" cinódromo: Atticus Finch

martes, 5 de junio de 2012

Atticus Finch



Atticus Finch es abogado en una pequeña localidad del estado de Alabama, viudo y con dos hijos: Jean Louise Finch, a la que todos llaman Scout, y Jeremy Atticus Finch, al que se conoce por el sobrenombre de Jem.

El personaje de Atticus Finch se observa desde los ojos de un niño (sus hijos y el amigo que viene en verano desde fuera) como una figura ejemplar y en la que fijarse. Scout y Jem estarán orgullosos de tener un padre bueno y fuerte, un gran padre. La idealización moral de Atticus se agrandará aún más a los ojos de sus hijos. Para ellos el padre representa los mejores valores que hay en un hombre, pero no sólo morales sino de otro tipo que tiene que ver con la habilidad, o seguramente con la fortaleza física, aunque no se llegue a demostrar en la película este último rasgo (habilidad: escena del perro rabioso. Su padre, aunque no quiere dispararle – rasgo de modestia –, terminará haciéndolo ante la negativa de su acompañante quien teme errar el tiro. Atticus acertará el tiro a la primera ante la mirada perpleja de sus hijos y la criada negra que observan el suceso desde el porche de la casa. Después el acompañante les dirá a los hijos que su padre es el mejor tirador con rifle del condado)


Atticus es un hombre sensible que procura siempre ponerse en el lugar del otro y que demuestra una gran empatía por los semejantes. Es querido en general, independientemente de los prejuicios de mucha de la gente del lugar. “No comprenderás nunca a una persona hasta que consideres las cosas desde su punto de vista”, le dirá Atticus a su hija Scout.
La amabilidad del abogado es manifiesta y su tacto para demostrarla es en ocasiones de una simpatía que resulta enternecedora (escena con la vecina gruñona). Esa, llamémosle “hipocresía”, (aunque se podría decir mejor que actúa como un sensible comediante) es totalmente positiva y aceptable ya que se realiza para hacer sentir bien, o mejor, al otro.

En una escena en la que escucha hablar a sus hijos se aprecia la gran añoranza que Atticus siente por su fallecida esposa. En esos momentos duros piensa como podrá educar a sus hijos sin ella; un sentimiento de tristeza asomará en su semblante.

El protagonista de Matar a un ruiseñor es un hombre valiente, que demuestra su coraje en multitud de ocasiones, no sólo aceptando y luchando (poniendo toda su pasión e interés) en un caso impopular e injusto, en el que se aprecia el racismo que todavía existe en una gran parte del sur del país (representado en el pueblo en el que tienen lugar los acontecimientos) sino en otras circunstancias más explícitas y directas, como en la escena en la que un grupo de hombres del pueblo quiere llevarse al acusado del lugar donde está retenido para, seguramente, lincharlo. Su actitud valiente se ve ayudada en este caso por la bondad e inocencia de su hija Scout cuando le habla a uno de los hombres que forman parte del grupo al que había ayudado su padre anteriormente.
Su entereza también se deja notar más que de sobra en las escenas en las que el padre de la presumible mujer violada actúa con bravuconería, según el propio abogado (para no darle una alarmante importancia al hecho, aunque sepa que el hombre puede ser peligroso) y le habla a Atticus con violencia y dejando caer un tono amenazante. El abogado no demostrará en este caso un ápice de debilidad, demostrando una gran firmeza.



Él es un gran padre, un hombre ejemplar que sabe como educar a sus hijos. Es inteligente, noble y transmite sus conocimientos de la mejor forma posible, por lo que es el candidato ideal para ser el mejor formador.
Sus buenas facultades como padre son similares a las que posee como hombre de leyes. Atticus es un gran abogado: inteligente, de firmes convicciones, justo, intuitivo, que lucha contra los prejuicios de una sociedad racista y violenta. Su tolerancia en un entorno hostil hará de él alguien más fuerte y comprensible.
La rebeldía de Atticus se representa en su hija Scout cuando se pelea en el colegio por todo lo malo que le dicen acerca del padre. Scout se pelea contra la intolerancia y el fanatismo racial. Su padre hubiera actuado igual que ella si se dejase llevar por el lado más emocional (violencia contra la injusticia), el que utilizan los niños cuando tienen que resolver un conflicto importante; pero su padre sabe que la violencia no está bien porque eso es usar las mismas armas que el que te ve como oponente y porque la violencia atrae más violencia. Otro mensaje educador que dar a sus hijos.



