" cinódromo: Destino final/ James Wong/ Estados Unidos 2000

martes, 20 de diciembre de 2011

Destino final/ James Wong/ Estados Unidos 2000




La verdad es que comienza bastante bien, con un aire misterioso que le hace tener cierto atractivo, aunque pronto se vislumbran ciertos aspectos comerciales que la empiezan a desfavorecer (esos aspectos comerciales que más me repatean), justo cuando el grupo de chicos que viajan a París empieza a entrar en el avión, y el protagonista tiene una especie de sueño- premonición que hace alarmar al resto del pasaje; ahí es cuando te das cuenta  que van a primar más clichés del género que no una historia bien contada de misterio que podría estar francamente bien. Funcionar funciona, como entretenimiento para el consumo de adolescentes sin demasiadas pretensiones, pero, una vez sorprendido al principio, y sabiendo por donde van los tiros, ya no lo vuelve a hacer en ningún momento ni te angustia lo suficiente, y eso, en una historia como ésta, es un fallido intento de recrear situaciones límite de terror. La idea de la peli es buena.



 SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)

La forma en la que explota el avión en vuelo, una vez que salen del aparato los chicos que van a protagonizar el film, con la rotura de cristales y demás, me parece un puro efectismo, nada real, precipitado y nada sugerente. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)




Cuando el negro de la funeraria les insinúa, como si fuese un gurú,  al protagonista y a su amiga que es lo que ocurre, delante del cadáver de la primera víctima después del accidente, te quedas medio sorprendido; aunque no terminas de creerte realmente al personaje secundario que sale unos segundos, y menos dando aquellas explicaciones. Era innecesario, la propia trama iría explicándolo todo, porque una vez sorprendidos con los primeros acontecimientos, esas explicaciones sobraban, además de quitarle misterio a la cinta.
La protagonista del film es la muerte, una muerte que se va cargando a los jóvenes protagonistas que la “despistaron” al principio por no subirse al avión; pero que ahora vuelve con ganas de venganza. Los primeros ataques que hace la muerte parecen ser en forma de líquido elemento.
           
SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
El primer chico que es asesinado es a causa de un resbalón por culpa de lo que parece ser agua viva, con conciencia, con muy malas intenciones. La manera en la que es estrangulado es chistosa, la verdad, muy aparatosa, como si fuera una especie de maniobra de circo tremendamente espectacular; sólo faltaba un repique de tambores mientras sucedía tal despropósito.

A la profesora que es sorprendida por la muerte en segundo lugar le ocurre algo parecido: el elemento líquido, una vez más, se confabula contra ella (una manifestación de la muerte como otra cualquiera, podría haberse manifestado en modo gaseoso, pero tenía capricho de volverlo a hacer en forma líquida. Y otra muerte aparatosa: el ordenador se alió con la urraca negra.
/FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

A muchos les parecerá que este elemento es uno de los mayores  atractivos de la película, la manera de, digámoslo así, pillar la muerte al grupito de desafortunados; pero a mi personalmente no me convenció  ya que es una recreación demasiado desarticulada de la acción, que la entorpece y hace que el ritmo se desajuste; a mi modo de ver hay una inadecuación entre el ritmo normal del film, un ritmo interesante, y el devenir de las muertes, que parecen no acabarse nunca… a los pobres no les da llegado su fin, y eso debe provocar en ellos gran angustia al concienciarse de tal situación, pero esa angustia, que debería provocar en el espectador su propia angustia, no es tal, es más bien cierto asombro por tanta torpeza que determina su propia muerte.




No me convencieron tampoco las coincidencias de los protagonistas en ciertos momentos. Se encuentran algunas veces de la manera más artificial. Hay una escena en la que están hablando, en una terraza, el protagonista y la amiga con la que mejor se lleva y aparece de repente el resto del grupo como por arte de magia: la otra pareja del chulito con su novia rubia en coche, el otro de la gorrita en bicicleta, que casi se espeta contra el coche del chulito medio cocainómano; y es entonces cuando se empieza a sospechar que alguien más va a morir…

SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
…como así sucede.
Pero el protagonista descubre que la muerte sigue un plan preconcebido. La gente que no viajó está muriendo ahora en perfecto orden al que tenían cuando se encontraban sentados en el avión, y la muerte no parece que se esté saltando dicho orden, por lo que ya pueden conocer quien será el próximo en morir. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)

