ha pasado al cine en toda su historia.

Aunque muchos numeros musicales sobran, los inimitables gags son antológicos. Los más grandes!

Un abrazo.

Ariadna dijo...

Creo que de los hermanos Marx sólo he visto Una noche en la ópera, es muy divertido ese humor tan surrealista y disparatado que tienen. A veces parece que no tiene ningún sentido, jajaja. En qué peli era lo de "la parte contratante de la segunda parte"?...

Jordicine dijo...

De los hermanos Marx, que siguen siendo muy actuales, me gusta todo. Un abrazo, Javier Simpson. Muy buena entrada.

ethan dijo...

Con Sylvania a cuestas (mi entrada de esta semana)... qué coincidencia.
Magnifica película, sin duda obra cumbre de ese humor surrealista y personal de ciertos hermanos que eran cinco, pero eran tres.
Un abrazo.

Javier Ramírez. dijo...

Javi pasate por el blog, aunque tan solo para que veas que por una petición tuya ahora tambien publicare sobre pel´cilas que no son de animación .un saludo.

Javier Simpson dijo...

Gracias, gracias a todos por los comentarios, amigos.
En cuanto pueda retomaré mi actividad blogera habitual.

Un abrazo

Víctor M. Lázaro dijo...

Siempre he acabado sucumbiendo al humor de estos hermanos, por una cosa o por otra me entretengo y expando mi mente (metafóricamente hablando, claro). Además todas sus películas tienen una intrahistoria a cual más divertida y surrealista. ¿Para cuándo una buena peli sobre sus vidas y sus rodajes?

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Gracias, Víctor. Un saludo. No estaría nada mal hacer una sobre estos granujas; creo que se lo merecen y habría mucho y bueno que contar.

Ciao

Möbius el Crononauta dijo...

¿La mejor película de los Marx? Creo que ahí ahí está con "Una noche en la ópera" y alguna más.

Hace tiempo que no me pego una buena sesión hnos. marx, tendré que remediar eso...

saludos

Johnny dijo...

Todo un clásico maravilloso. Curiosa esa incoherencia de Mussolini en cuanto a la censura que demuestra las incoherencias de los dictadores. Saludos.

Javier Simpson dijo...

Crononauta
Sin duda. Tiene unas cuantas magnificas y entre ellas, desde luego, Una noche en la ópera. Me hace mucha gracia El hotel de los líos también.
Johnny
Y tanto. En este caso como no le tocaba a él directamente (me refiero a la de El gran dictador) lo dejó pasar :-)