Atticus representa la lucha contra los prejuicios, el coraje hacia las causas justas en medios hostiles, la tolerancia necesaria para que haya justicia en general, y racial en particular. La dignidad humana y el respeto por el otro formarán parte de su esencia como persona, alguien que ama la civilización, la paz y la vida con respeto hacia los demás y en buena convivencia.
El personaje que interpreta Gregory Peck es un personaje claro, de fácil análisis y una gran pureza (idealidad) porque le faltan contrastes, o ambigüedades marcadas, que puedan hacerlo más humano o más confuso… pero no es que Atticus no sea humano, como supongo que todos sabréis; lo es, pero desde esa idealización del personaje tantas veces mencionada. Antes me refería a humano con sus miserias y sus virtudes.


La escena de Atticus Finch:





Próximo personaje de película: Clarice Starling






37 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Es una película, "Matar a un ruiseñor", que me emociona particularmente. El personaje del que tan bien hablas es impresionante, pero la película es un film de iniciación, de los descubrimientos de la infancia, de la belleza y la incertidumbre en el dolor. La verdad es que al recordarla se me ponen los pelos de punta, pues a las imágenes se añade la música tan melancólica de Elmer Bernstein.

Saludos.

CINEXIM dijo...

Este film lo descubrí tardíamente y me fascinó, se ha convertido en una de mis películas favoritas. Me gustaría mucho leer la novela en la que se basa.

Hice hace poco una entrada desde el punto de vista de Capote, pues él se supone que es el personaje del niño amigo de los hijos de Atticus.

Esperamos ansiosos el retrato de Clarice, ñam ñam ñam

Un abrazo!!!

PD: reconozco haber visto poco cine de Melville y me quedo sin duda con El Silencio De Un Hombre.

Alex Palahniuk dijo...

La película favorita de cualquier jurista. En la carrera siempre nos la ponían y la verdad es que el papel que hacía Gregory Peck es incomensurable. Excelente denuncia sobre el racismo y la marginación que han sufrido -y todavía sufren los afroamericanos en Estados Unidos. Un abrazo, Javier.

Javier Ramírez. dijo...

me encanto la película y su personaje. buena entrada.

deWitt dijo...

Precisamente, en "Hollywood Revelado", libro que saldrá a la luz el próximo otoño, me ha tocado abordar la filmografía de Robert Mulligan y, claro está, "Matar a un ruiseñor" tiene su espacio. Creo - si me lo permites, amigo Javi - Que Atticus Finch ha eclipsado la verdadera esencia de la película. Su personaje es importante, claro está, pero la verdadera protagonista es Scout, su mirada y el viaje iniciático que emprende hacia la madurez.

Proximamente hablaré de "Hollywood Revelado" en yo confieso.

Un abrazo

abril en paris dijo...

El personaje de Atticus marcó a Peck, su pelicula favorita, es más creo que él consideraba un honor haberlo interpretado.
Maravillosa historia, está entre mis diez favoritas. Y desde luego Scout es la que lleva el hilo conductor de la historia, su mirada, la voz en off que cuenta todo lo que vivió y lo que su padre representaba para ella y su hermano. La admiración y el cariño que le inspiraba su padre .. uno de los mejores 'padres' del cine.

Un biquiño

CreatiBea dijo...

No me puedo creer que no haya visto esta película... ves, esto es lo grande de leer blogs... con esta buenísima entrada me has hecho recordar que tengo que verla ya!!!

Gracias!!!!

ricard dijo...

¡Lástima que en mundo haya muy pocos Atticus Finch! En fin, estamos de acuerdo en que "Matar a un ruiseñor" es una gran película. Buen post, Javier, un abrazo.

daniel dijo...

Me encantan estos posts Javi, te lo debo decir, la manera en la que diseccionas y analizas al personaje me parece muy bien lograda. Ahora sí, no tengo nada que añadir a tu estupenda descripción de uno de los personajes más nobles, ejemplares y heroicos que nos ha dado el cine. Atticus es realmente sorprendente, Matar a un Ruiseñor me parece además un drama extraordinario. Peck saca partido a un personaje exquisito. Creo que fue la AFI quien nombró justo a este personaje como el mejor héroe del cine, y argumentos no faltan, porque en realidad creo que es el mejor.

Ya quiero leer sobre Clarice :D

Un abrazo Javi.