En esto (en el destino propiamente dicho, y en la muerte en sí, y su forma de manifestarse) hay ciertas similitudes con películas como El séptimo sello (lo sé, es un pecado mezclar estas dos películas, pero es una simple comparación en cuanto al destino y la muerte, pero nada que ver jajaja), La niebla, de John Carpenter (una peli en la que unos fantasmas de un barco hundido se vengan de todo un pueblo marinero por su mala vida), o la reciente Señales del futuro. Hay una lucha tenaz contra el destino cruel, y un patrón por el que se guían algunos personajes en dichos films; en Señales del futuro el patrón es claro: el papel con los números, en Destino final el patrón es

SPOILER (No leer el spoiler para no descubrir partes de la película)
el orden de los pasajeros en los correspondientes asientos del avión. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)


El elemento añadido de la policía para dar más tensión al desarrollo del guión lo veo un tanto ingenuo. Hacer  que el protagonista y los que se salvaron de la muerte en el avión parezcan sospechosos es una simplificación vacua de, por ejemplo, lo que era la policía en las películas de Alfred Hitchcok y las sospechas que levantaban en “ dicha institución al servicio de los ciudadanos” cualquiera de los protagonistas acosados en las pelis del rey del suspense (éste sí que sabía llevar el suspense hasta sus últimas consecuencias, con rigor y gran brillantez)

En ocasiones se mezcla lo que debería ser verdadera tensión con momentos puntuales de humor, como cuando van en el coche del novio de la rubia y el chico de la gorra le dice al conductor que vaya despacio y que, mejor, no adelante por la derecha, temiendo a que se la peguen y mueran todos, facilitando así la labor de la muerte que los persigue. Aquí hay un momento de reflexión del novio de la chica rubia en el que, al saber que el protagonista sabe el modus operandi de la muerte, y quién será el siguiente en morir, el chico que conduce comienza a acelerar para poder atraerla  y decidir así él realmente como y cuando va a morir y no la  misma muerte.

Finalmente creo que hay algo que contradice el guión, todo lo que parece ser la trama, el modus operandi de la muerte:
         
SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
…en la escena en la que el protagonista es atacado, cuando conduce en coche para reunirse con su amiga y protegerla de la muerte, ésta ataca a la chica y a él. ¿Cómo es posible? ¿Acaso la muerte no atacaba sólo de uno en uno y siguiendo el orden correspondiente a los asientos del avión? Le tocaba a la chica, si no me equivoco; entonces ¿Por qué la muerte trata de llevarse al otro mundo al chico también si no le tocaba? (Sé que mi argumentación tiene bastante de ingenuidad en la forma de expresarla, pero creo que eso merece una explicación)

14 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Filmception dijo...

La primera está bien dentro de lo que cabe. Las secuelas cansan. Se nota que son más de lo mismo para aprovechar el tirón en taquilla de la saga.

daniel dijo...

Pues me vas a creer Javi que esta vez no coincidimos mucho que digamos. Concuerdo en varios aspectos pero para mi gusto Destino final fue todo un descubrimiento agradable y terrorífico a la vez, como dices la idea inicial es muy buena, pero no creo que todo se desinfle, por el contrario creo que sabe mantener esa tensión y miedo de los protagonistas (adolescentes ingenuos) como debe ser. Es verdad que hay cosas que pasan sobrando y momentos en los que se dejan dominar por los clichés del género y que el desarrollo final peca más de acción que del propio terror, es interesante cómo se desarrollan las muertes.

El propósito de que las muertes sean como bien señalas algo irreales está justamente identificado con el hecho de que La muerte se venga de ellos por no haber muerto cuando les tocaba. Es una venganza que se manifiesta con desenlaces terribles (como el del chico en el baño o el de la profesora). Lastimosamente las secuelas se han ido por lo absurdo y descabellado y lo gore y no han logrado sobresalir en medio de una premisa notable y en cierta medida inteligente y original.

Y respondiendo a tu ultima interrogante pues en realidad no parece ser la que te voy a dar una respuesta netamente como la pelicula sugiere, pero recuerdo que el chico se da cuenta de que seria la chica en primera instancia la que iba a morir y no él, y luego de esa noche tormentosa, la chica es primeramente atacada por la muerte al quedar encerrada en su vehiculo y luego que el protagonista la salva la muerte pasa nuevamente a él y el la vence destruyendo así el patron. Pero esto no termina alli ya que la muerteno puede ser burlada y 6 meses despues continua con ese final que para mi puede sonar artificioso pero brillante a la vez :D

En definitiva me gusta, cada vez que la veo recuerdo la primera vez que me sorprendió y me hizo asustar al mismo tiempo. Puede que su aspecto adolescente y muy comercial le juegue en contra pero aun asi me encanta. Las actuaciones están bien, para sorpresa el trio protagonista (Devon Sawa, Ali Larter y Kerr Smith) cumplen muy bien sus papeles y la musica le da la cuota exacta a la tensión de la pelicula. Concuerdo en que la presencia policial en el film es un poco absurda y no aporta nada a la pelicula.

