" cinódromo: Pijama para dos/ Delbert Mann/ Estados Unidos 1961

jueves, 26 de julio de 2012

Pijama para dos/ Delbert Mann/ Estados Unidos 1961




Creo que la mayoría de los que lean esta pequeña reseña no van a estar muy en mi línea al hablar de esta conocida comedia protagonizada por Rock Hudson y Doris Day. En general la peli la ponen bastante bien en algunas de las webs a las que le he echado un vistazo. A mí no me gustó a pesar de haber alguna que otra escena simpática. No me parece una buena comedia, ni mucho menos, y a continuación diré brevemente por qué:

Percibo momentos wilderianos de comedia en las situaciones alocadas que se dan; sólo que en Billy Wilder se exageran de un modo convincente mientras que en la película de Delbert Mann (director, curiosamente, con títulos tan destacados como Mesas separadas o la también excelente Marty) se presentan de un modo entre ingenuo y surrealista.


En Wilder hay ingenio, chispa, locura, diversión y credibilidad dentro de lo que es la esencia del género, unido a unos diálogos que rebosan cinismo pícaro y agilidad. En Pijama para dos, sin embargo, lo que contemplamos no terminamos de creérnoslo en ningún momento por postizo, artificioso, de una ingenuidad (cosa que para nada le ocurre al cine de Billy Wilder, sino todo lo contrario) cercana al Disney de las películas no animadas, si somos suaves, o a Barrio Sésamo si nos ponemos más duros en nuestra crítica, repetitivo, alargando la engañifa hasta límites insospechados como una goma que se utiliza sin pudor alguno, y por ser muy, muy ñoño y bastante tonto lo que se nos cuenta y el modo en el que se hace. A mí esa fue la sensación que me ha producido esta popular comedia.



23 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

David dijo...

Jajaja ¡Qué severo te has puesto Javi!
No es para tanto hombre, que la serie de comedias protagonizadas por Hudson y Day tienen su encanto y te arrancan más de una sonrisa. Además siempre está por ahí Tony Randall que es un secundario que a mi me cae estupendamente.

Si te pones a compararlas con Wilder... pues hombre no hay color; ni la inteligencia, ni la acidez, ni la vigencia.
Lo de "Pijama para Dos" es una comedia romántica al uso, pop y tontorrona.
Si no has perdido totalmente el valor después del visionado, te sugiero que te atrevas con "No me mandes flores" que es la mejor de toda la serie en mi opinión.
Quien sabe igual hay posibilidades de reconciliación entre Javi y el tandem Hudson-Day.

Un abrazo fenómeno.

Javier Simpson dijo...

Sí, si puede que tengan su encanto, no lo dudo, David, pero uno no está para ciertos encantos. No pude con ella. Seguro que en esto influye mucho el gusto, y a mí la mezcla me dejó pasmado.
Randall está como una cabra ;-D y es un chicuelo obsesionado con su empleado Rock Hudson. Quizás haya en él algo de gay ;-P Y Doris Day es ñoña como la madre que la parió. La típica señorita que tiene la oportunidad de pillar cacho con un buen semental y se comporta como si se hubiese subido a la nube más alta…hasta que descubre la movida y se pone como una verdadera histérica :-D

Tendré en cuenta la recomendación de No me mandes flores; seguramente la vea por ser tú el que me la recomienda. Seguro que no es tan mala como ésta :-P ;-)

Un abrazo, David. Pásalo bien por Ibiza.

Manderly dijo...

Pues tienes bastante razón! Tanto 'Pijama para dos' como 'No me mandes flores' son muy inferiores a 'Condidencias a medianoche'. Yo creo qu e'Pijama para dos' es superior a 'No me mandes flores'.
Saludos.

daniel dijo...

La agarré comenzada hace tiempo por TCM, y recuerdo vagamente algo del film (lo cual no es buena señal en cierto modo). En todo caso, es una comedia olvidable y sin mucho nuevo o bueno que aportar :/

Un abrazo Javi.

Raül Calvo dijo...