Mr. Lombreeze dijo...

Amén Javier, estupendísimo post. A la pregunta de "¿Cuál es tu película de súper héroes favorita?", deberíamos responder "Matar a un ruiseñor".
Yo tengo la fortuna de encontrar en mi padre a mi particular Atticus Finch (aunque yo le llamo "papá" y no por su nombre de pila ;))))

Cristina dijo...

Esta es probablemente la interpretación de Peck que más me gusta. Consigue dar credibilidad a su personaje en un dificil equilibrio entre la firmeza y la ternura sin que resulte sobreactuado. Todo el film tiene momentos entrañables, y el papel del protagonista funciona a sí de bien porque le acompaña un gran guión.
Un saludo, excelente entrada.

David Amorós dijo...

Creo que con Clarice te podrás lucir más en la búsqueda de matices porque Atticus Finch no puede obviar el estar en una plei de denuncia y en ese tipo de pelis los matices no son muy comunes. Pese a ello la película es muy interesante y necesaria y tu post, fantástico. Un abrazo.

Laura Uve dijo...

Ayyy... es el primer personaje diseccionado que te leo. Me gusta el detalle con el que lo haces.

Aunque hace tiempo que la he visto es una de mis películas favoritas y G. Peck está espléndido. Un gran modelo para su hija sobre todo.

Besos!!

Mara Miniver dijo...

Tienes toda la razón. Noble, inteligente, padrazo y... muy guapo.
"Matar a un ruiseñor" es todo un peliculón.

Un saludo

Javier Simpson dijo...

@ Gonzalo
Desde luego. El mundo de la infancia y la transición hacia lo adulto, con el dolor que ello implica, están ahí. La infancia está en la imaginación y la aventura de lo que rodea el mundo de los niños (“Boo” Radley, etc). Lo adulto en el caso en el que trabaja el padre como abogado y lo que le sucede; de todo esto se irán dando cuenta los niños con cierta amargura.

Gracias por tu gran aporte, Gonzalo, y bienvenido. Un saludo.

@ CINEXIM
Yo tampoco la he leído. Estamos a tiempo,CINEXIM :-)
Sí, por lo que he leído en Wikipedia, Truman Capote veraneaba en ese pueblo y conocía a la autora de la novela. Eran amigos.

A ver qué tal con Clarice!

Un abrazo, CINEXIM. Gracias por tu comentario.

@ Alex
Sobre todo en los EEUU. Al parecer la ponen como referencia en colegios y universidades (o no sé si es sólo en coles :-P). Desde luego el abogado Atticus es un buen ejemplo para que se aprendan ciertas cosas básicas.

Un saludo, Alex. Gracias por pasarte.

@ Javi
Era de esperar, Javi. Es una gran y emotiva película. Muy bonita. Un gran clásico que todo el mundo debería ver… joer te he dicho lo que cualquiera sabe jaja

Un abrazo, Javi. Gracias por el comentario.

@ deWitt
Hola, deWitt.
Muy de acuerdo con lo que dices, algo a lo que ya aludo en mi primer comentario (se lo hice a Gonzalo). De todas formas creo que no hay un solo protagonista. Para mí lo es Scout, sí, pero también el padre. Uno no podría vivir sin el otro en el sentido de que se completan para hablarnos de la inocencia, la nobleza, el paso a la madurez, el aprendizaje, etc.

Un abrazo, deWitt. Gracias por comentar.

@ abril
Sospechaba que estaría ahí entre tus favoritas, abril :-D
Como le digo a deWitt, estoy de acuerdo con que Scout es hilo conductor de la historia y la protagonista indiscutible… pero el padre participa de manera decisiva.

Un abrazo, abril. Gracias por el comentario.

@ Bea
No esperes mucho más tiempo. Imprescindible y muy bonita. Seguro que te gusta, Bea.

Un abrazo. Gracias por entrar.

@ ricard
Demasiado ideal. Algunos se le pueden acercar, pero igual… difícil. Enorme peli, sí señor, ricard.

Gracias por pasarte. Un saludo.

@ dani
Gracias, amigo dani. No me extraña que a Peck sea el personaje que más le gustó interpretar de su filmografía… y mira que tiene pelis buenas el tío!. Como bien dices: personaje exquisito.

Un abrazo, dani. Gracias por el comentario.