Hace poco vi Destino final 5, en 3D es genial, pero aun asi no llega a los talones de lo que fue su original.

Y me alargué tanto porque es de las pelis que casi no se hablan pero que me gusta defender xD.

Un abrazo Javi.

Raül Calvo dijo...

He de decir que cuando vi esta peli en el cine en el 2000, me gustó mucho y me pareció muy original. Hay que entender que por entonces se daban los últimos coletazos del revival del slasher que había provocado Scream, que provocó una serie de slashers para adolescentes muy políticamente correctos, predecibles y aburridos. En ese momento, Destino final destacaba por ser entretenida y diferente del resto.

Pero vista hoy día, la película ha perdido parte de su encanto. Los clichés adolescentes le restan un poco de interés y a pesar del interesante planteamiento rápidamente cae en el habitual territorio slasher. A pesar de ello, reconozco que me sigue pareciendo bastante simpática, aparte del factor nostálgico que tiene que fue una de las primeras películas que me regalaron en DVD.

Creo que fue una repetición del momento histórico Pesadilla en Elm Street. Es decir, cuando se estrenó la original Pesadilla en Elm Street lo hacía hacia el final de la fiebre slasher, cuando el género había degenerado definitivamente y se había quemado. Pesadilla era una manera original y diferente de acercarse al género y parecía dar un nuevo giro a lo que se había hecho. Esto quedó poco a poco deshecho a base de secuelas y secuelas y el slasher acabó languideciendo en las estanterías de los videoclubs. Con Destino Final pasó un poco mismo: llegó cuando el género estaba ya quemado (mucho más rápido que en los 80) y parecía ser un enfoque original que luego quedó diluido a base de secuelas y finalmente los aficionados sufrieron unos cuantos años más de terror para adolescentes políticamente correcto hasta que Saw y Hostel cambiaron las tendencias.

Sidhe dijo...

Lo suyo es irse viaje y visionar antes Hostel y algunas películas de la cutre saga de Destino Final (pues ahora que lo pienso y ya que en un suspiro me pongo en mode viaje... jajaj)


Algunas muertes tenían su gracia pero la película en sí no vale mucho ni como humor negro ni como terror, pero entretener, entretiene.


Saludos Javi, Bon Nadal!!

Javier Simpson dijo...

Filmception: Dentro de lo que cabe, no lo niego. Con las secuelas no me atrevo, la verdad, y no porque se me pongan por corbata precisamente ;-P
Un saludo, Film, y felices fiestas. Por cierto, bienvenido por este rincón. Se agradece.

dani: Te agradezco tu comentario lleno de sinceridad, dani. En general estoy de acuerdo con lo que dices, lo que ocurre es que a mí este tipo de cine me cansa y no logro involucrarme lo suficiente con él. No niego su aporte al entretenimiento y que renueva de alguna manera el género del slasher, como dice en el siguiente comentario Raül, pero para mí no llega con esa originalidad que plantea; debería haber más, y la sensación de muy visto para mí es cansina. Reconozco que las formas de las muertes y como se desarrollan tienen su intríngulis y su sentido, como apuntas, pero a mí, no sé muy bien por qué motivo, me parecen como un espectáculo circense protagonizado poco menos que por mimos. El que sean tan largas y aparatosas entorpecen el ritmo del la historia, y eso sé que es una contrariedad siendo la muerte la protagonista y centrándose en su labor macabra, pero yo lo hubiese preferido ver de otro modo, no sé, tal vez más sugerente y menos espectaculo.

Un abrazo, dani. Feliz Navidad.

Raül: Sí, además el paso del tiempo no creo que lograra favorecerla. Yo tampoco niego que cuando la vi me entretuvo, no me pareció un despropósito, ni mucho menos, pero para mí es floja y tiene partes que me tocan un tanto las narices: como dije en la entrada, esos odiosos clichés del género, lo artificial de muchas de las situaciones, la reiteración de las escenas (son todas iguales, no hay matiz de ningún tipo), etc.
Gracias por tu aportación, Raül. Felices fiestas.

