" cinódromo: El arco/ Kim Ki-duk/ Corea del Sur 2005

miércoles, 8 de junio de 2011

El arco/ Kim Ki-duk/ Corea del Sur 2005



Producida por Happinet Pictures y Kin Ki-Duk Films, su presupuesto fue de 950.000 $ y distribuyó Golem.
Se rodó en el mar cerca de la “roca de las Hadas” en el pueblo de Euolwang, en Incheon, en un viejo barco de pescadores que se reparó y se echó a la mar. Como el barco era el único decorado prácticamente de la película, el encargado se empeñó en que debía encajar a la perfección con el paisaje marítimo. Antes de comenzar el rodaje se invirtió mucho tiempo en decorarlo; había que transformar un barco común en un lugar para pescar en alta mar. Su reducida cabina debía convertirse en una habitación para el viejo pescador y la muchacha. En la escena en la que el viejo pescador predice el futuro, la chica debía columpiarse delante de un retrato de Buda mientras que el pescador disparaba una flecha hacia el cuadro. El realizador encargó al pintor Jung Byung-Gook que pintara un Buda tradicional coreano.

El jefe de atererezzo pensó en hacer un arco nuevo artesanalmente, pero Ki- Duk eligió comprar un arco cualquiera; envolvió los extremos con telas de colores, para que fuese un poco más llamativo y se dio pátina a la madera para que pareciese más fuerte, pero usada.
El rodaje comenzó el 2 de Enero del año 2005 y duró 17 días en un barco que carecía de un lavabo en condiciones o un sitio donde resguardarse del frío invernal. 



El guión de la película es del propio director, así como el montaje. El director de fotografía es Jang Seung-Baek, el mismo que el de Hierro 3. En cuanto a la música, el director se preguntó si sería posible sacar notas musicales de la cuerda del arco; ante la imposibilidad de conseguir un buen sonido se decidió usar un violín coreano al tocarse como se podría hacer con un arco. Kim Ki-duk tuvo la oportunidad de oír un concierto de Kang Eun- Il y se quedó maravillado. La música le pareció escrita específicamente para la película por lo que se utilizaron dos piezas para cuerda de Kang Eun-il, Desaparición y Vuelo.
Se presentó en el Festival de Cine de Cannes dentro de la sección Una cierta mirada y en la sección Zabaltegi del Festival de Cine de San Sebastián.
Esta es una película con la sensibilidad que sólo los orientales saben darle a su cine, muy poética y visual, no en cuanto a montaje o técnicas cinematográficas que tengan que ver con lo tecnológico, sino más bien por una puesta en escena y una forma de moverse, de mirar o de expresar emociones que se veían en otros tiempos, yo iría hasta muy lejos: los comienzos del cine, el cine mudo que expresaba tanto con miradas o gestos y que también era muy visual porque la imagen y su significado lo eran todo. Y ésta de Ki-Duk, como todas las de su cine,  podrían haber salido perfectamente de aquél cine mudo, pero si lo viéramos, o nos lo imagináramos más bien, en blanco y negro.
Como todas las de Ki-Duk la historia es extravagante. Aquí hay poco diálogo. Importan las emociones que se expresan por distintos caminos y cómo el film es contado con calma y sencillez. Lo sugerente de la historia hace que se puedan interpretar muchas situaciones. No se sabe muy bien por qué la protagonista tiene ese vínculo tan especial con el viejo… ¿es una especie de síndrome de Estocolmo? ¿Está realmente enamorado de él, o del chico que la conoce en el barco más adelante? ¿Cómo conoció al viejo, y cuándo? Se supone que el viejo la recogió de la calle cuando era muy niña. Si es así hay un punto bastante morboso y enfermizo en la trama porque ese toque que mencioné antes del síndrome de Estocolmo no sería tan descabellado tenerlo en cuenta, unido a una relación que sería de padre y amante entre la joven y el anciano. Es un encierro y un aislamiento un tanto forzado porque el viejo no le da otra opción más que la de estar con él aislada de todo.



SPOILER (No leer el spoiler en color azul para no descubrir partes de la película)
Hay que tener en cuenta que el viejo la tiene siempre en un barco en medio del mar y la chica no sabe qué es el mundo: sólo conoce el mundo que le ofrece su padre, que también es su amante (descabellado!), porque, curiosamente, la chica ama de una forma singular al viejo, y él a ella, pero con el añadido, por parte del hombre, de que además es un amor posesivo. /FIN SPOILER (Ya se puede seguir leyendo sin problema)
Sin libertad todo lo que consigue el viejo es engaño y manipulación. El amor que refleja la película es enfermizo para cualquiera: el chico que conoce a la chica así se lo dice al viejo; pero los sentimientos de la chica hacia el viejo no dejan de ser contradictorios ya que también lo quiere a su modo, como ella aprendió en ese mundo hermético y triste. Las de Kim Ki- Duk son historias que hacen reflexionar; de todas formas hay una serie de repeticiones y constantes que rebajan un tanto el buen nivel de El arco, escenas calcadas que significan lo mismo y que dan la sensación de que está pasando poca cosa, aunque sí pase.