@ Lombreeze
Gracias, Lombreeze.
Es cierto, es como un superhéroe, como lo podía ser George Bailey. Sus superpoderes se reflejarían en su nobleza. Lo de tu padre es entrañable :-)

Un abrazo, Lombreeze. Gracias por entrar.

@ Cris
Totalmente de acuerdo con lo que dices, Cris. De hecho creo que ese es el único rasgo (contraste) que lo hace más humano: la firmeza y la nobleza, sin apenas afectación, muy equilibrado; por eso es una gran interpretación, y muy sencilla.

Un abrazo y gracias por comentar.

@ David
Creo lo mismo, David. Clarice será un poco más complicada de analizas seguramente. Espero estar a la altura :-D

Un saludo y gracias por comentar, David.

@ Laura
Gracias, Laura. Creo que en este caso no había demasiadas complicaciones en el pequeño estudio.
Desde luego el padre es un modelo y a los hijos no deja de fascinarlos. Lo ven como lo más grande que hay; hay una gran admiración y respeto por el padre… y mucho cariño.

Un saludo, Laura. Gracias de nuevo por la visita.

@ Mara
Mi padre (curioso) también decía que era muy guapo. Digo curioso porque era mi padre quien lo decía y no mi madre… eso siempre me dejó algunas dudas con respecto a la sexualidad de mi padre jajaja :-P

Un saludo, Mara. Gracias por comentar.

C. Noodles dijo...

Gran entrada Javier.

Atticus un personaje imprescindible y uno de los más grandes que ha "parido" el cine.

Un modelo de integridad para todos los abogados etc, y un ejemplo como persona y padre para todos los demás.

Aunque fijaté que yo le veo en muchos momentos con una moral ambigua que no se acaba de decantar.

Un abrazo.

Lillu dijo...

Gran revisión de uno de los personajes más integros del cine. Me encanta esa película, que vi a raíz de haberme leído el libro antes, que también me gustó muchísimo.

saluditos!

miquel zueras dijo...

Atticus ya es un personaje emblemático, quizás la mejor interpretación de Gregory Peck aunque no puedo dejar de destacar los créditos de Saul Bass, geniales como siempre. Borgo.

Javier Simpson dijo...

Noodles
Sí, es un modelo, desde luego. En cuanto a lo de la ambigüedad yo personalmente le veo muy poca; alguna duda sí le asalta, como cuando le proponen defender al hombre negro. El caso puede ser complicado y lo sabe, por eso tal vez esa duda, pero él tiene claro lo que debe defender por principios.

Un abrazo, Noodles. Gracias por comentar.

Lillu
Del libro hablan muy bien. Tal vez algún día lo lea. Un bico, Lillu. Gracias por comentar.

miquel
Para él, por lo que parece, sí que fue su mejor papel. Emblemático, un icono de integridad, un padre ideal. Los títulos de crédito son una maravilla. Bass suele hacer arte de esto.
Un saludo, miquel. Gracias por el comentario.

Antonio de Castro dijo...

No la he visto, pero tengo que verla ya porque todo el mundo habla maravillas de ella, ademas es una pelicula en cuya apreciacion coinciden admiradores con los criterios mas variados. Esta muy bien el retrato que haces del personaje principal, o no tan principal segun comenta De Witt. De todas formas, para mi Gregory Peck sera siempre el protagonista de "El mundo en sus manos".
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Gracias por el comentario, Antonio. Muy bueno, como siempre. Pues fíjate que no sé si he visto El mundo en sus manos. Creo que sí, pero no estoy seguro. A ver si consigo averiguarlo. Lo hubiera hecho o no, intentaré verla.

Un saludo, Antonio

Jesús Fariña dijo...

Muy buena reseña sobre uno de los grandes personajes de Gregory Peck, un saludo Javi!

David dijo...

Supondremos que sí es humano (y que puede existir gente tan buena como esa) porque existe el personaje del que se cogió el molde, ¿no?
Y la escritora estuvo con él toda su vida...
No recuerdo en qué blog alguien se refirió a Atticus como sin sangre. Supongo que sería pensando en la escena en la que le escupían... Pero como dije por allí, un tío que desarmado se enfrenta a una gente que viene con ánimo de linchar...tiene más sangre que la mayoría del resto.
Un saludo.

CINEXIM dijo...

Javier, a mí el film de Schrader me aburrió hasta decir basta pero hay algunas escenas y especialmente la música de Glass que son una maravilla.

Por cierto ¿qué te parece Julianne Moore como Clarice Starling?