Javi, a mí estas comedias sí me hicieron gracia. De todos modos, creo que haces mal en compararlas con las comedias del maestro Billy Wilder, ya que son dos estilos (e intenciones) completamente distintos. Es como comparar un western de Sam Peckinpah con otro de Howard Hawks: sí, son pelis del oeste pero de mundos completamente distintos. Lo que quiero decir es que Wilder tiene un estilo más bien ácido, irónico, en ocasiones despiadado y negro. Las comedias de Hudson y Day son herederas de las screwball de los años 30/40, no tienen ninguna intención realista, todo lo contrario, lo que las acerca más a los musicales. Son fantasías bienintencionadas que explotan la eterna guerra de los sexos.

Como digo, a mí me hacen gracia, especialmente los diálogos, muy ingeniosos en ocasiones (en VO, claro, no sé como será la película doblada).

Javier Ramírez. dijo...

Hola Javi hacia tiempo que no publicabas, no conocia la película. Pero al parecer tiene un trozo con un buen sabor y otro sin sabor. jejeje. Muy buena entrada, un saludo.

CreatiBea dijo...

La vi hace tiempo pero no me acuerdo de nada... eso me lleva a pensar que, como bien dices, debe ser una comediucha que no deja huella.

Un abrazo

abril en paris dijo...

Estoy de acuerdo con lo que te comenta Raúl, comparar éstas comedias con las de Wilder es hacerles un flaco favor..no hay color..comparar un jamón corrientito con jabugo ;-P
Tienen su encanto..eso sí pasadisimo de moda. Hacen sonreir pero por lo ingenuas.
A mi de todas ellas la que más me gusta es Confidencias a medianoche y sobre todo por Thelma Ritter que me parece una secundaria de lujo.
Tienes razón en lo que se refiere al personaje de Doris Day es tan exagerado que resulta esperpéntico.
Los códigos de conducta han cambiado mucho y ver éstas pelis con los "ojos" de ahora es imposible.Tambien cuenta el gusto personal, claro.
Curiosamente las comedias de los años 30-40 resultan más modernas que éstas...pero está bien repasarlas todas para tener una idea general de cómo evoluciona o involuciona el cine.

Un bico Javi :-)

Roy Bean dijo...

Tendría que revisarla, y es que lo último que he visto de pijamas, ha sido el musical "Pijama Games", un musical quizás no muy conocido en la que también sale la Day.

Esta ver la he visto, seguro, pero no recuerdo prácticamente nada.

Yo también creo que es pecado mortal mentar a Wilder y compararlo, no se lo merecen ambos.

Saludos
Roy

PEPE CAHIERS dijo...

Pues tiene usted mucha razón y es que ésta y "Confidencias a media noche" son algo blanditas. Si se quiere una comedia mucho más brillante de este estilo y con Rock Hudson, tenemos "No me mandes flores" y, sin duda alguna, la estupenda "Su juego favorito".

Javier Simpson dijo...

@ Manderly

Hola. Ahora tendré que ver no sólo la que me recomienda David sino Confidencias a medianoche para saber si alguna de estas merece la pena.

Un saludo, Manderly. Gracias por comentar.

@ dani

Estoy de acuerdo. Y en mi caso no sólo eso, dani, se me hacen demasiado tontas, pero de una tontería nada simpática como sí le podían ocurrir (y vuelvo a compararlo con Wilder) a pelis tipo La tentación vive arriba.

Un saludo, dani. Gracias por pasarte.

@ Raül

Estoy totalmente de acuerdo contigo referente a las diferencias (cosa que también hice yo en el post de modo escueto) entre las comedias de Wilder y ésta, pero no creo que esté mal compararlos porque en Pijama para dos hay situaciones que recuerdan en el tono alocado, y a veces tonto, y en ciertas situaciones a comedias (como le comenté a dani más arriba) como La tentación vive arriba o Uno, dos, tres (ingenuidad absoluta en la escena en la que el profesor, engañando a Doris Day, le insinúa que quiere ir a ver chicas de cabaret que se quedan muy ligeritas de ropa. Esta escena es picante, e incluso Rock Hudson se muestra pícaro para convencerla, pero se hace muy ñoña, muy ingenua, sin chispa ni esa viveza, sobre todo por el ritmo, que había en, por ejemplo, Uno, dos, tres, u otra como Bésame tonto. Y hay unas cuantas escenas más que me hicieron recordar a cosas de Wilder; aunque, es cierto, no son lo mismo, ni tan siquiera en la intención… otra escena: cuando Hudson, al principio, se queda con el cliente que ya tenía casi en el bote Doris Day. Las situaciones en el cabaret, en la fiesta posterior, la cogorza que se pillan y todo lo picante que tiene…).