Sidhe: Sí, Sidhe, no niego que las muertes en conjunto eran un espectáculo en sí mismas y tenían su gracia, pero una película hay que verla como un todo, no como partes y después juntarlas tú en tu cabeza haciendo una especie de media matemática para ver si te convenció o no. El equilibrio tiene su importancia.

Un abrazo y feliz Navidad, Sidhe.

Susan lenox dijo...

Javi, creo que esta peli, empeze a verla y no paraba de levantarme del sofa, y cuando yo empiezo así
malo...malo, bueno ya me conoces algo, cómo no sea un dramón, o un melodrama, o cine indie, o con mensaje, es que me aburro y ya paso. Ahora me estoy revisando ( cuando puedo) todas las de Bette, así me estoy volviendo más mala que la tiña, jajajaja.

FELICES FIESTAS Y BICOS.

David Amorós dijo...

Pues yo estoy bastante de acuerdo contigo, tiene un inicio esperanzador pero termina por rellenarse de tópicos y sinsentido. Se puede pasar el rato si te gusta el terror pero poco más. Y no se entiende que tenga tantas continuaciones. Un abrazo.

Manderly dijo...

Puf!! El terror adolescente no me atrae en absoluto y después de leer tu opinión seguiré sin verla.
El caso es que hay cuatro secuelas! Cuatro!! Pues será porque ha tenido buena taquilla. Bueno, tiene que haber para todos los gustos.
Saludos.

Javier Simpson dijo...

@ Susi: Tampoco es el cine que más me tira a mí, y con eso no quiero decir que haya cine comercial que merezca muccho la pena.

Petons, Susan

@ David: Eso, para pasar un rato, nada más. Crees estar viendo una película ya conocida, aunque el envoltorio espectacular parezca otra cosa.

Un abrazo, David

@ Manderly: No, no es un género que despierte mucho interés; eso sí, de vez en cuando cae alguna, como puede caer una comedia de instituto, o universitaria muy del gusto adolescente… pero normalmente en estos géneros ya sabes lo que te puedes encontrar ¿excepciones? Creo que no hay, o por lo menos yo no las he visto.

Un abrazo, Manderly.

Gracias a los tres por comentar.

PEPE CAHIERS dijo...

Supongo que toda la energía de este tipo de películas se emplea en la puesta en escena de las muertes. Lo demás es superfluo.

Einer dijo...

Pues a mí es una de las pocas sagas de los últimos años que me gusta. No creo que haya suspense ninguno ni que sea eso lo que se busca. En cuanto se explica la trama ya sabes que van a morir todos tarde o temprano.
La escena que comentas de la funeraria a mí me pareció cojonuda porque el negro es Tony Todd y (es un tópicazo del cine, claro que sí) pero después de Candyman esperas que cada aparición suya sea gloriosa y hasta que el tío tenga poderes. Yo lo vi más como un guiño gracioso a los fans de este tipo de pelis.
Un saludo, Javi.

Javier Simpson dijo...

@ PEPE: Tiempo le meten, desde luego, PEPE. Aunque a mí no me encajen bien hay que reconocerles lo vistosas que son.

Gracias por comentar. Feliz Navidad.

@ Einer: Conozco a Tony Todd de Candyman, una peli de terror con su encanto. Como guiño resulta simpático, pero también tengo el recuerdo de que era un tanto desfase. Creo que no me tomé bien la mayoría de las cosas de esta película porque me dejó de interesar a los cinco minutos y mi sensación era la de ver más de lo mismo en un género que parece estar estancado desde hace tiempo y que no logra evolucionar como a mí me gustaría.

Un abrazo y felices fiestas, Einer.

Ariadna dijo...

Hola Javi, a mí me gustó mucho la primera Destino final, me pareció bastante original para ser una peli de terror adolescente; además es un género que también me gusta, excepto cuando se vuelve demasiado gore... de las secuelas, he visto la 2ª parte, que también me entretuvo mucho, y en la 3ª la verdad es que me dormí, jajaja. Dicen que la 5ª y última (hasta ahora), es mejor que las anteriores, igualando casi a la 1ª. Supongo que la veré en dvd cuando salga. Un abrazo!

Javier Simpson dijo...

Esta que vi tiene su punto entretenido, pero me parece muy para adolescentes. Es como esas pelis de animación que son muy para niños, están divertidas, pero no les encuentro nada especial.
De todas formas hay pelis de terror que están muy bien, aunque estén hechas para el consumo adolescente, como las hay de animación (muchas magistrales, sin duda)

Un abrazo, Ariadana