Saludos!!!

Javier Simpson dijo...

Jesús
Muchas gracias, Jesús. Sí que lo es, además de popular.

Un abrazo

David
Supongo que sí, David, que hay gente así de buena. Lo que quise expresar es que no presenta a penas contrastes morales que lo hagan más cercano a la gente común. Seguramente que el padre de la escritora era parecido, pero personalmente creo que también lo pudo haber idealizado; después de todo lo que hizo no fue una biografía del padre sino una novela en la que sale él.
No le veo ningún rasgo medianamente negativo, ni tan siquiera se presume. Como mucho su pequeña duda cuando le proponen el caso, su silencio antes de aceptarlo… tal vez no debieron pasar tantos segundos antes de hacerlo ;-P y ser mucho más entusiasta. Y referente a lo que dices del escupitajo, pues opino lo mismo, aunque para otros eso demuestre poca sangre, pero eso no es un defecto después de ver lo otro, eso es simplemente alguien que no usa la violencia por principios (a no ser, supongo, que se usara como autodefensa, o defensa de otro que lo necesitara)…pero intentando ponerme en el lugar de quien dice eso, algo así, escupirte a la cara, normalmente se toma como una humillación, y ante eso… no sé, vamos: que no sería descabellado haberle metido una leche por eso y haber actuado bien.

Un saludo, David. Gracias por comentar.

CINEXIM
Pues tomo nota. Mi buen amigo Rafael me había hablado muy bien de ella cuando la había visto en el cine, me acuerdo, y la tuve desde entonces en la recámara… una eterna pendiente.
Pues esa actriz me gusta y en el papel no lo hace nada mal, pero Jodie Foster en ese papel está muy arriba del pedestal y eso es difícil de superar.
La peli de Scott no me parece mala. Mucha gente la puso a caldo en su momento y para mí tiene partes que me parecen buenísimas, como las escenas en Florencia de A. Hopkins y el inspector italiano con el que coincide, con un lenguaje cinematográfico descriptivo buenísimo. Después se excede mucho y hasta puede que llegue a perder el gusto, eso es cierto.

Un saludo, CINEXIM. Gracias de nuevo ;-D por comentar.

Víctor M. Lázaro dijo...

Para mí es un personaje que irradia perfección, demasiada diría yo, pero realmente me gusta su capacidad para discernir y decidir siempre lo mejor, sobre todo en el contexto histórico en el que se enclava el personaje. No parece tener resquicios de maldad y eso lo hace más interesante porque el más mínimo desliz lo echa todo por tierra.

Un abrazo y buen personaje.

Sese dijo...

Qué casualidad!!!, y es que ayer mismo acabé la lectura de la novela. Y aparte de visualizar constantemente a Gregory Peck y Scout, me ha quedado la sensación de una gran adap tación cinematográfica

La integridad de Atticus resalta más pues su entorno es un caos, unmundo de iunjusticia, odio, intolerancia donde él lucha contra esos vicios y es por ello que destaca más.

Lo malo es que hoy en día aún sería un ente extraño, posiblemente le tildarían de idealista y se reirían de él, y eso que han pasado 75 años.

Son de esos personajes que se te clavan en el alma.

y me atrevo a sugerirte que en este capítulo reserves un post a la matriarca de los Joad, de Las Uvas de la Ira, me gustaría mucho que desgranaras la personalidad de este gran personaje literario/cinematogáfico.

Un saludo, Javi

Jordicine dijo...

La he visto un par de veces y me parece una película fantástica. Me gustan las personas que luchan por sus principios y la justícia. Gregory Peck, además, ha sido uno de los más grandes. Un abrazo, JAVIER.

Einer dijo...

Este es el tipo de personaje que, por lo general, me suele repatear. Sin embargo, en el caso de Atticus tiene algo que lo hace especial y me lo creo totalmente. Me recuerda en algunas cosas a Jefferson Smith, el personaje de James Stewart en Caballero sin espada. Otro que también me creo totalmente.

La película además es estupenda. Y como dijo Homer: "Matar a un ruiseñor no me dio ninguna idea sobre cómo matar ruiseñores; me enseño a no juzgar a la gente por el color de su piel". Buena lección.

También genial la aparición de Robert Duvall (es que es uno de mis actores favoritos).

Un saludo.

Manderly dijo...