En cuanto a lo que dices respecto a que tienen mucho de las screwball o de algunos musicales, eso podría darle cierta verosimilitud, lo que ocurre es que en esas screwball clásicas yo me lo creía mucho más, como en los musicales. En esta peli a mí casi todo me resulta imposible. Tal vez no case tan bien la locura con esa ingenuidad que demuestra la peli, no como le ocurría a Wilder donde esa locura mezclada con aspectos más pícaros, a veces mordaces, o, como dices tú ácidos, le daban al todo credibilidad y mucha gracia, además de ser muchísimo más ingeniosas… pero esto era porque las comedias de Wilder eran redondas en su concepción y en los resultados y las pelis como ésta a mí no me lo parecen.
Evidentemente el resultado final, el conjunto, viéndola como un todo se hacen muy diferentes, parecen sacadas, como muy bien vuelves a decir, de mundos diferentes…la comparación fue de una parte importante, por lo menos para mí, no del todo.

Un saludo, Raül. Gracias por comentar.

@ Javi

Ando muy ocupado. A ver si poco a poco voy entrando y comentando en otros blogs, Javi. Sí, tiene cosas con las que te ríes algo; pero no me convence en general.

Un abrazo, Javi. Gracias por comentar.

@ Bea

No es buena cosa eso, Bea. Con esta peli hay para todos los gustos, todos respetables, naturalmente.

Un abrazo. Gracias por comentar, Bea.

@ abril

Sí, en este caso queda mal parada Pijama para dos. Pero yo hice la comparación por similitudes; aunque después haya diferencias abismales. Es, en este caso, como un punto de unión del que salen do líneas que divergen hacia el infinito separándose abismalmente.

Un abrazo, abril. Gracias por pasarte. Otro bico para ti.

@ Bean

Muy bueno lo de Pijama Games, Bean jaja La verdad es que siendo un musical y saliendo Doris Day casi me voy a abstener. Con una me llegó por el momento; eso no quiere decir que ahora tenga vetada a la pobre chica, para nada, pero tiempo al tiempo…
Si la comparación ha sido un pecado mortal me arrepiento de todo corazón; no era mi intención ;-P

Un saludo, Bean. Gracias por comenta.

@ PEPE

Sí, demasiado blandas para mi gusto también. Hay que ponerle algo de mala leche a veces y hacer crítica ácida (como bien dijo Raül antes); y vuelvo a Wilder… son esas las cosas que las hacen tan diferentes.

Un saludo, PEPE. Gracias por tu aportación.

Javier Simpson dijo...

Otra cosa más que se me olvidó en el anterior comentario: creo que la esencia y el tono que se da en una peli romántica como la presentada aquí quedaría mejor, por ejemplo, en pelis del tipo de El profesor chiflado, o alguna por el estilo.

ricard dijo...

Pues no te lo voy a discutir, más que nada porque las películas de Rock Hudson y Doris Day siempre las confundo y no estoy muy seguro de haber visto ésta. Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Mejor, ricard, que ya eran muchos discutiéndomelo :-P
Al parecer son parecidas casi todas. A algunos les convencen más unas y a otros otras. No sé muy bien porque yo de la pareja sólo he visto ésta.

Un abrzo. Gracias por comentar, ricard.

GCPG dijo...

Pues como dicen por ahí, no se puede comparar con Wilder. Qué pocos directores aguantan la comparación con él, ¿no te parece?

El problema es que te has puesto a hablar de pijamas en pleno verano, y claro, con el calor que hace...

No me acuerdo mucho de esta película, que la vi hace siglos, pero la recuerdo con encanto, dentro de que se trata de una historia banal, con la única pretensión de sacarnos alguna sonrisa, y que posiblemente alguna escena se haya quedado anquilosada en su tiempo y sea poco extrapolable.

Saludos

Javier Simpson dijo...

Sí, Wilder es único y en cuanto a eso pocos aguantan la comparación, eso lo tengo claro; la comparación la hice porque algunas cosas me recordaron a comedias de Wilder, escenas sueltas que podrían entrar en algunas comedias de Wilder, con las diferencias que comenté, pero que puestas en el contexto general de la peli de Delbert Mann tienen poco que ver, eso sí que es verdad.