22 Ya han hecho su aportación. Sigue comentando si quieres:

Mario dijo...

Como siempre las obras de Kim Ki Duk son muy interesantes, despiertan curiosidad, me gusta éste cineasta porque ofrece un cine especial, a veces muy extraño pero siempre moviéndote el piso, creando discusión y despertando el pensamiento. Me ha gustado la reseña de la cinta. Un abrazo.

Mario.

David Amorós dijo...

Estoy de acuerdo con todo, aunque para mí, lo de las escenas calcadas, que es cierto, es parte del estilo de Kim Ki-Duk y no empeora la película sino más bien al contrario. Creo que con esta película el director coreano cerró su etapa más próspera (Primavera, verano, otoño, invierno...y primavera, Samaritan Girl, Hiero 3) y a partir de entonces bajaría unos peldaños su nivel, a la espera de ver la que ha ganado en la Quincena de Realizadores de Cannes. Un abrazo.

deWitt dijo...

La vi en su día y como todo lo de Ki-Duk destaco su poesía. Tu teoría sobre el cine mudo no me parece tan descaballeda y me ha dado qué pensar, jejeje!

Saludos

Lillu dijo...

Nada, pues paso de nuevo de leerte, que ésta también quiero verla XDDD De Kim Ki-duk sólo he visto "Samaritan girl" y me gustó mucho. Si tal ya vuelvo otro día y te cuento :P

saluditos

Worc dijo...

Me ha gustado el relato sobre los entresijos del rodaje. No se si la veré próximamente pero me la apunto como futurible en la lista de películas que me vais recomendando por los blogs.

Un abrazo.

J. feat. J. dijo...

No he visto 'El arco'. Le daré una oportunidad. ;)

Un saludo!!

Isabel dijo...

Joer, pues tiene muy buena pinta aunque enfermiza, me recuerda al Decalogo 4 por el argumento, es una historia de incesto también muy rara, en realidad es un padrasto con su hija.
Me la apunto Javi.
Un abrazo

Outsider. dijo...

Me encanta la foto del fondo del post Javi
no he visto la película pero me a llamado mucho la atención "La roca de las Hadas" y luego sigue la historia del barco, la chica en el columpio el buda pintado y el viejo con el arco buscare la BSO de la película sentire el mismo flechazo que el director por ella, esta claro que el cine oriental esta mas enfocado a los sentimientos y aún así es imposible no caer rendido a su cine buen post saludos.

Bruno dijo...

Igual que a Worc también me ha parecido muy interesante lo que cuentas sobre el rodaje.
Me encanta esta película y su director.
Un saludo Javi ;)

Javi dijo...

Mario: Sí, su aspecto filosófico está ahí, y su gran originalidad; además su cine tiene el añadido del lirismo, con lo que la mezcla es buena y muy interesante, como comentas, Mario. Un saludo y gracias por tu aportación.
David: Es cierto, la repetición es como un minimalismo que es muy intencionado, eso recrea atmósferas como contemplativas que le van muy bien.Primavera, verano, otoño... y primavera se parece mucho a ésta. Yo también espero lo próximo de él con interés; a ver si no nos defrauda. Un saludo, David, y gracias por pasarte.
deWitt: veo cosas del cine mudo en sus imágenes; además aquí se habla muy poco. Son todo emociones y miradas. En el cine mudo había una especie de afectación, a veces exageración, en las interpretaciones, en la expresividad, porque había que sacar las emociones y que éstas fueran muy identificables por el público. Un saludo y gracias por tu comentario, deWitt.
Lillu: Haces bien... total pa lo que hay que leer!! ;-P No, en serio, es buena idea, así no te descubro nada y la puedes disfrutar más. Un abrazo, Lillu, y gracias por venir.
Worc: Suelen tener su interés, sí. Atrévete con ella que es un director diferente, con mucho encanto. Un saludo, Worc, y gracias.
feat: Si lo haces espero que te guste. Nunca está de más proponer cosas que crees que merecen la pena. Un saludo, feat, y gracias por pasarte.
Isa: Su punto morboso es claro, y las contrariedades que salen a relucir también; interesante sin duda hacer algo con estos ingredientes y no salir escaldado. Kin-Duk no lo hace. Decálogo 4 no la he visto, pero ya me has metido el interés en el cuerpo. Un abrazo, Isa, y gracias por tu aportación.
Outsider: Gracias, amigo. Supongo que te referirás a la del buda y la chica columpiándose o a otra de las cuatro restantes; te lo digo porque no sé si te refieres a la del fondo del blog (la oscuridad y la luna reflejada en el mar).
Es cierto, Outsider, es un cine el oriental muy de sentimientos; eso es una tradición en ellos... muy poético como ya hemos comentado casi todos. Te gustará si la ves. Un abrazo y gracias por pasarte, Outsider.

Javi dijo...

Bruno: Esas curiosidades de la producción suelen ser como una guinda que es agradable siempre de leer. Me alegro que te haya gustado la peli, Bruno. Gracias por venir. Ciao.