Un personaje que ha traspasado la pantalla para convertirse en una referencia en la vida real, sobre todo en ese estilo de vida tan americano...
Peck, en uno de sus mejores papeles al que se quedó unido par siempre.
Buena pélícula cuya base se debe a esa gran novela.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Acabo de ver ahora tu post sobre "The Reptile" y me ha gustado mucho. Es una película injustamente poco valorada de la Hammer que entonces buscaba otros caminos menos trillados.
¿Verdad que Bluberry Hills era aquella cancioncilla que sonaba cada dos por tres en "Doce monos" de Terry Gilliam? Saludos. Borgo.

Javier Simpson dijo...

@ Víctor
Es cierto, Víctor, y más en las condiciones en las que se produce todo. Atticus es un hombre con coraje.

@ Sese
Todo el mundo que leyó la novela opina igual, que es una gran adaptación. En unas condiciones como las que se dan, es cierto que destaca más… contrastes.
Alguien como él hoy sería un luchador y un idealista. Pero con gente parecida, no digo igual porque encontrarla sería muy difícil, las cosas malas se pueden ir cambiando.
Tomo nota de tu sugerencia respecto al personaje de Las uvas de la ira, gran peli. Espero poderlo hacer pronto, Sese.

@ Jordicine
Es cierto, ante todo creo que es eso: la lucha por los principios de uno, por lo que crees que es justo.

@ Einer
Desde luego es especial, alguien en quien fijarse, una referencia. Creo que rasgos de él los tiene mucha gente, gente que destaca y vale, muy capaz, honesta y con un alto valor de lo justo, pero no creo que haya mucha gente que tenga tantas virtudes juntas. Si es que hasta su temperamento es agradable, caray…

@ Manderly
Desde luego, Manderly, una referencia, en este caso americana porque le toca a ellos, pero sus valores son universales. La justicia siempre lo es.

@ miquel
Qué gran peli 12 monos! De lo mejor de Gilliam, junto a Brazil. Pues creo que es la misma canción. Fats Domino es un fenómeno :-D
A mí El reptil me entretuvo en general, pero la Hammer tiene mejores pelis, más entretenidas y con una atmósfera más lograda. En El reptil se aprecian cosas de la productora que le da su encanto, pero está como difuminadas…

Gracias por pasaros y comentar Víctor, Sese, Jordicine, Einer, Manderly y miquel.

Siento no poder entrar estos días tanto como quisiera y contestar antes. Estoy muy pillado de tiempo y no me es posible. Espero ir volviendo poco a poco para poner algo en el blog y entrar en los vuestros. Un saludo.

Susan Lenox dijo...

Yo también lo descubrí tarde, pero después de esto lo he visto varias veces, Matar un Ruiseñor es una gran cinta y que nunca pasará y Gregory Peck, que puedo decirte un actor con unos registros impecables y si se me permite y no me da igual...un hombre muy atractivo.

Biquiños.

Javier Simpson dijo...

Más vale tarde que nunca, Susi.
Desde luego Gregory Peck es un gran actor... lo de atractivo yo no lo veo tanto :-P pero debe serlo también por lo que comentan algunas damas como es tu caso.

Un bico para ti también, Susan. Gracias por comentar.

Emilio José Pazos dijo...

Por suerte es una de mis historias preferidas, porque también había leído la novela, y me parece oportuno el comentario que haces que al personaje de Finch, se le ve con los ojos de un niño, de hecho, la novela homónima va presentando la historia por Scout y Jem, los hijos que se meten en la casa del vecino por correrse unas aventuras.

Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Supongo que tarde o temprano leeré esa dichosa novela :-P

Un saludo, Emilio.

Roy D. Mustang dijo...

Impresionante entrada, Javier. Me encanta como analizas a los personajes, en serio. Poca gente lo hace tan bien, de forma tan clara, directa y sin caer en la pedantería sobreanalítica de la que muchos críticos de cine pecan.

También me he leído el artículo que le dedicaste a El nota y, sinceramente, me ha encantado. La verdad es que todo el mundo tiene algo de Atticus y de El nota. Hum... Perdona si me pongo a divagar mucho, pero me resulta curioso esto de escribir en una misma línea los nombres de estos dos personajes tan distintos entre sí. De todas formas, ambos personajes, cada uno a su manera, son igual de buenazos. El mundo necesita más gente así, jaja.

Espero con ansias más análisis de personajes. Si son tan buenos como éste y el de El nota, ¡bienvenidos sean!

Un saludo.