" cinódromo: abril 2013

domingo, 28 de abril de 2013

Miniencuesta 2x1# Personajes Charles Chaplin Vs. Personajes Buster Keaton# Río Bravo Vs. Centauros del desierto






Como si de un juego para niños se tratara, tremendamente sencillo y con su punto de ingenuidad, os traigo una sección en la que podréis elegir una de entre las dos o tres opciones que se ofrecerán en la encuesta propuesta.
En los comentarios sería de agradecer que pusieseis lo que habéis votado, existiendo la posibilidad de matizar vuestra elección con la explicación que consideréis oportuna. Procuraré que la pregunta elegida, unida a las opciones dadas, tenga un sentido claro con el fin de que nadie tenga problema alguno a la hora de decidir.


Charles Chaplin en Tiempos Modernos


Habrá casos en los que se tendrá que pensar la contestación un poco más de lo habitual y hacer un pequeño ejercicio reflexivo o de memoria para elegir; en cualquier caso habrá que decantarse por una de las opciones a pesar de que la diferencia que haya entre una u otra (u otras) sea pequeña.
Por otro lado habrá alguna pregunta cuyo resultado esté claro por anticipado por ser clara favorita una de las opciones. En ese caso lo interesante será conocer el porcentaje por el que ganaría la opción favorita sobre la otra (u otras).


Buster Keaton contemplativo junto a la vaca


Cuando termine el plazo para contestar no cabrá la posibilidad de seguir votando y pondré en esta misma entrada los resultados obtenidos en la encuesta.


John Wayne, Walter Brennan y Dean Martin en Rio Bravo


John Wayne dándonos el culo en Centauros del desierto, de John Ford



Para votar tendréis que desplazaros a la parte superior del blog, justo encima de esta entrada (Las preguntas se ven claramente).

Podréis ir viendo los resultados provisionales (mientras no se termine la encuesta) marcando en VOTAR o en VOTE, pero OJO: no lo hagáis antes de elegir vuestro voto, si no es muy posible que después no os deje hacerlo, o sea: poder votar (debe haber un conflicto ahí raro en las encuestas de Vorbeo  ;-) )


En la miniencuesta de hoy se harán dos preguntas:

   
  1. ¿Qué papeles te hacen más gracia: los que interpreta Buster Keaton en sus films mudos o los que interpreta Charles Chaplin?
  1. ¿Qué película te gusta más: Centauros del Desierto o Rio Bravo?           

La encuesta comenzará el domingo 28 de Abril de 2013 y terminará el domingo 5 de Mayo a las 20 horas aproximadamente.




Resultados de la encuesta y algún apunte:

Con relación a la primera pregunta ha habido un total de 19 votos. Chaplin ha obtenido 11 votos (58%) y Buster Keaton 8 votos (42%). Con respeto a la segunda los votos han sido un total de 15. Centauros del Desierto ha tenido 13 votos (87%) y Rio Bravo 2 votos (13%).



Los resultados de la primera pregunta eran previsibles tanto en el orden como, más o menos, en  la diferencia habida, creo yo. Chaplin es un ídolo de masas y un genio, pero Keaton no le anda lejos y tiene acérrimos que, aunque admiren también a Chaplin mucho, sienten por Cara de palo una verdadera debilidad.



Y en relación a la segunda pregunta comentar tan sólo que era más que previsible que ganara Centauros del desierto; lo que me sorprendió un tanto fue la enorme diferencia entre las dos películas por las que se preguntaba. Una diferencia mayor del 70% - 30% a favor del film de John Ford no pasaría nunca  por cualquier predicción que me hubiera hecho.



Encuesta finalizada

lunes, 15 de abril de 2013

Holy Motors/ Leos Carax/ Francia 2012



Para quien la haya visto sobra decir que es una película muy especial, distinta; queda la alerta para quien aún no tuvo la oportunidad de sumergirse en tan fascinante extravagancia. Ya en sus primeros planos nos damos cuenta de que en el film de Leos Carax, director de quien aún no he visto nada, pero con el que me pienso meter sin falta y con la mayor celeridad posible, hay excentricidad y toneladas de surrealismo.
Cuando comenzamos a observar las evoluciones de Monsieur Oscar nos preguntamos con bastante perplejidad qué diablos hace el tío ese…pero llega un momento en el que es mejor dejarse llevar, disfrutar, aunque no entiendas nada. Después de todo, ¿Por qué ha de significar algo lo que vemos, o gran parte de las imágenes que vemos? Están ahí para que nos impresionen en mayor o menor grado. Hay imágenes, percepciones, que son muy sensibles a nuestros sentidos, a veces las captamos intensamente, pero no tienen por qué significar gran cosa, sin embargo nos pueden remover por dentro por pequeñas que puedan parecer.


 
 En Holy Motors no hay una historia al uso al tratarse de una locura subyugante, hipnótica en ocasiones en lo visual. ¿Tema? Todos y ninguno. La coherencia es difícil o imposible de encontrar, pero entendemos en el fondo, o sospechamos, lo que puede estar sucediendo porque habla de nosotros mismos en diversos momentos de cualquier vida, por muy excéntrica que sea. El sinsentido no deja de ser gracioso habitualmente, o brutal; existen unos contrastes que desarman al más pintado. Esas conexiones tan difíciles de encontrar son marca de su personalidad, pero en el fondo: ¿Hay que entender algo?, o mejor: ¿Hay que entenderlo en su totalidad para darle una explicación convencional? Creo que no hace falta, así está bien, la película es lo que es y está hecha para invadirnos de impresiones sensoriales llenas de surrealismo. ¿Para qué queremos saber qué son los eventos? Presumimos algo, una representación, una película dentro de múltiples películas con personajes que son el mismo y muchos otros, como en una espiral que te lleva al centro y te despide hacia el infinito… (El cine repleto de gente que no observa lo que tiene delante sino que duerme…).
Hay a quien se le puede pasar por la cabeza, como a mí sin ir más lejos, eso de que a dónde querrá ir a parar todo aquello: con un final convincente la peli tal vez se podía catapultar al estatus de obra maestra si se le encontrara un sentido último… pero qué va, no hay explicación; creo que si la hubiera, y contradiciendo a los que la precisaban, la peli perdería gran parte de su encanto.




 


Holy Motors es un sueño envolvente, simbólico, alucinante, no la historia de una chica que vive enfrente de tu casa, con la que hablas en una fiesta y a la que le dices que eres su vecino, que te presenta a sus padres un buen día y de la que te terminas enamorando como un adolescente no sólo por su físico sino por su manera de ser. ¿Hay algo tan evidente como eso y sencillo de entender? Puede, pero desde luego algo muy diferente a lo que es Holy Motors.
Hay a quien esta película le puede parecer cine experimental. Aparentemente sí, pero más bien en el fondo; en las formas no lo es porque creo que el cine experimental lo determina más la forma que el fondo que pueda albergar. Para mi el componente visual de Holy Motors está excelentemente plasmado, impresiona, y eso configura su personalidad, pero no está hecho al azar ya que lo formal es preciso y, esta vez sí, coherente. El montaje que se hace es una maravilla y hace que sus imágenes resulten aún más poderosas y ágiles. Una grandísima, recomendable y especial película ésta hecha por Léos Carax, un gratificante y, no por atrevido y lleno de excesos, acertado descubrimiento.