Un saludo, Gourmet. Gracias por pasarte. Pásalo bien en verano.

Sese dijo...

Todas las comedias de Hudson y Doris Day las pongo en el mismo saco, no se pueden comparar por calidad con las de Wilder u otras antecesoras como historias de filadelfia o la feria de mi niña.

Eso sí, no tengo tan mal concepto de ellas pues pienso que no son pretenciosas y cumplen el objeto par alas que fueron creadas: divertirnos.

Saludos

C. Noodles dijo...

No son grandes comedias, son entreñables, en donde los actores suelen ser lo mejor de la función.

Seguro que a los guiones le falta el gran talento y la mala leche de Wilder, pero es que Billy son palabras mayores.

Me gusta más, la Beatrice Dalle que has puesto.. jeje.

Un abrazo.

Víctor M. Lázaro dijo...

Mesas separadas me pareció excelente, así que seguramente le daré una chance a esta peli que todavía no he visto.

Un abrazo.

Javier Simpson dijo...

Sese
Eso sí, pretenciosas no son, y divertirnos…a algunos :-) Creo que de la gente que entró a comentar hay a quien le gusta más esta peli que a quien le disgusta.

Un saludo, Sese. Gracias por tu sinceridad.

Noodles
Algo de entrañable le reconozco, pero supongo que eso, como en otras muchas cosas, irá en el grado. Para mí esta peli es más tonta que entrañable, Noodles.

Gracias por comentar, amigo.

Víctor
Sí, Víctor, estoy contigo: Mesas separadas es una muy buena peli; pero no te esperes algo ni remotamente semejante. De hecho, y como comenté antes, no sé como un director que hizo esta peli que dices y Marty ha podido hacer algo tan diferente y de resultado tan controvertido. Creo que de esta se puede discutir, y mucho, sus valores fílmicos, de las otras dos hay menos duda, creo yo (de cualquier forma el gusto de uno es lo más importante, eso también es cierto, y que diga mucha gente de una peli que es buena no significa que tenga que gustarte por narices…)

Un saludo, Víctor, y gracias por comentar.

Javier Ramírez. dijo...

Hola Javi simpson Gracias por tu comentario tras mi vuelta de mi viaje jejeje. Creo que tengo el mismo problema que tu tenias hace tiempo de no poder comentar en los blogs no puedo añadir ningun perfil en comentarios nisiquiera anonimo en fin no puedo ponerme al día con el resto de los blogs. sabrias darme algun consejo. por cierto entre mis cambios esta tu peticion de añadir peliculas que no son de animación tenia pensado hacerlo con Prometheus pero me a parecido una mierda de pelicula y no me apetece comentar sobre ella. un abrazo y gracias.

miquel zueras dijo...

¿Cómo te puedes creer a Doris Day que la ves cocinando un pollo con un vestido de satén color rosa? ¿Resulta además creible Rock Hudson intentando ligársela? Los dos tuvieron películas mejores sobre todo con Tony Randall, un buen secundario. Saludos. Borgo.

Javier Simpson dijo...

@ Javi
Hola, Javi. No, ese problema no recuerdo haberlo tenido. Tuve algunos con el avatar de la foto que no salía en algunos comentarios. Creo que el problema fue por cambiar algo de los códigos HTML. También tuve algunos problemas cuando quería poner algún blog como seguidor, y eso ocurrió porque tenía más de un perfil y con alguno de ellos no lo conseguía… creo que nada más. El único consejo que te puedo dar es que no hagas muchos cambios en la plantilla del blog. Prueba a restablecer valores predeterminados de todos modos, pero copiando tu código por si no ta va bien para poderlo poner otra vez si te resulta mejor.
De Prometheus no oí casi nada bueno. Creo que pasaré de verla; por lo menos ahora. Tal vez más adelante y si me da por ahí sí la vea en dvd.

Un saludo, Javi, y espero que soluciones el problema. Otra opción sería ponerse en contacto con Blogger porque yo, y lo siento de veras, no tengo mucha idea; no creo que pudiera ayudarte, aunque pusiese toda mi intención.

@ miquel
Uff, la verdad es que sí, te doy la razón. Es bastante antinatural :-D

Un saludo, miquel. Gracias por comentar.