BCNdays dijo...

La tengo pendiente, sólo he visto Hierro 3 de Kim Ki Duk y me quedé maravillado, con una poesía visual brutal. También me gusta la teoría del cine mudo. A ver si la veo. Saludos!

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Me da que sin ser tampoco una obra menor del director. El gusto excesivo por el silencio en todas sus películas aquí, no me digas por qué pero encuentro que no funciona también, aparte de que el concepto visual es bueno. Es un conjunto muy estético. Un saludo.

ethan dijo...

El cine coreano sigue siendo mi asignatura pendiente. Teniendo en cuenta la cantidad de pelis que me quedan por ver, lo seguirá siendo por un tiempo. Pero apuntada queda.
Saludos!

CINEXIM dijo...

Tomo buena nota!!!

En realidad pasaba por aquí para comentarte que yo vi también recientemente el film de Renoir e hice las comparaciones. Me quedo con la de Buñuel, mucho más contundente. La de Renoir parece un divertimento, con algunos toques muy sombríos.

Un abrazo!!!

Einer dijo...

Una reseña a fondo, Javi. No la he visto, de hecho no la conocía, pero algún día caerá.
Un saludo.

GCPG dijo...

Pues fíjate que admiro mucho a Ki-Duk, pero no es esta una de las cintas que más destaco. Claro está que igualar Hierro 3 y Primavera, verano... es muy difícil. Pero el lenguaje, siempre poético, del director coreano, me pareció aquí un poco antojadizo:

- Hacer sonar al arco. No me gustó en absoluto la parte musical de la película. La idea es muy buena, pero el sonido orquestal del viejo violín me pareció irrisorio. Señor Ki-Duk, si el sonido del arco era malo, exíjale al responsable que haga un arco que suene mejor, pero no nos haga creer que un arco suene así.

- Las predicciones... A ver. Muy bonito eso de predecir el futuro con un viejo que dispara a un buda pintado con la chica columpiándose en medio. Pero me pareció que a Ki-Duk le pareció suficiente con la imagen en su cabeza y poco le importó que luego el resultado no fuera tan impresionante. Pienso en imágenes de otras películas suyas, mucho más poderosas, y esta se me antoja un ejercicio de estilo más bien torpe.

- La relación de la chica y el viejo, lo mejor de la película. Porque, sinceramente, el chico es bastante sosito.

A pesar de los peros, es una película que merece ser vista. Sin embargo, si no se han visto las películas precedentes a esta, yo no empezaría por aquí.

A ver qué nos trae su última película, Arirang, porque sinceramente, sus dos últimas películas me dejaron bastante indiferente.

Saludos, Javi. Excepcional entrada como nos tienes acostumbrados.

Javi dijo...

BCN: Hierro 3 es una de las pelis que está en mi lista de pendientes: una de las que más ganas tengo de ver, pero espero un buen momento porque creo que puede merecer la pena. Un saludo.
Emilio: Sí, no es redonda; estoy de acuerdo. Un abrazo.
ethan: Tampoco he visto yo demasiado cine oriental, no te creas. Yo antes de esta, y como comenta después Gourmet, vería antes Primavera, verano... o Hierro 3, que aunque no la he visto es anterior y hablan maravillas de ella. Un saludo.
CINEXIM: La de Renoir es muy entretenida, sí señor. A ver si puedo conseguir la de Bueñuel. Un abrazo.
Einer: Si lo haces a ver si te gusta. Yo creo que merece la pena, como todas las de su director... aunque tenga altibajos, como todos, incluidos los grandes directores clásicos (Ki-Duk también lo es)
Gourmet: Es cierto, Gourmet, no es redonda y hay escenas que pierden fuerza y no emocionan tanto como, por ejemplo, en Primavera, verano... Ésta es puro lirismo. Gracias por tu halago que creo no merecer tanto. Un abrazo.
A los seis gracias por pasaros y hasta otra, compañeros. Ciao.

daniel dijo...

No la he visto, pero tomo apuntes! Saludos.

Cristina dijo...

No la he visto.
Me interesa el cine asiático por el tratamiento que dan a las emociones y a los sentimientos, tatare de verla.
Muy buen post Javi,
Un saludo

Javi dijo...

dani: apuntes en esa lista que tiene todo el mundo de pendientes? ;-D La mía es bastante larga. Un saludo y gracias por pasarte.
Cristina: El cine asiático, después del americano y el europeo, es el más atractivo sin duda... Gracias por comentar. Un saludo, Cris, y otro para David.

Susan Lenox dijo...

Dentro del cine asiático es una de mis preferidas, asi como su director, Kim-Ki-Duk.
Me gustan ALIENTO, HIERRO 3, SAMARITAIN GIRL por supuesto EL ARCO, AH, se me olvidaba, LA ISLA, muy recomendable, este director es sud-coreano y tiene un cine muy especial difícil de definir, pero muy atrayente, para mi gusto.

Javi, he puesto un contador de visitas y me sale arriba a la izquierda, como podría ponerlo
al final, abajo y ala derecha. gracias.

Petons, petons.